Los baños de tu restaurante son una parte fundamental de la imagen que los usuarios se forman de tu local. Las personas, especialmente las mujeres, visitan los baños no solo por necesidad. La curiosidad también provoca el impulso de ver qué tal son. ¿Qué elementos puedes incluir?

Tus clientes pueden creer que la higiene y el estado general de los baños, refleja el estado de la cocina. Y si bien esta relación no es exacta, las creencias mueven también las opiniones.

Los baños de tu restaurante representan la intimidad. ¿Y a quién no le agrada sentir que también ese ámbito ha sido cuidado? Si los baños son más que solo su uso sanitario, seguramente el restaurante marcará la diferencia.

Pero no solo son importantes para los usuarios. Las evaluaciones de algunos críticos anónimos toman en cuenta los baños a la hora de valorar el restaurante. Y aunque no existen reconocimientos especiales para ese sector del local, influye.

En su libro “Confesiones de un Chef”, refiriéndose a los baños Anthony Bourdain escribe: “No como en restaurantes con baños apestosos. Que te enseñen los baños. Los baños son relativamente fáciles de limpiar. Las cocinas no”.  Es una llamada de atención para quienes creen que solo la cocina y la sala forman el restaurante.

baños de restaurante

Cantidad de baños para tu restaurante

Es un tema importante. A la gente no le gusta esperar, y menos para entrar a un baño. Además, existe normativa al respecto; la cantidad de baños está regulada por el Decreto 90/2010 y sus modificaciones.  El cálculo se realiza en función de la ocupación prevista.

¿Cómo se calcula la ocupación prevista? Se estima una persona cada metro y medio cuadrado de la salas y terrazas destinadas a clientes. Por ejemplo, si el salón comedor tiene ochenta metros cuadrados y la terraza veinte, la ocupación estimada es sesenta y siete personas.

¿Qué dice la norma?  El decreto mencionado establece que se debe instalar un inodoro y un lavabo por sexo cada cincuenta personas. Si la capacidad estimada está entre cincuenta y cien personas, como en el ejemplo anterior, es preciso disponer de dos inodoros y dos aseos independientes para señoras y el mismo número para caballeros. Se incorporarán además, urinarios en los baños para hombres.

La normativa establece también la obligación de incluir un baño para discapacitados con accesibilidad para sillas de ruedas.  El mismo se puede compartir con uno de los femeninos.

Ideas para los baños de tu restaurante

La preocupación central debe ser garantizar la higiene y el equipamiento básico. Esta será la base. A partir de ese punto, se puede ofrecer todo lo que favorezca el bienestar y la comodidad de los usuarios.

El diseño interior de todo el restaurante, incluidos los baños, es vital para fidelizar a los clientes. Todos los detalles que contribuyan a personalizar esa área del local, serán beneficiosos para las opiniones de los usuarios. Y usuarios conformes y bien atendidos seguramente vuelven.

Hay elementos que son imprescindibles. Otros que dependerán de las posibilidades de gasto, del espacio y de las ideas del encargado de la ambientación.

Imprescindibles:

  • Dispensador de jabón líquido. Se sugiere evitar las pastillas de jabón. El jabón líquido resulta más económico porque tiene menor desperdicio. Además es más higiénica que la pastilla, pues el jabón va directo a las manos y nadie lo ha tocado antes. Por otra parte, no deja residuos ni ensucia tanto como la pasta del sólido.
  • Los grifos. La buena salida de agua de los grifos es un tema clave. Hay grifos que se activan con sensores de movimiento. Resultan sumamente higiénicos, ya que no es preciso tocarlos. La salida de agua debe mantenerse mientras las manos están debajo del grifo, para asegurar el agua necesaria.
  • Secado de manos. Para secar las manos se pueden instalarse dispensadores de toallas de papel y secadores eléctricos. Los dos sistemas se complementan. No olvidar el recipiente para descartar los papeles una vez que se usan en las manos.
  • Dispensador de papel higiénico. Protege el papel y resultan muy estéticos.
  • Ambientadores. Es aconsejable incorporar pastillas en los urinarios e inodoros. Con ellos se asegura que los olores desagradables no invadan el recinto. Además, es bueno colocar ambientadores de spray, que cada algunos minutos aromatizarán el ambiente. De este modo, la sensación de limpieza será mayor y también lo será el bienestar de los clientes.
  • Cambiador de pañales. Es una necesidad muy actual, pues las familias suelen visitar los restaurantes con niños pequeños.
  • Silla para esperar. También usada para descansar y para quitarse un rato los zapatos.
  • Buenos espejos. Son fundamentales, tanto en los gabinetes de damas como en los de caballeros.

baños restaurante

Útiles y muy valorados por los clientes:

  • Decoración. La estética general del restaurante determinará la ornamentación del baño. Por tanto, al proyectar la ambientación de las distintas áreas del restaurante se incluirá también el baño. Si no se dispone de posibilidades de una gran inversión, pequeños detalles causan grandes efectos.
  • La amplitud y distribución de los espacios es determinante a la hora de incorporar muebles a los baños de tu restaurante. Una mesa pequeña, un confortable sofá, una cómoda, son muebles prácticos y agradables. Una pantalla de plasma con vídeos musicales puede instalarse en la pared. La musicalización suave del lugar complementa sus atractivos.
  • En el área de baños se puede incorporar dispensadores de agua para beber, con sus correspondientes vasos. Es un detalle muy bien recibido por los usuarios.
  • Poner al alcance de los usuarios cepillos de dientes, pasta, desodorante, refrescador del aliento, pañuelos, peines y hasta maquillaje es un detalle interesante. La persona encargada de mantener el espacio podrá ocuparse de proveer o vender a los clientes estos elementos si lo solicitan.
  • Baños para niños. Algunos restaurantes han incorporado en el área de baños un sector infantil; en este espacio todo está ambientado para los niños. Inodoros, lavatorios, sillas, tienen el tamaño adecuado para los pequeños.

La falta de atención y de planeación de las instalaciones y equipamientos de los baños en tu restaurante, puede generar perjuicios. Es fundamental que el cliente sienta que en el restaurante recibe el mejor servicio, hasta en el baño.

Fuentes de imágenes: VOS – La Voz