La presencia de los nuevos restaurantes en las redes sociales es una condición fundamental para el éxito. La comodidad de disponer de todas las ofertas de restauración en un dispositivo digital, mueve hoy a los usuarios y potenciales clientes de restaurantes. Smartphone o Tablet en mano, las personas eligen dónde comer navegando en internet.

Y dentro de los múltiples canales que internet ofrece, las redes sociales movilizan a multitudes. Los nuevos restaurantes que están presentes en las redes, se promocionan rápidamente. En las redes sociales, se publica y se encuentra todo. Es posible conocer el menú, ver imágenes de platos y local, acceder a promociones, reservar mesas, aclarar dudas, opinar, conocer opiniones de otros. 

Podría decirse que el impacto de las redes sociales en el nuevo restaurante es decisivo. Si la estrategia se maneja bien y de forma planificada, mucha gente conocerá la propuesta. Si los clientes disfrutan de una buena experiencia, llegarán más clientes. Pero si las cosas no han ido bien con clientes y la experiencia no ha sido positiva para ellos, las redes sociales pueden destruir el negocio.

Las redes sociales: el impulso inicial de los nuevos restaurantes

Cuando un restaurante nace, el marketing comienza a tener efectos para dar impulso a la marca. Es necesario que la gente hable de él y que sienta curiosidad por conocerlo. La sorpresa y la apuesta por lo diferente es un gancho importante para captar la atención de los potenciales clientes.  Esta será la base de la estrategia, sobre la que se construirán textos breves, imágenes de calidad, promociones y, en general,  todas las publicaciones.

Las agencias de marketing han investigado bien el tema del marketing digital, especialmente de marketing móvil.  En su mayoría se han basado  en encuestas y en análisis de datos. Todas coinciden en reconocer que casi un 50% de las personas que salen frecuentemente a comer fuera de casa, deciden probar nuevos restaurantes por las redes sociales.   Una cifra significativa, sin dudas, si se piensa en que estos nuevos restaurantes están compitiendo con fama y tradiciones históricas de otros.

Las razones de este impacto de las redes sociales en los nuevos restaurantes

Restaurantes en las redes

En realidad, el impacto de estar presente en las redes sociales no solo alcanza a los nuevos restaurantes, sino a todos. Los históricos y tradicionales han tenido que subirse a esta ola tecnológica para seguir ganando terreno. Pero en los nuevos el impacto es esencial. Gracias a las redes consiguen en poco tiempo lo que sin ellas tardarían mucho o no alcanzarían nunca. ¿Cuáles son las razones específicas?

  • La difusión de todo lo que se publica en las redes sociales se multiplica exponencialmente.  Una sola publicación alcanza a un gran número de personas. Es un recurso económico y  productivo.
  • La multicanalidad, que es parte de las redes, permite llegar a diferentes targets de clientes. Textos breves, descripciones más extensas, imágenes, todo está previsto en este medio tan útil para el marketing.
  • Las redes acompañan la instantaneidad que es parte de la vida moderna. Las personas se han acostumbrado a la inmediatez. Todo es ya y se resuelve en ese momento. Las publicaciones en redes sociales bien gestionadas responden a esa condición, permiten reservas en el mismo momento en que la persona pensó ‘Me gusta’, por ejemplo.
  • Las publicaciones se renuevan tanto como el gestor quiera. De este modo, se renueva también la atención del público con mensajes siempre nuevos.
  • Hacen posible el feedback inmediato. Es posible conocer las opiniones de los clientes, responder dudas y cuestionamientos, compensar malas experiencias, cambiar en caso de que algo no haya causado buen efecto y promocionar el cambio.
  • Desde la perspectiva del cliente, las redes sociales le ofrecen toda la información que necesita para decidir.  Y si le faltan datos, los pregunta.  La decisión de visitar nuevos restaurantes se facilita. Aunque el local no tenga fama ni renombre, el interesado puede ver los platos, conocer su preparación, visualizar el ambiente y el local. Es decir, que dispone de una imagen mental del lugar que equilibra la falta de reconocimiento público.

El desafío del marketing en las redes sociales

No hay duda de que las redes sociales generan una oportunidad extraordinaria para los nuevos restaurantes. Pero también suponen un gran desafío.  Una vez que el restaurante instala un perfil en una red social, tiene que estar pendiente de lo que allí pasa, de lo que la gente vive. Si no se controla, el marketing digital puede tener el efecto totalmente contrario al deseado.

¿Cómo trabajar para promocionar el restaurante?

1- El primer paso siempre es planificar la estrategia de marketing. Hay que definir metas, público objetivo, tipo de acciones. La asignación de recursos es fundamental, la calidad de las imágenes y textos es un factor determinante del éxito.  Especialmente, es importante definir las personas que se ocuparán de las publicaciones y del seguimiento, 24 horas los 365 días del año.

2- Hay que seguir también la creación de perfiles en las diferentes redes. Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, Pinterest, Google My Business. Estas son las más populares y de uso generalizado. Existen otras más específicas, destinadas a hostelería a las que también es bueno integrarse. TripAdvisor es una red de alto impacto.  Hay que tener presente que más redes sociales, implica más tiempo de atención; en especial hay algunas, como YouTube, que exigen alta dedicación.

3- Las publicaciones tienen que ser ‘copia fiel’ de lo que sucede en la realidad.  No hay que caer en la tentación de mostrar en las redes una imagen que no es la real.  El efecto será totalmente imprevisible.

4- Es  efectivo utilizar las redes sociales para mostrar cercanía con el público. Humanizar los mensajes, presentar a los empleados, contar la historia del local con un storyboard que emocione, son detalles que generan vínculos.

El gran impacto de las redes sociales en los nuevos restaurantes es incuestionable. Pero hay que construir esa visión del restaurante y su imagen, cuidadosamente, atendiendo a todos los detalles,  para optimizar los resultados.