No hay trucos de marketing que puedan vender un mal servicio ni una comida de calidad dudosa. La oferta gastronómica integral, que incluya desde los platos reflejados en el menú, hasta los más mínimos detalles respecto a la atención a los clientes, forman la columna vertebral de cada restaurante. No las estrategias publicitarias.

Pero en mundos tan competitivos como los de la hostelería y la restauración, contar con el mejor producto del mercado no es suficiente. Hay que saber cómo venderlo, lo que tampoco significa, al menos no en todos los casos, llegar a la mayor cantidad de personas posibles. Solo a las indicadas. ¿Qué trucos de marketing utilizas en tu establecimiento? ¿Son efectivos?

El mundo digital manda, pero…

Se ha vuelto frecuente hoy día pensar solo en el Marketing Digital. Cierto es que “quien no está en Internet, no existe”. Pero las estrategias de mercadeo y venta en este tipo de negocios van mucho más allá de la world wide web. Comienzan incluso desde el propio local.

La conformación del menú es de los trucos de marketing de restaurantes más usados. La mayoría de las veces, los comensales suelen realizar lecturas rápidas y en zigzag.

Los platos colocados en los cuadrantes superiores izquierdos son los que terminan captando mayor atención. Por ello, en esta área deben mostrarse los productos estrella o aquellos a los que se les quiere dar mayor salida.

Otra técnica de mercadeo empleada dentro del propio local, consiste en mantener ocupadas aquellas mesas que son visibles desde el exterior. Por un lado, las que estén en terrazas al aire libre (siempre que las condiciones climáticas lo permitan), así como las dispuestas próximas a grandes ventanales.

Es muy poco probable que personas que no conozcan previamente un restaurante, se aventuren a probarlo si lo perciben vacío. Observar que personas ya están comiendo puede significar el impulso final para decidirse a entrar.

tomar comandas

 

Cuida a tus clientes frecuentes

Antes que lanzarse en campañas para capturar nuevos clientes, es más importante cuidar a los que ya se tienen. La idea es que cada uno de estos comensales que visitan frecuentemente el local, se conviertan en embajadores de la marca. Para ello, hay que “consentirlos”, es decir, dar a estos clientes un trato muy personalizado.

También es útil “premiar” a estos clientes con tarjetas de regalo, tickets válidos para disfrutar de descuentos o hasta de comidas gratis. Además, se les puede incentivar a que compartan estos vales con amigos y familiares.

Aprovechar festividades y eventos deportivos

En Navidad, año y días similares nuevo casi nadie quiere cocinar. Son días en lo único que se quiere es descansar y compartir en familia. Son buenas fechas para estimular las visitas a tu restaurante.

Si además de ofrecer un menú especial se permite reservar con anticipación, la ocupación puede llegar a ser total. Otros días especiales que generan mucho interés son San Valentín o el día del Padre o de la Madre.

Las fechas en que estén previstos grandes eventos deportivos son igual de aprovechables. (Siempre y cuando esto no implique traicionar el estilo y la naturaleza del local). Barcelona Vs Real Madrid o Rafael Nadal Vs Roger Federer reúnen a una congregación de aficionados que buscan disfrutar a plenitud, así como comer y beber.

Trucos de marketing online

Como ya hemos visto, el marketing online es hoy por hoy, el que manda. Las redes sociales (Facebook e Instagram principalmente) se han convertido en la punta de lanza en cuanto a estas estrategias. Videos y fotografías representan el grueso de todas las campañas.

La misión: enamorar a los posibles clientes con imágenes de calidad, sugerentes y provocativas. En estas plataformas se aplica a la perfección la frase “una imagen vale más que mil palabras”.

“Te invito a mi cocina”

Las transmisiones en directo, desde la cocina, con el chef en plan de estrella durante la preparación de algún plato especial, son una buena manera de atraer tráfico a las cuentas del restaurante.

Para ello, de nuevo las posibilidades disponibles en Facebook e Instagram son las más adecuadas. En tiempos en donde los dispositivos móviles son los que marcan la pauta, más de un cliente querrá pasar de la pantalla de su Smartphone a la mesa de un restaurante para probar lo que se acaba de preparar.

Redes sociales activas

Pero más allá de transmisiones en directo y de colocar fotos y videos, los perfiles de los restaurantes en estas plataformas deben mostrarse siempre activos. Las interacciones del público deben responderse lo más rápido posible; sin importar si los comentarios son buenos o malos.

También se debe estimular a que los usuarios dejen comentarios en portales como TripAdvisor o Google Sites. En estas web especializadas, visitadas frecuentemente por personas que están buscando donde comer, aplica el mismo principio utilizado cuando por la ventana se observa un restaurante vacío. Nadie apostará por un local sin comensales.

Facebook

Página web sí. Simple y concreta

Los restaurantes que logran ubicarse entre los primeros resultados de búsqueda en Internet, disfrutarán de los beneficios de un excelente trabajo de SEO. Aunque nada de esto servirá de mucho si la página web no muestra con exactitud lo que los internautas necesitan saber.

Entre los aspectos más importantes está la oferta gastronómica (destacando los especiales y los productos a los que se les quiere dar más salida), muchas imágenes, fotos y videos (la comida entra por los ojos), la dirección exacta del local (“cómo llegar”), y opciones para reservar en línea.

Cualquier aspecto adicional o dificultar la navegación con una lluvia de efectos especiales y ventanas emergentes, terminarán por desalentar más que estimular.

De entre los mejores trucos de marketing para posicionar una página web, está la inclusión de un blog dentro del portal, con artículos de interés que estimulen el número de visitantes virtuales. También recetas de cocinas, consejos para comer sano o curiosidades gastronómicas, que aparecen entre los contenidos más demandados por los consumidores digitales.

Objetivo fidelizar

Estas y otras estrategias para atraer clientes a un restaurante, serán eficientes a largo plazo solo si están pensadas para generar mucho más que atracción. El éxito está en conseguir un nexo permanente con el mayor número de clientes. Que visiten de forma frecuente el local y no solo esporádicamente.