Las redes sociales de restaurantes son imprescindibles para el éxito del negocio.  En la actualidad es impensable diseñar estrategias de marketing que no incluyan la presencia en las redes sociales.  El mundo depende de los intercambios en internet y las personas las  viven ya como una necesidad.

Todo se consulta, se pregunta, se responde, se compra y se vende en Internet y en las redes sociales. El sistema se ha convertido en una infinita comunidad de la que es necesario formar parte. Si un restaurante no tiene presencia en las redes sociales, prácticamente no existe para un sector creciente de la población.

La clave está en que no es suficiente con poner al restaurante en las redes y realizar de vez en cuando alguna publicación. Las redes sociales de los restaurantes son un canal especialmente valioso para interactuar con clientes o potenciales clientes.  Deben ser atendidas con profesionalidad y dedicación, para que realmente sean útiles y aporten rentabilidad.

¿En qué redes sociales de restaurantes conviene estar?

El primer paso es elegir las redes sociales en las que se trabajará. Facebook, Twitter, Instagram, TripAdvisor, Pinterest, Google My Business, Youtube,  son las más conocidas y usadas.  Cada una tiene un perfil específico, por lo que lo ideal es participar en todas las que se pueda.

¿Cómo llevar las redes sociales de tu restaurante?

Si analizamos las distintas redes:

  • Facebook es la reina de la comunidad de edad media.
  • Twitter lidera el ranking en lo referido a la brevedad de los mensajes.
  • TripAdvisor es la más visitada por viajeros y turistas.
  • Pinterest e Instagram destacan por los mensajes a través de imágenes.
  • YouTube permite explotar el vídeo.
  • Google My Business combina datos, identificación y localización.

Es fundamental crear cuidadosamente el perfil de empresa. Se completarán todos los ítemes disponibles, de modo que la información sea lo más completa posible.

La planificación del uso de las redes sociales de restaurantes

El uso de las redes sociales de restaurantes es parte muy importante del plan de marketing. Por tanto, cuando se prepara este plan se definirán cuáles son los contenidos que conviene publicar.  Dependerán del perfil del público objetivo, de la identidad del restaurante, de las intenciones específicas de cada publicación. 

En la práctica, sea cual sea la estrategia global y las características de los destinatarios, el contenido tendrá una meta: atraer a los potenciales clientes, despertar su curiosidad y convencerlos para que visiten el restaurante.  Ese es el fin último de toda publicación en las redes sociales del restaurante.

En función de estos parámetros, es conveniente elaborar una agenda mensual de contenidos. La planificación es importante, porque evita la desorganización y la repetición de las publicaciones.  Cada red social es adecuada para un tipo de mensaje con imagen, con texto o con ambos.

La preparación de una plantilla facilita las previsiones. En ella se trabajará en columnas, destinando una para cada ítem: red social, fecha, objetivo específico, texto, imagen o vídeo. De este modo se visualizará claramente cómo será el mes en las redes. Además, se evitará la improvisación, ya que todo estará preparado con la necesaria anticipación.

Restaurantes en redes sociales

¿Cuáles son los contenidos más productivos?

Al pensar en cuál será el mensaje o la imagen para cada publicación, siempre hay que tener presente que el contenido debe aportar valor a quienes lo vean. 

Algunas sugerencias:

Expresión de las diferencias

Aunque se disponga de las mejores imágenes y textos, si el restaurante repite lo que todos los demás muestran, será uno más del montón. Por lo tanto,  es necesario poner el foco en la identidad del local. Hay que centrarse en esas características que lo hacen diferente de los demás y que lo destacan de la competencia.  Con ese punto de mira se trabajará cada contenido, estableciendo algunos ejes temáticos que lo contemplen.

Publicaciones que promuevan la interacción

En general, los contenidos de las redes sociales para restaurantes pertenecen a dos grupos: promocionales e interactivos. Es importante mantener un equilibrio entre ambos formatos. Si se publican demasiados mensajes promocionales en los que el restaurante habla de sí mismo, la gente se satura y se aburre. En cambio, la interacción favorece el interés y acerca a las personas al negocio.  Las preguntas y otras propuestas de participación, escuchar al público y sobre todo resolver quejas y sugerencias, generan conexiones que seducen.

Contenidos breves y visualmente atractivos

La gente visualiza rápidamente los contenidos de las redes sociales. Si los textos son muy largos y complicados, no los leerán. Si las imágenes no se destacan las pasarán por alto.  No hay que olvidar que una red social es como un mar de contenidos, donde las personas recorren con una mirada panorámica y generalizadora. Solo se detienen si algo llama la atención.

Por lo tanto, la estructura de las publicaciones tiene que ser especialmente cuidada. Textos breves y simples e imágenes de alta calidad y muy significativas, son condiciones básicas. Y algo muy importante: lo que una imagen transmite no debe ser repetido por el texto. Ambos códigos deben complementarse. Una imagen transmite por sí misma un mensaje; si se usa también texto en la misma publicación, este completará el contenido de la imagen, no lo repetirá.

Mensajes que sugieran

El primer objetivo es, como vemos, que las personas atiendan a la publicación del restaurante. Pero la meta es que las convenza para visitar el local, y para lograrlo hay que ir a más.  Una vez que el posible cliente se detuvo en el texto o la imagen, debe encontrar en ellos un llamado tentador.  El potencial cliente debe imaginarse en el restaurante viviendo una experiencia agradable. La idea es que los contenidos publicados vendan experiencias y no productos; no es el menú lo que atrae sino las sensaciones que experimenta una persona cuando lo come.

Todo esto vale también para los contenidos que presenten el local, su ambientación y el personal.  Es preciso despertar interés por las vivencias de estar ahí, con esa gente, disfrutando de un magnífico momento. 

Presencia permanente e instantaneidad

Si hay algo que define a las personas en estos tiempos es la búsqueda de la instantaneidad. Todo es para ahora,  no hay tiempo para esperas.  Este rasgo de  los usuarios de Internet condiciona también el marketing en las redes del restaurante.  Una pregunta debe ser respondida instantáneamente y una reserva se confirmará en el acto.  Los mensajes se renovarán frecuentemente.

Si no se contesta inmediatamente, probablemente se pierde el cliente. Todos los contenidos son válidos si se ajustan a estas condiciones.  El gestor de las redes sociales de restaurantes tiene que conocer las características del público objetivo y actuar empáticamente.