Todas las empresas son conscientes en la actualidad, de que deben crear una página web. En la actualidad es una herramienta indispensable de marketing. Sin embargo, muchos no saben por dónde comenzar, o temen que los costos sean demasiado altos. ¿Necesitas crear una página web para tu restaurante?

Frente a la pregunta de cuánto puede costar crear una página web, siempre hay una misma respuesta: depende. En realidad, esto no ofrece mucha información, pero es la realidad. El precio de la web depende de sus características y de otros factores.

Hay cientos de diferencias entre una página web y otra. A veces esos contrastes se detectan a simple vista, otras veces no. La web no es solo lo que se ve, sino que también implica funciones que no son apreciables tan fácilmente.

Diferentes tipos de páginas web

Para crear una página web, lo primero es saber cuáles son las modalidades que existen. Cada una de ellas implica costos diferentes. También, por supuesto, sirve a propósitos diferentes.

Los principales tipos de webs son:

  • Web corporativa. Son las más comunes. Básicamente se limitan a presentar la empresa, señalar lo que hace y quién la conforma. Cumplen con el objetivo de dar a conocer la compañía
  • Landing page. Se les llama “página de aterrizaje”. Esto se debe a que el usuario llega allí después de pinchar un enlace que está en otra parte. Puede ser en una página web, en un anuncio, etc. Su propósito es destacar algún producto, novedad o promoción
  • Catálogo de servicios. Su objetivo es similar al de una web corporativa. Sin embargo, en este caso se presentan detalladamente los servicios del establecimiento. Los usuarios del restaurante pueden contratar desde esta web, o contactar a la empresa
  • Web de e-commerce. Es similar a la anterior, pero en este caso el propósito es vender productos. Es, literalmente, una tienda virtual. Generalmente incluye elementos de la web corporativa, o puede ser parte de ella
  • Blog corporativo. Es un elemento adicional a la web corporativa. Desde allí se trabajan contenidos para fortalecer el posicionamiento de la compañía

Cada empresa, según su naturaleza, debe decidir qué tipo de web le conviene más. Cada modalidad de web tiene un costo diferente. Montar una página que solamente contiene información es, obviamente, más económico. En cambio, las que permiten compras, pagos, manejo de contenido, etc., son más costosas.

Los elementos de una página web

Hay algunos elementos básicos que toda página virtual debe tener. A la hora de crear una web no se puede omitir ninguno de ellos. Son los siguientes:

  • Menú. Es una especie de índice, que contiene los títulos de todas las secciones de la web. Debe ser visible y sencillo de operar
  • Footer. Está en la parte inferior de la página web. Contiene información legal (copyright o similares). También es usual que vayan ahí los botones a las redes sociales e información de contacto. Debe estar claramente diferenciado del resto de la página
  • Se trata de una galería de imágenes. Estas pueden ser de la empresa, de sus productos, servicios, instalaciones, etc. Cumple con la función de ilustrar al usuario
  • Permite ubicar el establecimiento en un mapa. El usuario se ubica más fácilmente con estos mapas, que con una dirección
  • Contenido. Comprende toda la información acerca de la compañía, sus productos, servicios, etc.
  • Espacio promocional. Es un espacio destinado para presentar las ofertas especiales, campañas o mensajes promocionales
  • Formulario de contacto. A través de este los usuarios se pueden contactar con la empresa para formular sus inquietudes, sugerencias, quejas, etc.

A estos elementos básicos se le pueden añadir infinidad de componentes. Cada uno de los adicionales implica también un costo añadido. Lo que debe quedar claro es que una web seria debe al menos contener los elementos básicos mencionados.

Los costos de crear una página web

Para crear una página web se debe estar en capacidad de invertir en unos costos básicos. Estos son: dominio y alojamiento, diseño y programación, y servicios adicionales. Veamos.

  • Dominio y alojamiento o “hosting”. El dominio se refiere al nombre de la página. Por este nombre hay que pagar. El alojamiento tiene que ver con el sistema en el cual se instala la web. Un buen alojamiento garantiza que la web siempre esté en funcionamiento. Ambos servicios pueden tener un costo de entre 80 y 100 euros.
  • Diseño y programación. Lo ideal es que sean totalmente personalizados. Hay plantillas que evitan costos, pero al mismo tiempo son muy limitadas. Este ítem representa el mayor costo dentro de la creación de una página web. Sin embargo, también es el que permite introducir valores diferenciales
  • Otros servicios. Estos incluyen funciones avanzadas, campañas, creación de contenidos, etc.

En el mercado hay muchas opciones gratuitas o muy baratas para crear una página web. Sin embargo, estas alternativas se deben estudiar con mucho cuidado. La web transmite la imagen misma de tu restaurante a miles de clientes y clientes potenciales.

Por lo tanto, lo aconsejable es contratar servicios profesionales, siempre que se pueda. En España, una web diseñada profesionalmente puede tener un costo que va entre los 800 y los 3.000 euros.

Otros datos a tener en cuenta

Al crear una página web se está realizando una inversión que debe rendir frutos. Sea grande o pequeña, siempre debe reportar un beneficio a la compañía. Para lograr que esto sea así, vale la pena tomar en cuenta ciertos puntos. Estos son algunos de ellos:

  • Es importante precisar el objetivo al crear una página web. Si se crea es porque se espera algo en concreto. Lo mejor, entonces, es definir explícitamente qué es eso que se espera. Mejor si se plantea en términos cuantitativos, porque esto permite hacer un seguimiento más exacto.
  • Pensar en la cobertura. Una página web tiene el potencial para llegar a todo el mundo. Si eso es lo que se pretende, vale la pena ofrecer la información en varios idiomas.
  • Una buena página web no es aquella que tiene despliegue de recursos. Demasiadas animaciones, gráficas o adornos desvían del objetivo central. En este terreno, como en tantos otros, “menos es más”.
  • Lo mejor siempre es incluir imágenes originales. Las imágenes gratuitas le quitan personalidad al sitio web. También transmiten un mensaje de economía, que para algunos establecimientos resulta contraproducente.
  • Siempre se debe recordar que es posible hacer cambios. Una de las grandes ventajas de las páginas web es que permiten hacer modificaciones constantemente. Por supuesto, no es aconsejable hacer cambios radicales. Sin embargo, sí se puede ir puliendo a medida que se detecten los posibles puntos de mejora.
  • Se deben tomar en cuenta los gastos de mantenimiento y actualización de la página web. A veces se olvida que una vez montada, la web no funciona sola.

Fuentes de imágenes: YouTube / Food Service Magazine  /  Sabores Modelo