La tecnología avanza y crea un mundo de tentaciones para el restaurante ante las que es fácil sucumbir. Con ella, todo parece que se facilita y se agiliza, y muchas veces, hasta los costos se reducen.  Pero debes tener cuidado con un uso excesivo, porque son también muchos los riesgos de la tecnología para la cocina de tu restaurante.

Como en todos los ámbitos de la vida, el equilibrio es el mejor estado. Un equilibrio en el que esos riesgos de la tecnología no se vuelvan amenaza, donde la tecnología sea un auxiliar de la persona, pero no la sustituya. Un equilibrio en el que el cliente sienta que ese restaurante realmente lo recibe cálidamente.

Creaciones tecnológicas en el restaurante

Son muchos y muy diversos los recursos tecnológicos que ofrece el mercado para el restaurante. Algunos de ellos ya están muy difundidos y han contribuido a un nuevo concepto de restaurante.

nitrógeno

En esta nueva realidad de la restauración, ya no vale exclusivamente disponer de una gran carta. Los clientes viven la estancia en un restaurante ávidos de experiencias que van más allá de la comida.  Y para generar experiencias innovadoras, la tecnología es un buen recurso. Algunos ejemplos:

  • Un aporte de la tecnología que ha sido de mucha utilidad al restaurante es la tablet en la mesa de los comensales. La elección del plato en una tablet es una propuesta muy extendida. En este dispositivo, el cliente puede ver los diferentes platos   Conoce sus ingredientes, observa fotografías del proceso de elaboración, y hasta puede enterarse de la historia de ese plato.

Muchas tablets disponen de juegos interactivos para entretenerse durante la espera. También es posible realizar un tour virtual por el restaurante y conocer el equipo que trabaja en la cocina.  Un elemento que enriquece la experiencia en el local.

  • La impresora 3D específicamente diseñada para gastronomía es otro invento que algunos restaurantes están probando. Cualquier cocinero puede preparar un plato con formas y colores que sería imposible crear de otra manera. Obtendrá platos muy visuales, que impactarán a los clientes.
  • Otro ejemplo de la integración de la tecnología al restaurante son las mesas táctiles. En realidad, en la estructura de las mesas se ha camuflado una computadora. Tocando las mesas es posible observar como en una pantalla la oferta del local; desde allí se realiza el pedido que va directamente a la cocina.
  • En el Sublimotion, el gran Paco Roncero ofrece un espectáculo que cautiva al comensal a través de los cinco sentidos. En este restaurante, uno de los más caros del mundo, la tecnología y la alta cocina van de la mano. La experiencia gastronómica comienza cuando el cliente se pone gafas de realidad virtual. El sofisticado espectáculo virtual se conjuga con un exquisito menú de veinticinco platos.

¿La  tecnología en la restauración es solo espectáculo?

Los ejemplos mencionados son solo una muestra de por dónde va el mundo de la restauración.  Día a día hay evolución en las propuestas. Es impensable mantener un restaurante fuera de las innovaciones tecnológicas, no podría subsistir.

Máquinas, inteligencia artificial, macrodatos y muchas otras creaciones tecnológicas se van instalando en la cocina. Y las personas que en ella trabajan se sienten favorecidas por esa inclusión; muchas de sus tareas se simplifican y el tiempo se optimiza más.

Sin embargo, la tendencia tecnológica parece avanzar en el sentido del show, del espectáculo, de la experiencia del cliente. En general, se observa más como un atractivo o auxiliar en el comedor. Pero en el corazón del restaurante que es la cocina, las manos del equipo humano siguen siendo imprescindibles.

Riesgos de la tecnología para el restaurante

Es cierto que en la cocina la tecnología está presente en todos los equipos que permiten procesar de una u otra forma los alimentos. Pero siempre el corte a mano se vuelve superior al que realiza la máquina para la identidad de determinado plato. El punto de cocción medido con una cuchara que se introduce en el recipiente y se levanta sigue siendo el más preciso.

¿Cuáles son los riesgos más evidentes de abusar de la tecnología en el restaurante? Uno de los más profundos es la pérdida de la identidad.  Y con identidad se alude a ese toque personal y humano que identifica a un plato o a un cocinero. Una máquina podrá mezclar especias, pero jamás podrá sustituir el toque del chef al incorporarlas a la preparación.

Si todos los restaurantes adoptan toda la tecnología disponible, serán simples copias unos de otros. Y si lo que era novedad se repite, deja de ser novedad. El abuso aburre a los clientes y lo que era experiencia interesante, se vuelve más de lo mismo.

tecnología

Evitar las tentaciones es evitar los riesgos

Sin duda es necesario integrar estas nuevas soluciones a tu restaurante. Pero también es imprescindible evaluar beneficios y perjuicios. Es cierto que la tecnología puede sustituir personas y disminuir la plantilla de trabajadores; se reducen costos y problemas.

Sin embargo, la automatización extrema arruina la experiencia del usuario. Y se pierden clientes. En la cocina, la mano del chef aportará el toque personal al plato del menú. En el salón comedor, el contacto humano siempre será bienvenido. La mayoría de los clientes disfrutan de la cordialidad, del afecto y de la atención personalizada que ningún dispositivo tecnológico puede lograr.

La postura más inteligente es aplicar innovaciones auxiliares. Para los trabajadores, servirán de ayuda y evitarán el estrés. Para los clientes, redundarán en su comodidad y en una imagen de servicio moderno, actualizado.

Las soluciones tecnológicas integradas a un entorno predominantemente humano es, por ahora, el punto de equilibrio. El gran desafío es elegir aquellos recursos que respondan mejor al perfil del restaurante y de los clientes.