¿Repartir cafés utilizando drones? La idea ya está patentada y se ha comenzado a trabajar para que se haga realidad.  El universo del delivery no deja de expandirse y de sorprender.  A los sistemas individuales, se han agregado múltiples empresas creadas para distribución de comestibles a domicilio. Y ahora llegan los drones expendedores.

La tendencia a comprar comida por Internet y recibirla en el lugar en el que se esté, crece a pasos acelerados. ¿Hasta dónde llegará? Nadie lo sabe. ¿Alguien podía pensar hace algún tiempo que se podría distribuir café utilizando drones? El dueño de la idea sí, sin dudas. Pero seguramente esta novedad sorprendió a la mayor parte del planeta, especialmente a los amantes del café.

Distribución de café utilizando drones: IBM al frente de la innovación

IBM registró este sistema de distribución y recibió la patente. La empresa que fuera líder en el mercado tecnológico, busca recuperar liderazgo. Es un hecho que la robótica está destinada a volverse necesidad en un mundo empresarial no lejano.

¿Por qué atender al café? Por la sencilla razón de que las tres cuartas partes de la población mundial consume café. La mayoría lo utiliza como activador energético.  Disponer de un café sin ni siquiera tener que solicitarlo, suena a gloria para muchos.

En realidad, el hecho de que los drones puedan trasladar objetos, por ejemplo, alimentos, no es nueva. Lo diferente de la creación de IBM son los detalles de cómo realiza el reparto.

La idea no solo es novedosa, sino muy curiosa desde el título.  Se trata de “Reparto de café por dron basado en el estado cognitivo de un individuo”. Inteligencia artificial, sin dudas, que parece adentrarse en terrenos de la psicología.

drones

Ofrecer café si la persona lo necesita, sin pedidos

Las personas recibirán sus cafés utilizando drones sin tener que pedirlos. No se trata de drones simples, sino que detectan el estado de lucidez y la necesidad de cafeína de las personas. Poseen sensores y cámaras que les permiten captar comportamientos que anticipan que un café les vendría muy bien.

¿Qué datos registran estos drones para “decidir” entregar café a una persona? La dilatación de las pupilas, la presión sanguínea, algunas expresiones faciales, la hora en la que se despertó. Claro que se requieren registros de algunos de estos datos, que la persona podrá realizar mediante una app en su celular.

IBM considera que entregar cafés utilizando drones es una buena manera de estimular la actividad de los empleados. También podría ser utilizado por las cafeterías como forma de aumentar las ventas.

Es posible imaginar un escenario en el que, en un sitio público concurrido, una calle por ejemplo, vuelen drones detectando personas que quieren café. El dron reconocerá gestos o somnolencia y acercará café al cliente potencial, quien lógicamente podrá adquirirlo o rechazarlo. En este nivel, el dron actuará como una máquina expendedora. Como caído del cielo, en un sentido casi literal.

¿Cómo funcionará la entrega de cafés utilizando drones?

El aspecto más complejo del sistema es el del  traslado del café montado en el dron para evitar derrames. Si bien los drones disponen de  mecanismos y dispositivos anti-choques, las colisiones o roces no se descartan por completo. Y un choque de un dron que traslada café con cualquier objeto podría provocar un verdadero caos.

Los creadores del invento detallan cómo lo visualizan. El café se cargará en recipientes a prueba de goteras y de derrames. Estos recipientes se fijarán en un sector del dron especialmente previsto para ese fin.   En caso de que el dron impacte, el café permanecerá encapsulado en su recipiente. Por tanto, no habría derrames de líquido.

El sistema de aprovisionamiento de los drones también podría automatizarse, aunque todavía no se ha llegado a pensar detenidamente en ello. Asimismo, se pretende atender a algunas preferencias de los usuarios: café de filtro o con leche, por ejemplo.

La idea es que en la distribución de café utilizando drones se reduzca al mínimo la intervención de personas. Café preparado por máquinas y distribuido por máquinas. De la máquina al humano, esa es la ecuación.

¿Solo una idea patentada o una realidad cercana?

IBM se ha anticipado para evitar que alguien más se apropiara de una idea que promete. Sin embargo, queda mucho camino por andar. Por un lado, las cuestiones técnicas, por otro los temas vinculados con la normativa. Aspectos tales como la preservación de la privacidad de las personas (todas son clientes potenciales para el dron) hasta los vuelos de los aparatos, han generado múltiples debates.

IBM es una de las empresas que ha registrado más patentes en el mundo. Sin embargo, cientos de ellas han quedado solo en registros. Solo el tiempo nos dirá cuál es el destino de esta nueva creación.