Los cuchillos para tu restaurante deben ser cuidadosamente elegidos. Es una inversión decisiva, ya que se trata de una herramienta que va a ser utilizada todos los días en la cocina. No te puedes arriesgar a adquirir un producto de mala calidad, que finalmente solo te lleve a perder dinero.

A veces los anuncios publicitarios no son el mejor referente. Hay marcas y modelos de cuchillos que se ponen de moda, pero no siempre son los de mejor calidad. De ahí que sea importante aprender a identificar las características y propiedades de los diferentes tipos de cuchillos.

Así mismo, se debe tener en cuenta el uso que tendrán estos elementos y las preferencias de quienes los utilizan. Al fin y al cabo, los mejores cuchillos para tu restaurante son aquellos que satisfagan las necesidades del personal que los emplea. A continuación, te damos algunos datos y consejos al respecto.

cuchillos

El material de la hoja, un factor decisivo

Actualmente la hoja de los cuchillos se fabrica en múltiples materiales. La variedad es muy amplia y también los costos. Básicamente son de tres tipos y estas son las características de cada uno.

  • Hoja de acero inoxidable. Son los más utilizados por su resistencia y durabilidad. Tienen un componente de carbono y el precio varía en función de la cantidad de ese elemento: a más carbono, más costo. Tienen la desventaja de que son difíciles de afilar
  • De cerámica. Su mayor cualidad es que son muy higiénicos, por la facilidad con la que se limpian. Los mejores modelos mantienen el filo durante años. Como contrapartida, son muy frágiles y se pueden romper solo al caer
  • Están hechos de acero y tienen un recubrimiento en cerámica. Son una opción muy equilibrada, que combina lo mejor de los dos materiales. Además, son económicos

Ahora también han salido al mercado los cuchillos de “acero Damasco” y los de Titanio. Los primeros son ultra resistentes, pero algo pesados. Los segundos son completamente inoxidables, con una estructura que repele las bacterias y 40% más ligeros que los de acero.

El diseño, un asunto de comodidad

Además de tener en cuenta el material, también es importante evaluar la ergonomía. Este es un elemento muy importante a la hora de seleccionar los mejores cuchillos para tu restaurante. De la comodidad en el uso van a depender muchas de las tareas a realizar. Implica cuatro variables: mango, equilibrio, peso y encabado. Veamos.

  • El mango de los cuchillos está elaborado en plástico, madera o acero. Lo importante es que sea firme y que permita sujetar el cuchillo cómodamente
  • El centro de gravedad del instrumento debe estar en el punto de unión entre el mango y la hoja. El peso de la hoja debe ser similar al del mango
  • Entre menos peso tengan los cuchillos, más fáciles de manipular
  • Encabado. Se refiere a la forma como se inserta la hoja en el mango. Los mejores cuchillos para tu restaurante son aquellos en los que la hoja se inserta casi hasta el final del mango. Se llaman “de espiga llena” y se distinguen porque presentan tres remaches

Los expertos aconsejan no elegir cuchillos con mango de madera, ya que se estropean con relativa facilidad. Tampoco cuchillos “monobloque”, o sea, aquellos en los que el mango y la hoja forman una sola pieza. Suelen ser incómodos y se oxidan más fácilmente.

Tipos de cuchillos para tu restaurante

Dentro del grupo de cuchillos para tu restaurante no pueden faltar los tipos básicos. En esencia, son cinco:

  • Cuchillo del chef. Es el más importante. Debe tener óptima calidad y la hoja debe medir entre 20 y 30 cm. Vale la pena elegir uno de gama alta, por la relevancia de este instrumento
  • Cuchillo pelador. Se emplea para pelar alimentos y por eso es de menor tamaño y más ligero. Debe ser muy ergonómico y resistente, y con un filo fenomenal
  • Para pan. Son grandes, de hoja larga y filo aserrado. La hoja debe ser muy resistente
  • Finos y alargados. Estos cuchillos tienen una longitud extralarga y una hoja delgada y flexible para que se amolde a los jamones
  • Macheta de cocinero. Cuchillo de hoja ancha y un peso adecuado, para romper huesos, trocear carnes, etc.

Hay quien piensa que los cuchillos “Santoku” también forman parte de los básicos. Son una variante del cuchillo del chef, pero menos puntudos y con la hoja más recta. A veces tienen alvéolos y sirven principalmente para trocear verduras.

cuchillos para tu restaurante

Otros aspectos importantes de los cuchillos para tu restaurante

A la hora de adquirir los mejores cuchillos para tu restaurante vale la pena que tomes en cuenta algunos aspectos adicionales:

  • Es conveniente que además de los cuchillos básicos también adquieras un cuchillo de carnicero, uno de filetear (óptimo para pescados) y un cuchillo de trinchar.
  • Por lo general, es mejor comprar los cuchillos individualmente y no en juegos.
  • Al comprar un cuchillo debes sostenerlo en la mano para evaluar su peso y ergonomía.
  • Compara el peso del mango con el peso de la hoja. Debe haber un equilibrio.
  • Examina muy bien la empuñadura. Debe estar muy bien unida a la hoja y se tiene que sentir muy firme.
  • Aunque no sea lo más estético, las empuñaduras de plástico son las más resistentes. Las de madera, hueso u otros materiales no son recomendables.
  • Los cuchillos que se promocionan diciendo que no necesitan afilado resultan poco recomendables. No es cierto que nunca necesiten afilarse.
  • Invierte en un buen afilador. Un cuchillo sin filo no sirve para nada. Así que lo recomendable es adquirir un buen afilador de cuchillos.
  • La mayoría de las lesiones con un cuchillo se producen por su falta de filo, la cual hace aparatosa la manipulación de esta herramienta.
  • No se debe emplear el cuchillo sobre superficies de piedra, vidrio, cerámica o acero. Esto daña el aparato, genera riesgo de lesiones y puede transportar partículas de un alimento a otro.
  • Los cuchillos se deben guardar adecuadamente. Lo más importante es que no se toquen unos con otros, ya que pueden estropearse.
  • Los cuchillos jamás se deben lavar en un lavavajillas.
  • Siempre se deben lavar después de usarlos y luego secarlos muy bien y guardarlos.

 

Fuentes imágenes: ABC.es