El helado es uno de los postres más consumidos durante la temporada de calor. Este producto es el resultado de una elaboración muy delicada, que tiene muchas etapas. Todas ellas son determinantes para lograr un buen resultado final.

Un buen helado requiere la elección de ingredientes de calidad. Sin embargo, esto no es suficiente. El proceso de elaboración debe ser el adecuado, porque de lo contrario no se puede garantizar un helado de buena calidad.

La máquina de helados, creada por primera vez en 1913 en Estados Unidos, es sin duda un gran aliado para la elaboración de helados de calidad. A continuación, veremos algunas recomendaciones para comprar una máquina de helados profesional.

La máquina de helados o heladora consiste básicamente en un recipiente en forma cilíndrica con refrigeración en las paredes. Tiene también un dispositivo agitador-rascador. La mezcla que se prepara para elaborar el helado es introducida en este recipiente.

La mezcla es batida durante el proceso de agitación, lo que le permite enfriarse y al mismo tiempo incorporar cierta cantidad de aire. La temperatura baja hasta alcanzar unos seis o diez grados bajo cero, convirtiendo la mezcla en helado.

En ese punto, existe todavía una gran cantidad de agua que, al congelarse, se convertirá en pedacitos de hielo. Para evitarlo es necesario enfriarla lo más rápido posible. Se pasa entonces a la siguiente etapa: el congelamiento rápido.

Este nuevo proceso de congelación se realiza en cámaras o armarios de congelación rápida. Se considera que el helado está listo cuando alcanza los 18 grados bajo cero. La máquina de helados profesional requiere un cuidado especial; su limpieza y desinfección deben ser muy meticulosas para evitar la transferencia de materias extrañas al helado.

¿Por qué comprar una máquina de helados profesional?

Existen máquinas caseras para fabricar helados. Entonces ¿por qué preferir una máquina industrial si se trata, por ejemplo, de un negocio pequeño? La máquina profesional permite la producción de varios tipos de porciones. La máquina casera solo puede procesar cantidades muy pequeñas de mezcla líquida, mientras que una industrial es capaz de procesar hasta 23 kilos de mezcla.

Por otro lado, la máquina de helados profesional procesa el helado en un envase donde se raspa capas muy finas del producto. Esto permite obtener un producto muy cremoso, con una textura perfecta. La máquina industrial para hacer helados es una herramienta profesional que sin duda es indispensable en una heladería, cualquiera que sea su tamaño.

Tipos de máquinas de helados

Existen cuatro tipos de máquinas de helados industriales: la horizontal, la vertical, la compacta (con pasteurizadora) y las máquinas multiuso que son capaces de procesar otros productos además de los helados.

Entre las máquinas de helados, existen las que ofrecen un enfriamiento por agua y las que ofrecen un enfriamiento por aire. ¿Cuál es la diferencia?  En las máquinas de enfriamiento por agua, como su nombre lo indica, se hace circular agua alrededor de la unidad de compensación. En cambio, en las de enfriamiento por aire, lo que circula es aire.

Los dos tipos de máquinas ofrecen el mismo nivel de eficiencia. Sin embargo, hay algunas consideraciones que hacen que cada emprendedor elija la que más se adapte a sus necesidades. Las máquinas de enfriamiento por agua muchas veces desperdician el agua. Pero esto depende del modelo, ya que hay muchas que realmente utilizan la menor cantidad de agua posible a la hora de hacer su tarea.

Por su parte, las máquinas que utilizan aire para el enfriamiento pueden no ser las indicadas para espacios pequeños. En efecto, pueden llenar el área de producción de aire caliente, y esto hará que el lugar sea incómodo para trabajar. Cuando esto sucede, los dueños de los negocios suelen hacer trabajar en exceso el aire acondicionado, aumentando su consumo de energía.

Consideraciones para comprar una máquina de helados profesional

Una máquina de helados profesional puede representar una inversión significativa. Es por eso que lo primero que se debe considerar a la hora de comprar una máquina industrial de helados para un negocio es evaluar el uso que efectivamente se le va a dar. Si se la va a utilizar muy de vez en cuando, sin duda no será necesario comprar una máquina muy potente. Bastará con un modelo básico, que seguramente será también más económico.

Otro elemento muy importante antes de elegir entre las diferentes opciones del mercado, es considerar la facilidad de limpieza de cada modelo. Lo ideal es una máquina que se pueda desmontar con facilidad. De esa forma, se podrán limpiar por un lado el recipiente, y por otro la tapa y las palas. Algunas incluso pueden ser lavadas en el lavavajillas, lo cual es perfecto. Esta etapa de limpieza es fundamental para la elaboración de helados de calidad.

Los materiales con los que ha sido fabricada la máquina son otro factor que se debe tomar en cuenta antes de comprar. Se debe tratar de elegir materiales de calidad, fuertes y resistentes al paso del tiempo. El plástico no es un buen material para la estructura, entre otras cosas porque puede romperse fácilmente y suele deteriorarse rápidamente con el tiempo.

El aluminio es una opción mejor. Permite que la transferencia del frío sea más rápida y además es muy resistente a la humedad. En cualquier caso, es recomendable elegir un modelo que tenga la tapa transparente. Esto permitirá controlar más fácilmente lo que está sucediendo adentro.

Otro elemento importante es el espacio necesario para el almacenamiento de la máquina de helados profesional. Es importante determinar con exactitud el espacio que se puede destinar a esta máquina antes de comprarla. Si se elige una máquina con capacidad compresora, será necesario mucho más espacio para guardarla.

Finalmente, los accesorios también son un elemento que puede ayudar a la hora de elegir el modelo. Existe una gran cantidad de elementos a ser considerados, por ejemplo, máquinas de helados que tienen temporizador. Esto permitirá controlar más fácilmente cuándo estará listo el helado. Algunos modelos cuentan con varios recipientes de repuesto, lo que puede ser muy útil, ya que será posible hacer varios helados a la vez.

 

Fuentes de imágenes: italiagroup.net   /