Día a día el mundo es testigo de innovaciones sorprendentes en el área tecnológica destinadas a facilitar la vida de las personas. La revolución digital no conoce límites. Un ejemplo de creaciones increíbles son los platos inteligentes.

¿Qué son los platos inteligentes?

Se trata de platos que absorben el exceso de grasa y aceite que contienen los alimentos que en ellos se coloquen. Son capaces de eliminar hasta el 30% de las calorías de su contenido.  Tienen un efecto importante que impacta en la salud y en la estética.

¿Por qué usar platos inteligentes?

  • El problema del colesterol y su influencia en las enfermedades cardiovasculares es un asunto que preocupa al mundo entero. Los médicos recomiendan no ingerir grasas saturadas, consumir alimentos magros y evitar los aceites.

Indudablemente este consejo es muy difícil de seguir. En estos tiempos, las personas acostumbran comprar sus alimentos ya preparados. El consumidor poco o nada conoce acerca de su preparación y pocas veces se detiene a leer la etiqueta que especifica lo que ese platillo contiene.

platos inteligentes

Por otra parte, está el placer de comer. No es fácil para aquellos que disfrutan de la comida renunciar a sus gustos por su contenido en grasas. Es una decisión que siempre suele postergarse.

Con el plato inteligente, el usuario tendrá una preocupación menos. Si coloca el alimento en este plato, gran parte de la grasa será absorbida por el recipiente y no ingresará a su organismo.

  • El cuidado de la estética es otra de las razones que justifican el uso de los platos inteligentes. Sabemos que las grasas y aceites aportan calorías y las calorías se transforman en kilos. Evitar consumirlas es una preocupación constante de un gran porcentaje de personas en el mundo. Los platos inteligentes son de gran ayuda.
  • La salud de los niños también se beneficia. La obesidad en los niños preocupa a los técnicos de la salud; la comida chatarra que tanto agrada a los pequeños está provocando una generación de niños obesos. Las organizaciones dedicadas al cuidado de la salud les pronostican graves problemas especialmente cardiovasculares.
  • Es difícil cambiar hábitos y gustos en los grandes y en los pequeños. Sin embargo, el uso de los platos inteligentes permite que las personas consuman sus alimentos preferidos, pero con una importante reducción de grasas y aceites.

En todos estos casos, el uso de platos inteligentes se presenta como una ayuda importante para comenzar a reducir la ingesta de grasas, sin privarse del sabor y de las preferencias gastronómicas. 

¿Cómo funcionan los platos inteligentes?

  • La idea base que inspiró al creador de los platos inteligentes es el principio que se usa a diario en todos los hogares. ¿Qué hace la gente en su casa cuando prepara un alimento frito con alto contenido de grasa o aceite? Lo coloca a escurrir sobre un papel absorbente.

Este sistema se perfecciona y traslada al plato inteligente. Este plato posee miles de pequeños agujeritos que recogen todo el exceso de grasa y aceite del alimento.

  • Los orificios tienen diferentes diámetros que se adaptan a las diferentes densidades y viscosidades de los aceites y grasas. En el centro del plato, los agujeros son de menor diámetro y se ensanchan hacia los costados. Este formato permite separar el aceite de la comida.

¿Y el aspecto de los platos inteligentes?

Lo interesante es que para nada se afecta la estética del plato, que resulta agradable a la vista. Está fabricado con porcelana de alta calidad. Los orificios forman diseños, que se inspiran en los kamon, los pequeños símbolos monocromáticos propios de la cultura japonesa. Aparece a la vista como un plato decorado con pequeñas obras de arte.

El proyecto insumió muchos años de investigación en la Escuela Superior Técnica de Ingeniería de la Universidad del País Vasco. Por sus virtudes ha sido incorporado en campañas para la promoción de salud y ha recibido numerosos premios por organizaciones vinculadas a la gastronomía.

platos inteligentes

Un plato práctico

A las ventajas de su utilidad para la salud y de la estética, se agrega la de su practicidad en el uso.

Algunas de las condiciones que hacen que este plato sea bienvenido a la hora de comer son:

  • Puede usarse para todo tipo de comidas, desde un huevo frito hasta una deliciosa paella. Funciona con todas aquellas recetas que tengan aceite o sus derivados.
  • Es de material ligero y muy resistente.
  • Puede usarse en microondas, horno, heladera y freezer.
  • Es tan fácil de limpiar como cualquier plato convencional. Los 1.500 pequeños agujeros que recogen el aceite de la comida no provocan dificultad alguna para el lavado. Basta con usar un buen detergente para tenerlo listo otra vez. El material del que están fabricados estos platos inteligentes no absorben la grasa, solo la separan.
  • Es apto para el lavavajillas, otro aspecto fundamental. No se rompen ni pierden ninguna de sus condiciones si se lava en estas máquinas.

Ha llegado para quedarse

Con el claro objetivo de facilitar que la gente coma lo que le gusta de manera más saludable, los platos inteligentes han llegado para quedarse. Ya están disponibles en el mercado y se venden individualmente o en packs de dos o de cuatro unidades.

Por supuesto que utilizar estos platos inteligentes no es la completa solución a los problemas de salud causados por ingerir grasas. Tampoco son el remedio para la obesidad. Pero son una innovación tecnológica de gran ayuda.

 

Fuentes de imágenes:  Diego Coquillat  / El Confidencial