El grifo de cerveza es hoy parte del equipamiento de la barra del restaurante.  Mucha gente prefiere la cerveza de barril, con explicaciones razonables o sin ellas.  Hay quienes opinan que la cerveza es igual, sea de grifo o de botellines, pero otros encuentran diferencias interesantes. ¿Qué opinas? ¿Tienes un buen grifo de cerveza en tu bar o restaurante?

Lo cierto es que hay que vender y para vender hay que atender a las demandas. Y tener siempre un grifo de cerveza disponible, deja contentos a muchos clientes y ayuda a la economía.

Beneficios de instalar un grifo de cerveza en el restaurante

La instalación de un grifo de cerveza es un plus para el restaurante.  ¿Qué beneficios nos aporta?

  • El más importante es, como se mencionó antes, asegurar la satisfacción de todos los clientes cerveceros.  El grifo de cerveza puede ser un motivo de atracción y fidelización de clientes. No tenerlo puede que aleje a los seguidores de esta técnica.
  • También hay un tema de costes que resulta un factor interesante para instalar un grifo de cerveza.  La cerveza de barril es más económica que la de botella. Con ella, se obtiene mayor margen de ganancias y se pueden crear promociones sin pérdidas. 
Cómo elegir grifo de cerveza para tu restaurante
  • La ecología y el medio ambiente igualmente se benefician con el grifo de cerveza. El uso de botellas y de latas afecta la sostenibilidad y el grifo evita el aumento de esos residuos que tanto contaminan.
  • El almacenamiento es más cómodo. La cerveza de barril se conserva durante mucho tiempo. Además, soluciona el problema de depósito de botellines y de latas y el tener que comprar frecuentemente.
  • Los botellines y las latas requieren de enfriadores, y el restaurante debe tener un espacio físico para ellos. Hay que recargarlos continuamente y asegurar la temperatura. Y hasta es posible que en momentos de mucha ocupación no se disponga de cerveza bien fría. El grifo, en cambio, mantiene la cerveza siempre a la temperatura programada. No hay que estar pendiente de recargarla, solo hay que cambiar el barril cuando el que está en uso se agote.
  • Las cervezas artesanales son tendencia y generalmente se almacenan en barriles. Otro motivo para tener un grifo en la barra.

¿Cómo está compuesto el grifo de cerveza?

El grifo de cerveza es más que solo un grifo.  Incluye dispositivos que son los que le permiten cumplir con su función.   Entre ellos está el cabezal,  el cilindro de anhídrido carbónico y el manómetro para regular la presión, las serpentinas.  

Cómo elegir grifo de cerveza para tu restaurante

El equipo enfriador, que habitualmente es una parte no visible, es clave en todo el dispositivo. Su función es enfriar la cerveza que se encuentra a temperatura ambiente en el barril.

¿Cómo elegir el grifo de cerveza para el restaurante?

Evaluar cada elemento del grifo permitirá una buena elección:

  • Un aspecto fundamental para elegir el grifo adecuado es estimar la cantidad de cerveza que se servirá. Cada grifo está diseñado para  determinado volumen. Hay dispensadores para bares y restaurantes con capacidad desde 20 litros.
  • De esta capacidad dependerá el cilindro de CO2.  Uno de dos kilos, permite procesar unos 400 litros de  cerveza. Uno de 1 kg será suficiente para unos 200 litros, uno de ½ kg será suficiente para 100 litros.  Optar por el adecuado es una cuestión de economía y de costes.
  • En el momento de comprar, es imprescindible averiguar qué tipo de barriles soporta el grifo. Hay dispensadores de tipo universal, pero hay otros que solo admiten determinada clase o tamaño de barril.
  • El tipo de dispensador y el compensador determinan la espuma en el momento de servir.  Es otro tema importante a tener en cuenta, pues afectará al servicio al cliente.
  • Y, por supuesto, como cada vez que se realiza una compra para el restaurante, hay que asegurarse que los materiales sean para uso alimentario. De este modo se garantizará que no se altere el sabor o el aroma de la bebida. La sanidad siempre debe estar presente en el momento de las decisiones. Los dispositivos elegidos deben ser fácilmente higienizables.
  • Las marcas cerveceras más reconocidas ofrecen precios muy competitivos para la cerveza y para el grifo. Y hasta es posible que, si se compra cierta cantidad de bebida regularmente, ofrezcan el grifo gratis.  Sin embargo, es necesario pensar en el proyecto del restaurante y no solo en el negocio.  Hay marcas que puede que  no dispongan de la variedad que los clientes prefieren. En este caso, aunque el precio sea conveniente, no será buena idea aceptar este tipo de propuestas.

Grifo de cerveza fijo o portátil

Existen modelos de grifos portátiles que ofrecen un rendimiento para aproximadamente 30 o 40 litros por hora. Quedan listos para usar inmediatamente. Integran  un compresor silencioso y son especialmente útiles para restaurantes que disponga de catering y atención de fiestas.

Hay grifos dobles que disponen de dos picos que sirven la bebida simultáneamente.  Resultan muy prácticos para locales en los que la cerveza de barril se venda mucho.

También hay modelos de mayor tamaño, que aunque se pueden trasladar, porque muchos tienen ruedas, son menos portables.  Su apariencia es la de un armario pequeño, por lo que es necesario disponer de un espacio bien ubicado para que sea práctico.  Y para locales que tienen una venta muy abundante de cerveza, pueden optar también por los enfriadores de barriles de hasta tres tanques.

Los proveedores siempre son buena fuente de información. Y la experiencia de colegas restauradores, también ayuda.