Un buffet libre es, sin duda alguna, un imán de atracción para los clientes. De forma imperceptible, esta alternativa se ha ido convirtiendo en tendencia y ahora está en pleno auge. Para muchos comensales, es un sueño hecho realidad y por eso esta modalidad ha alcanzado un gran éxito.

La competencia se ha vuelto feroz. Actualmente hay un buffet libre en todas partes. Comenzó con el clásico desayuno buffet en los hoteles. Ahora se ha extendido a las tres comidas y a todo tipo de ofertas.

Esta tendencia tiene su explicación en que un buffet libre es la alternativa ideal para todo el mundo. Para el cliente representa una magnífica opción de comer hasta saciarse, a un buen precio. Para los restaurantes es una oportunidad muy rentable y funcional.

Las características de un buffet libre

Se puede afirmar que un bufet libre es una variante del fast food. La diferencia es que no hay límite. El comensal puede comerse todo lo que su cuerpo aguante. La comida se distribuye en diferentes mesas. El usuario se sirve a sí mismo, a su gusto y paga una tarifa plana por todo lo que consume.

Este tipo de ofertas requieren de un espacio amplio. Como mínimo, debe existir área para disponer los muebles del buffet y zonas de circulación hacia las mesas. Obviamente, debe permitir una disposición cómoda del mobiliario en el comedor. Todo debe hacer posible la máxima organización.

Se requiere también todo tipo de bandejas. Así mismo, es importante que haya diferentes tipos de dispensadores de líquidos, de salsas, guarniciones, cereales, etc. Lo esencial es que el equipo garantice un adecuado mantenimiento de la temperatura. Y, por supuesto, una atractiva e higiénica exposición de los alimentos.

Las ventajas de un buffet libre

Un buffet libre ofrece grandes ventajas en términos de atractivo para el cliente y de rentabilidad para el restaurante. Las más destacables son:

  • Menor cantidad de personal. El formato de autoservicio hace innecesarios a muchos camareros y personal auxiliar. Claro que no los elimina, pero sí los reduce.
  • La flexibilidad del menú. Como no hay un menú preestablecido o predefinido, se pueden aprovechar los mejores precios en los productos de temporada.
  • La inversión es baja. El mobiliario y la maquinaria requeridos para ofrecer un buffet libre no son de alto costo.
  • La sencillez de los platos. A menos que se trate de un buffet libre de alto nivel, no se requieren los servicios de un chef especializado. Esto ahorra costos.
  • Versatilidad en la oferta. Un buffet libre no está sujeto a un determinado tipo de comida. Se puede variar fácilmente y con ello atraer a nuevos clientes.
  • Precio atractivo para el comensal. Este tipo de ofertas tienen mayor potencial para atraer a un gran número de clientes, por un precio favorable.

buffet libre

Desventajas de un buffet libre

Un buffet libre también tiene sus desventajas, las cuales no son nada despreciables. Tienen que ver sobre todo con la infraestructura y la gestión del modelo. Son, básicamente, las siguientes:

  • La amplitud del espacio. Un buffet de este tipo no se puede instalar en cualquier lugar. El espacio debe ser amplio para garantizar comodidad en la circulación y evitar accidentes.
  • Una gran cantidad de sobras. Este modelo da lugar a que haya muchas sobras. Si no se reciclan de la forma adecuada, fácilmente da lugar al desperdicio y las pérdidas.
  • Exige más personal auxiliar en la cocina. El ritmo de un buffet libre es muy veloz. Eso exige que haya más personal en la cocina para evitar desabastecimiento en el comedor.
  • Requiere mayor menaje de cocina. Para que el personal pueda hacer su tarea a gran velocidad, es necesario contar con suficiente menaje de cocina. Esto significa más gastos.
  • Una higiene más exigente. Como se trata de un modelo en el que los comensales están manipulando la comida todo el tiempo, aparecen algunos riesgos. El más importante es el de la contaminación cruzada por mala manipulación. Por lo tanto se debe mantener mayor vigilancia y control sobre la comida.
  • Actualmente hay una gran competencia que se debe enfrentar con valores agregados.

Consejos para ofrecer un buffet libre

Hay algunos elementos que se deben tener en cuenta para que el buffet libre sea todo un éxito. Estos son los más importantes:

  • Los buffets temáticos son una opción muy atractiva para la mayoría de los clientes. Pueden enfatizar en un tipo de comida, en un producto o en una ocasión especial, entre otros
  • Uno de estos buffet puede incluir atracciones adicionales, como un “show cooking”.
  • Una buena opción para fidelizar a los clientes es crear carnets de socios, con descuentos y otros beneficios.
  • Convertir a las ensaladas en grandes protagonistas es una magnífica idea. A casi todo el mundo le gustan y el costo de la materia prima es mucho más bajo que el de otros productos.
  • La exposición de los alimentos debe ser impecable. Tienen que resultarles atractivos a los clientes. Y no puede haber la más mínima duda sobre su higiene.
  • El control del presupuesto debe ser muy riguroso. De lo contrario, no es de extrañar que este tipo de modelos generen pérdidas.

 

Fuentes imágenes: www.gipsy.es  /