Imagina a tu restaurante lleno de mesas para un solo comensal. ¿Extraño? Las nuevas tendencias nos muestran cada vez más que comer solo es posible, y no por ello hay que amargarse la vida.

El placer de compartir sigue siendo estando vigente, y tener alguien con quien comentar las exquisiteces que se toman tiene mucho encanto. Pero también es cierto que hay muchos momentos en los que nos puede apetecer disfrutar de una comida en solitario, sin nadie que nos interrumpa el momento.

Una idea puesta en marcha en Holanda

El restaurante Eenmaal, en Ámsterdam, se ha hecho muy conocido por la política estricta en su sala de comedor, con mesas para un solo comensal. Lo que comenzó como una idea experimental, acabó siendo un éxito, que está empezando a ser utilizado también en otros locales. En Londres, el restaurante “Soho” está haciendo lo mismo y esta tendencia “foodie” continúa.

 

¿Cómo surgió la idea del restaurante Eenmaal?

La iniciativa que se ha llevado a cabo en el restaurante Eenmaal (su significado en holandés es “comida para uno”), surgió de que su propietaria un día consideró que ya estaba aburrida de comer en compañía, y tener que hablar siempre de lo mismo, el trabajo, su vida personal, etc. Con ello pensó que muchas otras personas opinarían igual que ella, y les gustaría tener un restaurante donde no estuviesen intimidados.

Las mesas de Eenmaal tiene periódicos, revistas, folletos, etc., con el fin de que los comensales puedan comer y disfrutar a la vez de la lectura de aquello que les interese. Lógicamente, solo tienen sitio para un cubierto. El comensal puede desconectar de todo, sin sentirse por ello incómodo o descolocado. El precio de un menú fijo de cuatro platos con vino incluido, está en torno a los 35 euros.

Otro detalle muy curioso es que los clientes de Eenmaal puede disfrutar de botellas pequeñas de champagne, de 375 cc., para que puedan celebrar de este modo lo que deseen sin tener que pagar por una botella grande que no van a consumir.

Otros países de Europa, Canadá y Estados Unidos

La idea de Eenmaal ya se está exportando a otros países europeos.

mesa para uno

En lo que respecta a Estados Unidos y Canadá, la tendencia también se ha ido extendiendo. En Estados Unidos están surgiendo restaurantes donde cocineros y camareros interactúan con los clientes, los menús se elaboran con platos más pequeños, y la disposición de las mesas en el comedor y la barra está pensada para atraer a comensales solitarios.

Los recetarios y las proporciones

Los libros de cocina y recetas que podemos encontrar en Internet suelen contener ingredientes y proporciones para cuatro personas. Sin embargo, hay muchas razones por las que cocinar para nosotros mismos, o para comer en pareja.

La idea de ingredientes y proporciones para cuatro personas no es del todo acertada. Los hogares unipersonales en la actualidad son una cuarta parte del total. Según estudios del Instituto Nacional de Estadísticas, más de cuatro millones y medio de personas viven en España en esta situación. Y seguramente conocen los placeres de sentarse a la mesa sin compañía.

mesa para uno

En España…

En el restaurante El Timón, en Ferrol, también son partidarios de ofrecer la opción de comida para una sola persona. Afirman que esta tendencia, poco habitual en otros años, es cada vez más frecuente. Además, se aprecia una mayor relajación: los clientes disfrutan de su comida con una buena botella de vino, dejando correr el tiempo, sin más.

Hay muchos otros ejemplos de restaurantes con mesas de una o dos plazas, que además cuentan con barras con vistas a la calle, y sillas corridas para que la gente que vaya sola comparta espacios. Normalmente el comensal que va solo a un restaurante lo hace por motivos de trabajo, de viajes, etc. Pero cada vez es mayor el número de personas que acuden únicamente a probar la comida, y lo hacen solos.

 

Fuentes imágenes: Expansión   /   La Voz de Galicia   /   The Traveller Cook