¿Logrará el coronavirus arruinar también las fiestas navideñas? ¿Qué pasará con la algarabía, los festejos, los saludos, las cenas de compañeros de trabajo, de amigos y de familias?  La gente necesita alegría y quiere sentir que la Navidad existe y que vive la esperanza. 

Los restaurantes y, en general, el sector de la hostelería,  no se han quedado quietos. Anticipando que los efectos de la pandemia afectarían los festejos, crean nuevos formatos compatibles con las limitaciones sanitarias.  Seguramente nada será igual a lo de años anteriores, pero eso también aportará un toque de novedad  que atrae. 

Y paralelamente, los restaurantes van a poder trabajar y seguir adelante con sus esfuerzos para recuperar su economía.  Restauradores y público necesitan de la Navidad y ya están sobre la mesa algunas alternativas para que ambos logren sus objetivos.

En definitiva, el objetivo es que el espíritu de las fiestas tradicionales resurja como cada año, aunque se encarne en nuevas propuestas.  Las empresas van a poder celebrar, las familias también lo harán, los amigos se saludarán y compartirán buenos momentos. Todo será posible, porque el ser humano tiene un potencial infinito en su creatividad.

La tecnología: una  herramienta fundamental para desafiar al coronavirus en las fiestas navideñas

Las cenas de empresas suponen buenos ingresos para los restaurantes. Especialmente en estos momentos, es vital no perder la oportunidad que estos eventos suponen.  Si bien los comedores de los restaurantes permanecerán casi vacíos o con muy poca gente, hay planes que les permitirán preservar el negocio.

Restaurante virtual

Las personas ya se han habituado a los encuentros virtuales utilizando plataformas. Con estos medios se han sostenido los vínculos familiares y de amigos. También la virtualidad ha sido el medio para las reuniones empresariales y para el trabajo en oficinas. Por lo tanto, hay iniciativas para utilizar este recurso para las cenas de Navidad.

Propuestas para cenas de empresa en el año del coronavirus

Las alternativas para comidas de empresa comenzaron a surgir y ya hay varias opciones en escena.  Las cenas telemáticas con los compañeros se presentan como una posibilidad práctica de pasar un buen momento con los compañeros. La idea es llevar la fiesta de Navidad al entorno digital. Con esta modalidad, las empresas no pierden ese momento de confraternidad que es importante para cerrar un año.  Pero además, los restaurantes pueden vender.

Glovo y su proyecto de delivery para cenas empresariales

Glovo ha creado una modalidad de cena virtual empresarial práctica, que no complica a las empresas que la contraten. Ha establecido tres menús de diferentes niveles gastronómicos y precios.  El organizador elige el que prefiere.  Establece el número de participantes a la cena virtual, comunica las direcciones postales en las que se entregarán los menús, así como la hora y fecha de entrega.  Glovo se ocupa de todo lo demás.

Los restaurantes se van asociando a esta propuesta de Glovo y ofreciendo sus menús.  Los hay de todas las categorías. Por ejemplo, se ha unido a Glovo el GoXO, de David Muñoz. La alta gastronomía también está presente en estas fiestas marcadas por el coronavirus.

La empresa debe completar el evento determinando la plataforma para que los invitados a la cena se conecten y puedan compartir un momento juntos. Zoom y Skype son las más utilizadas.

Animatium Coruña ofrece fiestas empresariales en un completo y animado mundo virtual

Animatium Coruña ha salido con fuerza al mercado con gran ingenio para desarrollar estas fiestas virtuales. Es una empresa especializada en eventos y muestra claramente que es capaz de arremeter contra la adversidad. Con capacidad de anticipación e innovación, Animatium Coruña ha creado un mundo virtual para cenas empresariales.

El coronavirus no es problema en este entorno.  Para ingresar a ese mundo limpio, los invitados descargan una aplicación y crean su avatar.  A la hora del encuentro se conectan y hablan con sus compañeros.

Los asistentes pueden escuchar el discurso del líder, los chistes de sus compañeros, participan en juegos y hasta bailan en una discoteca. Es una verdadera fiesta. La mente y el espíritu viven lo que el cuerpo no puede en este año, pero las vivencias son igualmente reales y reavivan la alegría.

A la empresa le corresponde organizar la comida, para lo que cuenta con opciones de delivery.

Catevering propone un brindis digital empresarial

Catevering es una startup española en desarrollo. Reconociendo en la proximidad de las fiestas una oportunidad para crecer, ha ideado un servicio especial. Se trata de un paquete diseñado para un brindis digital.

Sin duda es una opción muy práctica. Estar frente a un dispositivo digital con un menú adecuado para un brindis, encontrarse con los compañeros con una copa en la mano, es una idea tentadora.

Catevering prepara cajas de lunch, el formato tradicional de las canastas navideñas.  La empresa organizadora se encarga de organizar la reunión virtual.

Estas son algunas de las alternativas que se encuentran ya en el escenario de las comidas empresariales.  Otras ideas se van abriendo camino a medida que se acerca la fecha de los eventos.  El foco está puesto en que no falte el encuentro, el saludo y el vínculo que tan importante es para las personas.

Comparte