El restaurante en otoño se renueva.  Necesita hacerlo, porque todo cambia en otoño. La forma en que la gente se viste, su ánimo, el estilo de vida, las necesidades alimentarias.  Y es necesario acompañar esos cambios para no quedar afuera de la vida.

Los clientes comienzan a elegir platos más calientes, especialmente para esos días que son muy frescos.  Y añora un poco las comidas que no consumió durante todo el verano. Por todo ello, es buen momento para renovar la carta y tentarlo con preparaciones adecuadas a la estación.

El otoño ofrece la más rica variedad de productos que hacen posible una interesante diversidad en los menús. Carnes, pescados y mariscos, hortalizas, setas, legumbres y frutas despliegan su abanico de propuestas. Solo hay que buscar las recetas que se adecuen a la identidad del restaurante en otoño y, por supuesto, a los clientes.

Esta renovación debe recorrer toda la carta. Entrantes, platos fuertes, postres, bebidas, deben ser revisados minuciosamente. Y en esta nueva carta, los postres juegan un rol importante.

Ingredientes para los  postres del restaurante en otoño

Las frutas de estación pintan la cocina de colores cálidos propios del otoño. Manzanas, arándanos, uvas, peras, membrillos, caquis, castañas, están ahí, esperando integrarse a una receta. La crema batida, la miel, los frutos secos, aparecen con todo su potencial nutricional y de sabor.

Y estos ingredientes interactúan y se combinan para generar postres sorprendentes que el chef hábilmente recrea.  En la carta siempre habrá un postre que se vuelva seña de identidad del restaurante.  Pero la rotación de postres  es una eficaz estrategia para mantener a los clientes siempre atentos.

Algunos postres sugeridos para el restaurante en otoño

Tartas, bizcochos, crêpes, cremas y cuajadas, budines y otros tantos dulces tan variados como estilos de cocineros, visten la carta de postres del restaurante en otoño.

Algunas sugerencias:

Tarta de manzanas con hojaldre y toffee

La manzana es una de las vedettes del otoño.  Su sabor tenue y delicado, su especial textura, hacen que se integre perfectamente a gran variedad de preparaciones. Las tartas de manzana son un clásico de la cocina en otoño.

Tarta de manzana

Una variante a las tartas de siempre, es la tarta de manzana con hojaldre y toffee al whisky. Para prepararla se necesita:

Ingredientes:

  • 1 placa de hojaldre fresco
  • 10 cucharadas de toffee al whisky                                                 
  • 4 manzanas peladas y cortadas en forma de media luna.
  • Azúcar glas cantidad necesaria

Para el toffee al whisky (prepararla un día antes)

  • 200 gramos de nata
  • 150 gramos de azúcar moreno
  • 100 gramos de mantequilla
  • 30 gramos de miel
  • 2 cucharadas de whisky 

Elaboración de la salsa toffee:

1- Combinar en una cacerola la nata, el azúcar, la mantequilla cortada en cubos y la miel.

2– Llevar a fuego suave y hervir hasta que espese.

3- Retirar del fuego y agregar el whisky. Dejar enfriar

Montado de la tarta

1- Se extiende la masa de hojaldre sobre una bandeja para hornear.

2- Se cubre  con la salsa toffee que debe estar fría.

3- Sobre ella, se disponen las manzanas cortadas en medias lunas.

4-  Se lleva a horno moderado durante 20 minutos, el hojaldre debe quedar dorado.

5- Se retira del horno y se deja enfriar sobre una rejilla.

En el restaurante, se pueden preparar tartas individuales del  tamaño de una porción.

Panna Cotta de calabaza

La calabaza es un ingrediente de otoño muy práctico. Además de integrarse a platos salados, se presta para postres.  La Panna Cotta es un exquisito postre cremoso ideal para servir en el restaurante en otoño.

Ingredientes:

  • 250 gramos de calabaza asada, pelada y troceada
  • 500 gramos de nata
  • 150 gramos de azúcar moreno
  • 2 gramos de agar u hojas de gelatina

Elaboración:

1- En un cazo de fondo grueso se coloca la nata con el azúcar.

2- Calentar a fuego bajo, moviendo de vez en cuando.

3- Cuando empieza a hervir, se retira y se agrega el agar. También pueden incorporarse especias a gusto del cocinero.

4- Se mezcla bien y se lleva nuevamente a fuego lento durante dos minutos.

5- Colocar en un recipiente la calabaza, incorporar la preparación de la nata e integrar. Se debe obtener una crema homogénea y ligera.

6- Se sirve en copa o vaso. También se puede desmoldar.

Se presenta sola o acompañada de una porción de bizcocho o  helado

Crêpes de manzana caramelizada y arándanos

Ideas de postres para tu restaurante en otoño

Frutales y muy de otoño, estos crêpes ponen un toque de originalidad en la carta del restaurante.

Ingredientes:

  • 12 crêpes
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 3 manzanas de cualquier clase, de acuerdo con la acidez deseada.
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • ½ cucharadita de jengibre molido
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 6 cucharadas de arándanos frescos
  • 4 nueces
  • 4 cucharadas de azúcar glas
  • 3 cucharadas de agua

Elaboración del relleno:

1- Pelar y cortar las manzanas en dados

2- Fundir la mantequilla en una sartén, agregar las manzanas y saltear unos minutos.

3- Añadir el azúcar moreno, el agua, el jengibre y la canela. Aromatizar con vainilla.

4- Cocinar a fuego medio hasta que se consuma el agua.

5- A media cocción añadir los arándanos frescos.

Presentación:

Rellenar los crêpes con las manzanas caramelizadas y los arándanos, y cerrarlos en cilindros o triángulos.  Para servir, decorar con nueces troceadas y espolvorear con azúcar glas.

Brownie de chocolate blanco y batata

Es un postre intenso, pero no empalaga. Tiene una textura muy cremosa y un aroma que anuncia el placer de comerlo. Es un toque original en cualquier carta de otoño.

Ingredientes:

  • 200 gramos de chocolate blanco para fundir
  • 30 gramos de mantequilla
  • 4 huevos
  • 250 gramos de azúcar
  • 80 gramos de harina
  • 200 gramos de batatas asadas
  • Azúcar glas, cantidad necesaria

Elaboración

1- Precalentar el horno a 200ºC.

2- Engrasar y enharinar un molde.

3- Espolvorear con dos cucharadas de azúcar

4- Fundir el chocolate a baño de maría con la mantequilla.

5- En un bol mezclar bien la harina, el azúcar y los huevos.

6- Triturar las batatas  e incorporarlas a la mezcla de harina. Unir hasta conseguir una masa homogénea y fina.

7- Colocar la masa del brownie en el molde y llevar a horno a temperatura de 180º. Hornear de 30 a 35 minutos.

Dejar enfriar, desmoldar y servir.

Puede prepararse en moldes individuales.

El postre es el cierre, es el broche final de la experiencia en el restaurante.  Complementa el menú y la elección de la carta de postres es tan importante como la de platos principales.  La idea para el otoño es ofrecer opciones de postres calóricos y cremosos y otros frutales y ligeros. Variados, tanto como los días de la temporada.