El restaurante que tenga la intención de recibir a los niños, debe prepararse para ello.  Para atender a los pequeños es necesario pensar en lo que les gusta y les llama la atención. Y la máquina de palomitas es una herramienta que cumple con esas condiciones.  Es  un  excelente recurso que los niños disfrutarán y que hará sentir a las familias que los pequeños son bienvenidos.

¿Por qué comprar una máquina de palomitas para el restaurante?

Ubicada en un lugar estratégico del restaurante, la máquina de palomitas es un atractivo que atrapará la atención de los niños. Su sola presencia, motiva y da un toque especial al restaurante que hace felices a los niños. Y si los niños están contentos, los padres también lo están.  Por lo tanto, la experiencia en el local será buena y eso favorecerá que los clientes vuelvan.

Esta máquina tiene un doble propósito. Por  un lado transmite el mensaje “Bienvenidos, niños”, es una buena estrategia de marketing. Y por el otro, tiene una función gastronómica. Las palomitas pueden integrarse a los menús infantiles y darles un toque especial que sorprenda a los pequeños. 

Qué mirar al elegir la máquina de palomitas para el restaurante

consejos para comprar máquina de palomitas

La oferta de máquinas de palomitas es muy diversa. Hay máquinas más profesionales que otras, con mayor capacidad y con funcionalidades diferentes también.

En esencia, son máquinas especiales que se calientan a altas temperaturas. Solamente hay que verter los granos de maíz en ella y esperar el resultado final.

¿Qué es conveniente tener en cuenta al elegir una máquina de palomitas para el restaurante?

La forma y el aspecto

Cuando se piensa ubicar la máquina de palomitas en el salón comedor principal, es importante atender a la estética. La idea es que, además de preparar las palomitas, la máquina llame la atención.  El decorado infantil y el colorido atraerá las miradas de los niños y de los grandes.

Potencia del motor

La potencia siempre es clave. Una máquina con un motor de buena potencia, será rápida y eficiente. Y la rapidez es importante cuando de atender niños de trata. Ellos quieren todo ya, y es bueno responder a esa instantaneidad. Un motor de 1200W dará buenos resultados y además no consumirá demasiada energía.

consejos para comprar máquina de palomitas

La higiene

Es un aspecto fundamental que debe ser considerado.  La máquina debe ser fácil de higienizar, de modo que luzca siempre como recién estrenada.  Dependerá mucho de los materiales con los que ha sido fabricada y del ensamblaje de las piezas.

Relación calidad-precio

Como ocurre en la compra de cualquier máquina, es necesario analizar la relación entre el costo, el rendimiento, la energía que consume, la calidad de los materiales y la producción.  Todos estos valores contribuirán también a la decisión.

Mantenimiento y reparación

Siempre es bueno asegurarse de que hay técnicos cerca y de que existen materiales y elementos para reparaciones, en caso de averías.

¿Cómo son las máquinas de palomitas de maíz?

Existen máquinas para uso familiar y profesional. Difieren en el tamaño, capacidad, potencia del motor, y en los detalles estéticos.  Para el restaurante siempre es conveniente una de tipo profesional, porque las máquinas hogareñas no están preparadas para uso continuado.

Estas máquinas profesionales en general, tienen más o menos el mismo formato.

  • Disponen de un recipiente desmontable, generalmente de acero inoxidable. Es una especie de cacerola en donde se procesa el maíz y sus agregados. Esta olla puede ser de diferentes tamaños, y es la que determina cuántas palomitas se preparan cada vez.  Es una de las condiciones a las que hay que atender en el momento de la compra.
  • El maíz se mueve con un agitador integrado, una especie de brazo que se introduce en la olla. Con este agitador se asegura  que todos los granos exploten y que la mantequilla, aceite, azúcar o sal se distribuya uniformemente.  Incluyen una cuchara dosificadora para poner la cantidad exacta de maíz, de azúcar o de sal, de aceite.  
  • Poseen una caja, generalmente vitrina, que actúa como exhibidor. Esa caja cuenta con una bandeja en donde van cayendo las palomitas ya preparadas y calentitas. De este modo, se libera la olla para la próxima tanda.  Los materiales varían. Acero inoxidable, madera, plástico y los laterales transparentes suelen ser de vidrio templado. Muchas poseen luz interior.
  • La estética exterior completa el estilo de estas máquinas. Hay algunas muy pintorescas que tienen forma de carrito vintage o de quiosco.  Otras son más compactas. Las hay que se apoyan directamente sobre el piso y otras que se instalan sobre una mesa.  Al elegirla, es importante tener presente el espacio disponible y el lugar preciso en el que se instalará, para que armonice con él.

La máquina de palomitas de maíz es, de por sí, una buena inversión.  El costo se recupera rápidamente.  Además de ser un atractivo para los niños en el restaurante, en sí misma es un generador de ingresos. El coste de los ingredientes es bajo, consume poca energía y rinde buenos resultados. Además, permitirá idear promociones para atraer a las familias al local.