Es momento de rescatar las mejores recetas de Semana Santa. Las personas en tu restaurante esperan menús especiales que les recuerden que es una semana diferente. Las tradiciones se revitalizan. La gente se vuelve un poco hacia el pasado y piensa más en los momentos familiares y en las costumbres de su gente.

Seguramente, el chef dispondrá de innumerables recetas de Semana Santa. Junto con la Navidad, es la época del año en que las costumbres obligan a más especificidades. La ausencia de carne, las verduras y los pescados  son notas obligadas, tanto para los religiosos como para los que quieren disfrutar de esos platos tan típicos.

Recetas de Semana Santa, para activar la memoria

Hay recetas que no pueden faltar en el menú de Semana Santa. Son esas en las que la gente piensa cuando decide comer en un restaurante. Si no están en la carta, seguramente preguntarán por ellas. Aquí te sugerimos algunas de ellas:

Potaje de vigilia

Este plato es especial para tiempos de Cuaresma, en los que la Iglesia proclama la prohibición de comer carne. Un buen potaje es protagonista de cualquier carta en esta semana especial.

Ingredientes

  • 500 gramos de bacalao desalado y sin piel.
  • 500 gramos de garbanzos remojados en agua tibia 12 horas.
  • 300 gramos de espinacas o acelgas frescas.
  • 300 gramos de cebollas (3 medianas).
  • 30 gramos de ajo (6 dientes).
  • 2 huevos.
  • 2 rebanadas de pan.
  • 1 cucharada de pimentón agridulce.
  • Aceite de oliva.
  • Sal a gusto.

Elaboración

  1. Se hierven los garbanzos ya remojados hasta que estén tiernos. Si se opta por olla a presión, tardarán unos 20 minutos. Si se hierven en olla tradicional, el proceso será más largo. Se reservan, al igual que el caldo.
  2. Se pean y pican las cebollas y los ajos en juliana pequeña.
  3. En una sartén grande, calentar una cantidad generosa de aceite de oliva. En él sofreír cebollas y ajos picados.
  4. El pimentón y sal a gusto se agregan a las cebollas ya pochadas.
  5. Se hierven los huevos, que se utilizarán duros.
  6. En una cazuela a fuego bajo se vierte el caldo de los garbanzos. Cuando empieza a hervir se le agrega el sofrito de cebollas y ajos y se integra bien.
  7. Se cortan las espinacas (puede ser acelgas) y se agregan al caldo con los garbanzos.
  8. Se agrega el bacalao cortado en trozos pequeños, del tamaño de un bocado.
  9. Se mezcla un poco, moviendo suavemente la cazuela. El potaje está casi listo. Se cocina a fuego lento durante 10 minutos.
  10. Se fríen las rebanadas de pan en aceite de oliva. Deben quedar crujientes.
  11. Cuando el potaje está listo, se agrega el pan frito desmenuzado.
  12. En el momento de servir, se agregan los huevos cortados en trozos pequeños.
  13. Rectificar el punto de sal y servir el potaje bien caliente.

Variantes del potaje

Esta receta básica que acabamos de ver, tiene muchas variantes. Realmente el único límite es la creatividad de quien cocina. Y así es en lo que se refiere a las recetas de Semana Santa; con imaginación y habilidad, cada cocinero les imprime su sello. Algunas variantes del potaje:

  • Se sustituyen los garbanzos por lentejas o judías blancas.
  • Resulta muy colorido si se agrega zanahorias, tomates, patatas, un puñado de almendras.
  • También queda muy bien si se incorpora un puñado de fideos tipo tallarín quebrados.
  • En lugar de utilizar el bacalao en trozos, se pueden incorporar albóndigas de bacalao, preparadas previamente.

Ensalada de bacalao

ensalada bacalao

Una buena ensalada de verduras y bacalao no puede faltar en la lista de recetas de Semana Santa que se cocinarán en el restaurante. Hay personas a las que el potaje les resulta un tanto pesado, especialmente si la temperatura invita a algo más fresco.

La ensalada se presenta como más saludable y ligera que el potaje. Además, se la puede personalizar a gusto del cliente. Es ventajosa para el cocinero, pues tendrá todo listo previamente. En el momento de servir, solo hará la magia de la mezcla de acuerdo con el gusto del cliente.

¿Cómo preparar una rica ensalada para Semana Santa?

Ingredientes  (para cuatro porciones)

  • 400 gramos de garbanzos cocidos.
  • 150 gramos de cebolla.
  • 100 gramos de pimiento rojo.
  • 150 gramos de pimiento verde.
  • 600 gramos de tomates seleccionados.
  • 4 huevos duros.
  • 200 gramos de bacalao, preferentemente ahumado.

Elaboración

1- Se cortan las verduras y el bacalao en dados pequeños, o sea en dados de 3 milímetros de lado.

2- En un bol incorporar los garbanzos, las verduras, el bacalao y mezclar, cuidando que no se dañen las piezas.

3- Aliñar a gusto. Si se optó por bacalao salado, es preciso un remojo previo del pescado de dos días, cambiando el agua cada ocho horas. Al cocinar, habrá que controlar el agregado de sal.

Se puede sustituir el bacalao por otro pescado o incluso por mariscos.

Sugerencia para el aliño

Mezclar aceite de oliva, vinagre de Jerez y un poco de sal ahumada. Queda muy bien si se aliña la ensalada anticipadamente. La mezcla se impregna del aliño y sabe exquisita. En el momento de emplatar, se agregan por encima los huevos duros cortados en cascos.

Tortilla de patatas con bacalao

Es bueno incorporar en la carta recetas de Semana Santa que no lleven pescado, para aquellos a los que no les gusta este producto. Una rica tortilla de patatas gusta a todos, grandes y chicos. Es una excelente opción para los niños.

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 500 gramos de patatas
  • 150 gramos de bacalao desalado desmigado
  • Aceite de oliva
  • 100 gramos de cebolla
  • Sal, a gusto

tortilla de bacalao

Elaboración

1- Se lavan y pelan las patatas.

2- Se cortan en láminas finas, de menos de dos milímetros de espesor.  

3- Se las coloca en un bol y allí se les incorpora la sal. Después de unos minutos, se las seca con un papel absorbente.

4- Es momento de freír las patatas en abundante aceite caliente.

5- El tiempo de cocción será de aproximadamente 20 minutos a fuego bajo.

6- Mientras se realiza la fritura, batir los huevos en un bol.

7- Se corta la cebolla en tiras muy finas. Se sofríe en aceite de oliva hasta que estén doradas. Cuando empiecen a dorarse, incorporar el bacalao.

8- Se mezclan las cebollas con los huevos. Hay que tener en cuenta, al dar el punto de sal al conjunto, que el bacalao ya dará un toque de salazón, aunque esté desalado.

9- Hay que escurrir bien las patatas fritas e incorporarlas a los huevos.

10- Debe reposar durante cinco minutos, a fin de que se integren los ingredientes.

11- En una sartén adecuada y untada con aceite, se coloca la mezcla. Llevará unos cinco minutos a fuego medio alto. Luego se da vuelta y se mantiene durante unos cuatro minutos más.

Ya estará lista para emplatar. Se debe preparar en el momento de servirla.

¿Y los postres?

torrija

La sección postres de las recetas de Semana Santa también viene cargada de tradiciones.  Torrijas, las típicas, y monas de pascua no pueden faltar en las cartas, porque seguramente nuestros clientes esperan encontrarlos.

Los pestiños y los buñuelos son también opciones apropiadas para la ocasión. Los cuadros de leche frita, con sabor a canela, tienen reminiscencias a hogar y son especiales para la cuaresma.

Sin dudas las posibilidades son muy diversas, tanto en lo dulce como en lo salado. Lo bueno es que el cliente encuentre en el restaurante que allí también se vive la Semana Santa en todo su esplendor.