Para atraer a los clientes hay que agudizar el ingenio.  Numerosos restaurantes y las propuestas gastronómicas de todo tipo inundan el mercado. Las redes sociales y, en general Internet, están saturados de publicidad de locales de restauración.

¿Cómo hacer para destacarse? ¿Cómo lograr que el potencial cliente se fije en ese restaurante?  ¿Cómo atraer clientes y lograr que vuelvan? Un camino para sobresalir consiste en ofrecer las promociones más efectivas.  

Las promociones son, en realidad, propuestas de valor. Indican al cliente los beneficios que le ofrece tu restaurante. La meta es, en primer lugar, que el cliente mire la oferta y luego que tome la decisión y visite el restaurante para disfrutarla. A partir de esa acción, la propuesta deberá tender a que vuelva, a fidelizarle.

¿Cómo lograr las promociones más efectivas?

A la hora de crear las promociones más efectivas, es necesario pensarlas muy bien. Para que rindan los resultados esperados, es preciso cuantificarlas y buscar los caminos para medir los resultados. Las promociones representan una inversión para lograr un objetivo; y como toda inversión, debe ser rentable. Si no aportan nada al restaurante, no sirven y deben descartarse o cambiarse.

promociones clientes

El primer paso para elaborar las promociones más efectivas es pensar en los objetivos para los que se crearán. ¿Para qué se preparan las promociones?  ¿La intención es captar nuevos clientes? ¿O fidelizar a los que ya han concurrido al restaurante? ¿Se pretende aumentar las ventas en momentos de poca ocupación? ¿La idea es atraer a algún sector de público en especial? En función de estas metas, se diseñarán las promociones más efectivas para alcanzarlas.

Algunos ejemplos de las promociones más efectivas para el restaurante 

1- Promociones especiales con duración limitada

Puede tratarse de un menú especial o un descuento.  La disposición de tiempo de duración limitado, en una gran ventaja para el restaurante. Permite probar innovaciones, por ejemplo un menú nuevo. Las promociones ofrecen una buena oportunidad de experimentar y de valorar cómo reacciona el público ante la novedad.

Si la promoción no es rentable, al cabo del tiempo estipulado se elimina. Si ha sido útil, bastará con renovar la propuesta por otro período o establecerla como promoción permanente.

2- Happy hour, la hora feliz

Esta promoción es útil y beneficiosa si existe tiempo de escasa ocupación durante el día o la noche.  Si esto ocurre, el restaurante puede promocionar menús o descuentos especiales para quienes asistan en esas horas.

Para poner en marcha esta promoción de la hora feliz, es preciso ser buen observador de la dinámica del restaurante. Hay softwares que ofrecen datos concretos acerca de esos momentos en los que el restaurante permanece inactivo.

clientes

3- Sorteos de menús en las redes sociales para quienes compartan una publicación

La publicación a compartir puede ser precisamente información sobre promociones y descuentos o algún evento que es importante difundir. Y el premio del sorteo será, precisamente, un menú o parte de menú gratis para el ganador.  Este medio contribuye al marketing y hace que el mensaje se extienda. 

4- Tarjeta de descuento para clientes fieles

Es una promoción que rinde buenos resultados.  En cada visita de un cliente se le entrega una tarjeta de descuento para el próximo día que asista al restaurante. Los descuentos pueden ser progresivos: 10%, 20%, 30% en el consumo en visitas semanales, por ejemplo.

Las estadísticas muestran que cuesta seis veces más conseguir un cliente que fidelizar a uno ya existente. Por tanto vale la pena idear promociones para mantener a los clientes más fieles.  

5- La especialidad de la temporada

La creación de un menú diferencial para cada temporada, que se ofrezca a precios tentadores, es una buena estrategia. La ‘temporada’ puede durar toda una estación, un mes o el tiempo que el restaurante disponga.

6- El dos por uno no pasa de moda

No por tradicional es menos efectivo. La promoción del 2 x 1 parece ser atemporal y siempre es muy efectivo; puede ofrecerse la promoción para esos momentos de baja ocupación del restaurante.

restaurante para niños

7- El ‘Día de…’ enamorados, padre, madre, niño, abuelo…

Las promociones para los días marcados por el calendario suelen ser efectivas.  La oferta puede variar. Un postre o una bebida gratis para el homenajeado es una opción; si el grupo es de más de seis personas, por ejemplo, una comerá gratis.

8- Menús promocionales en determinados días de la semana

La idea es establecer como día para esta promoción el menos concurrido. Se puede limitar a almuerzo o cena; se establece un menú especial a un precio conveniente para el cliente que asista en ese día.

9- Descuentos para grupos empresariales

Esta promoción es especialmente útil cuando se acercan las fiestas tradicionales. Generalmente, los empleados se reúnen para celebrar. La oferta de descuentos atractivos puede hacer la diferencia.

10- Descuentos para niños y personas mayores de 65 años

Esta promoción puede mantenerse durante todo el año.  Es especialmente atractiva para grupos familiares, por lo que, seguramente, los comensales serán varios. Ahí estará el beneficio para el restaurante.

11- Promociones especiales para ‘los 20 primeros clientes’, válidas ‘solo hasta el día X’

Los seres humanos se movilizan y toman decisiones movidos por la sensación psicológica de escasez o de pérdida.  Este tipo de promociones, precisamente, apela a esas características de las personas; generan en la gente la idea de que si no es parte de los 20 primeros, está perdiendo algo. Y esta idea hará que decida concurrir.

12- Promociones relacionadas con otros negocios del entorno

Por ejemplo, una bebida de bienvenida para quien presente la entrada al cine o al teatro de la zona, o un ticket de compra en algún comercio.

El conocimiento del funcionamiento del restaurante es un factor clave para que las promociones sean realmente útiles y cumplan su función. La creatividad, la atención a las tendencias, y la evaluación de resultados, son condiciones que facilitan el éxito.