Disponer del equipamiento necesario en la cocina exige muchas decisiones de las que dependen las finanzas. La instalación de un restaurante implica una inversión. El local, los muebles, los trámites, el personal, los equipos, vajilla, herramientas, suman y suman en los gastos.

Poco a poco, hasta que la cosa comienza a funcionar fluidamente, los ingresos son escasos. Por eso, alquilar el equipamiento es una opción que muchos restaurantes están eligiendo.

Hay empresas que ofrecen esta posibilidad. Disponen de maquinaria, herramientas, vajilla, sistemas de frío, cocinas, y de todo lo necesario para el funcionamiento del negocio. Por lo tanto, la inversión en equipamiento ya no debe ser un problema para un restaurante. ¿Te has planteado alquilar el equipamiento para la cocina de tu nuevo proyecto?

¿Por qué alquilar el equipamiento para la cocina?

En estos tiempos, para iniciar un emprendimiento gastronómico es necesario un buen presupuesto. El restaurante es un negocio que necesita muchos recursos. El equipamiento de cocina es uno de ellos.

Pero además hay que alquilar local, comprar muebles, invertir en decoración, en marketing, disponer de empleados, proveerse de insumos para cocinar. En este ámbito de gastos sin límite aparente, la posibilidad de alquilar el equipamiento para la cocina alivia la inversión inicial.

suelos restaurante

Precaución en la inversión

En la práctica, no solo es la falta de dinero la única causa por la que algunos empresarios deciden alquilar el equipamiento de cocina. Cuando el negocio se inicia, los emprendedores más prudentes prefieren no arriesgar demasiado por si las cosas no van bien.

  • Aunque dispongan del dinero, muchos deciden comprar lo menos posible. Una actitud lógica e inteligente: si se compra todo el equipamiento de cocina y luego el negocio fracasa, se perderá mucho dinero, aunque las máquinas se vendan. Si el equipamiento es alquilado, solo se habrá perdido el gasto del alquiler por el período que se utilizó. 
  • Hay restaurantes que llevan tiempo funcionando que han optado por alquilar el equipamiento de cocina sin límite de tiempo. Es decir, su proyecto de trabajo incluye esta modalidad mientras el negocio esté funcionando. No importa si es un año o veinte.

¿Por qué han tomado esta decisión? La renovación tecnológica avanza a pasos muy acelerados. En este contexto,  alquilar el equipamiento de cocina permite renovarlo cuando sea necesario o conveniente; de este modo, siempre se tendrá una cocina muy actualizada en máquinas y tecnología.

  • Cuando se compra una máquina, se piensa en su capacidad y en las posibilidades que ofrece. Pero sucede que, una vez que se utiliza, puede que su capacidad no sea la que el restaurante realmente requiere. Es posible también que después de la compra se conozca otra con mejores funcionalidades. Si la máquina es alquilada, se podrá cambiar; en cambio, si es comprada, habrá que conformarse con ella o mal venderla.

Costes y algunos beneficios fiscales

  • Los costes de mantenimiento son otra razón poderosa para alquilar el equipamiento de cocina en lugar de comprarlo. Todo equipo requiere mantenimiento técnico y se daña con el uso.
  • Si se compra, hay que prever esos aspectos. Tanto el mantenimiento como las reparaciones suponen gastos. Pero, además, es preciso parar las máquinas; y esto supone una serie de complicaciones para el restaurante.

Cuando las máquinas se alquilan, los contratos incluyen el mantenimiento. En caso de que no funcionen, el proveedor procede inmediatamente a la sustitución. Por lo tanto, el restaurante no tendría que gastar en mantener y reparar y se evitaría los problemas de tener la máquina fuera de servicio.

  • Hay también una razón de carácter fiscal por la que algunos restaurantes alquilan el equipamiento de cocina. Es el caso de una PYME o de una sociedad mercantil: el importe de la cuota mensual que pagaría la empresa por concepto de alquiler, es deducible de impuestos en su totalidad. El alquiler se considera un gasto de la compañía.

El IVA aplicado a la cuota mensual también es deducible en su totalidad, siempre que quien alquile dedique las máquinas exclusivamente a la actividad profesional. Sin dudas, un ahorro económico que hay que valorar.

Sugerencias a la hora de alquilar equipamiento de cocina

Hay empresas que alquilan equipamiento nuevo y usado. El dueño de restaurante emprendedor dispone de las dos opciones. Es evidente, en este sentido, que el equipamiento a estrenar siempre cuesta más.  Sin embargo, las máquinas usadas pueden servir perfectamente si funcionan bien.

En uno u otro  caso, es preciso destinar buen tiempo a organizar la instancia del alquiler. He aquí algunos consejos:

  • El primer paso es preparar una lista detallada con todo el equipamiento que se va a alquilar. La expresión ‘equipamiento de cocina’ es muy amplia, muy poco específica. Es necesario identificar bien qué se necesita y preparar una lista.

Es conveniente establecer en la lista las especificaciones de cada máquina. El tamaño, la capacidad, el consumo energético, las funcionalidades, son datos importantes que hay que tener a mano en el momento de decidir. Si se alquila una máquina y luego no cabe en el lugar disponible,  se vuelve un problema. Puede que las posibilidades sean variadas y que confundan; tener claro qué se necesita, evitará arrepentimientos y dolores de cabeza.

  • Hay en el mercado muchas empresas que se ocupan de alquilar equipamientos de cocina. Una investigación previa de las máquinas disponibles y de las condiciones que propone cada empresa arrendataria, favorecerá una mejor elección. La elección de dos o tres de las que resulten aparentemente mejores según el proyecto del restaurante, permitirá moverse con tranquilidad.

La entrevista con la empresa que alquila y primeras comprobaciones

  • Luego hay que tener una entrevista con la empresa arrendadora. No es bueno dejar demasiado espacio a la sorpresa. Es preciso establecer claramente el interés en inspeccionar cada máquina antes de concretar el contrato. En el momento de este contacto, hay que aclarar qué máquinas se están solicitando. Si no se consiguen en una sola empresa, se hará lo mismo con otras.
  • La primera impresión es importante, pero no es la única que vale. Inspeccionar cada parte del equipo permitirá constatar su estado: puertas, bandejas, cables, higiene, todo debe observarse.
  • En caso de equipos de frío y de hornos, es fundamental constatar que las temperaturas funcionan bien. Por tanto, en el momento de agendar la entrevista, se debe solicitar a la empresa arrendadora que ponga en funcionamiento las máquinas de frío con anticipación.

La temperatura del horno se puede constatar en el momento de la visita. Es conveniente llevar un termómetro para asegurar esta condición.

diseño de cocinas

Los detalles del contrato

  • Debe atenderse minuciosamente a los detalles del contrato de alquiler del equipamiento de cocina. El precio es importante, pero también hay otros aspectos en los que hay que detenerse.
  • Las condiciones de mantenimiento son fundamentales. Por ejemplo, es preciso fijarse si todo el mantenimiento está incluido o si es necesario hacerse cargo de algo. Otro aspecto a considerar es si el alquiler es por un período fijo o por tiempo indeterminado. Hay empresas que utilizan un mecanismo u otro; con otras es posible la negociación.

En el momento de agendar la visita, se puede solicitar una copia del contrato de alquiler para estudiarlo con detenimiento. De esta manera, cuando se tome la decisión, se procederá con más tranquilidad a la firma.

  • Es conveniente observar las condiciones de traslado de los equipos para su instalación inicial y para el mantenimiento y reparaciones. ¿Quién se hace cargo de estos gastos? Quizá sea posible negociarlo y evitarse ese coste, especialmente si el volumen de lo alquilado es grande.

Hay quienes ven en el alquiler del equipamiento de cocina una buena oportunidad para aumentar la rentabilidad del negocio.  Otros, en cambio, consideran algunas desventajas.

Es cierto que a largo plazo se termina pagando más que si se hubieran comprado las máquinas.  Existen, como hemos visto, diferentes opciones; será preciso pensar y valorar para cada caso los beneficios y las pérdidas.

Cuando ponemos en marcha un restaurante o vamos a renovar el negocio que tenemos, uno de los aspectos más importantes es el del equipamiento. Cabe la opción de comprarlo nuevo o de segunda mano; pero también es una buena idea alquilar el equipamiento para tu cocina.