Si tienes tu propio negocio, probablemente ya conoces bien la importancia del marketing para el éxito de tu emprendimiento. Y aunque los canales digitales sean hoy el gran foco de las estrategias de marketing, algunos tipos de publicidad física siguen plenamente de actualidad. Por ejemplo, empieza a ser una tendencia hacer publicidad de tu restaurante en vehículos públicos o particulares.

De hecho, varias empresas optan por pagar una especie de comisión para que los conductores particulares lleven su marca plasmada en sus automóviles. Es esta una buena manera de que el marketing se incorpore en la lógica de la economía colaborativa, en la que ambas partes obtienen provechos económicos y personales de esta relación.

También puedes incorporar publicidad en tu propio coche, en el vehículo comercial del restaurante, o bien en los vehículos que utilices para hacer compras o entregas. Con ello, no necesitarías sumar gastos fijos con terceros a tu presupuesto, lo que resulta bastante beneficioso si tienes un pequeño negocio o recién lanzas tu restaurante.

Pero, ¿cuáles son los beneficios de hacer publicidad e tu restaurante en vehículos?

En primer lugar, debemos destacar el óptimo costo-beneficio de hacer publicidad de tu restaurante en vehículos. Clásicamente, las publicidades físicas se han caracterizado por su alto costo de inversión inicial y mantenimiento.

Pero con la ayuda de las nuevas tecnologías y la lógica de la economía colaborativa, los reclamos publicitarios en automóviles son bastante accesibles. Por ejemplo, hoy ya se fabrican una especie de imanes gigantes que pueden pegarse a los vehículos y resultan mucho más económicos que el tradicional ‘tuneado’ en talleres especializados.

Además de resultar relativamente baratos, los reclamos publicitarios en vehículos tienen dos ventajas atractivas: la movilidad y un buen alcance. Después de todo, ¿cuántas son las publicidades físicas que pueden desplazarse por las ciudades y carreteras sobre dos ruedas?

Publicidad de tu restaurante en vehículos

Uso de vehículos para publicidad

Imagínate que, en las grandes ciudades, tu publicidad puede llegar a ser vista por miles de personas en tan solo un día… Más aún si decides invertir en poner tus anuncios en taxis o en el transporte público, aunque ello pueda resulta un poco más costoso.

Hay también que resaltar que este tipo de publicidad suele resultar muy llamativa, tanto por su tamaño como por su estética. En este sentido, un buen tip es aprovechar las nuevas tendencias que son furor en las redes sociales. De hecho, no es inusual ver personas sacando fotos de coches publicitarios para compartir en sus perfiles o enviarlas a sus amigos.

¿Cómo poner un reclamo publicitario en vehículos públicos o particulares?

En primer lugar, debes considerar dos grandes opciones: ¿quiénes promocionar tu negocio en vehículos particulares o en el transporte de uso público/masivo? Para responder a esta pregunta, recuerda poner atención en tu público y los hábitos que mantienen a la hora de desplazarse por la ciudad.

También lógicamente debes hacer tus cálculos para analizar qué tipo de espacio publicitario resulta más accesible según tu presupuesto. Y claro, jampas olvides que tu propio coche puede convertirse en tu mejor herramienta de mercadeo.

Publicidades en los medios de transporte públicos

Publicidad de tu restaurante en vehículos

Si optas por la segunda alternativa, tendrías que contratar un espacio publicitario en taxis o autobuses, por ejemplo. Casi siempre existe una empresa o agencia publicitaria que actúa como intermediario entre el emprendedor y la compañía de transporte.

Por lo tanto, deberías comunicarte directamente con este agente intermediario para consultar los valores y las condiciones de contratación. Generalmente, los medios de contacto de esta empresa se encuentran en el mismo espacio publicitario, o rápidamente lo podrás encontrar en Internet.

Las mismas agencias también pueden intermediar el contacto con particulares que utilizan sus vehículos para el transporte de pasajeros. En estos casos, la contratación podría ser algo costosa, ya que tendrías que arcar con los costos de los servicios de la empresa y la comisión o alquiler del propietario del coche.

Publicidad en vehículos particulares

No obstante, la tendencia que más crece a los días de hoy es la de hacer publicidad de tu restaurante en vehículos particulares, concretando una relación de mutuo beneficio directamente con el propietario. Algunas empresas están utilizando correos electrónicos y anuncios en las redes sociales para captar interesados.

La forma más convencional de contratación se da por el acuerdo de un valor mensual fijo, al igual que un alquiler de espacio publicitario, ahorrando los costos con intermediarios y burocracias. Así mismo, nuevas relaciones de economía colaborativa vienen ganando impulso en los últimos meses.

En Argentina, por ejemplo, hay empresas que se ofrecen a cubrir enteramente el seguro del vehículo por un determinado periodo de tiempo, a cambio de que su propietario acepte pegar la publicidad en su coche. Además de lógicamente asumir los costos de diseño, aplicación y retirada del material publicitario, no generando impacto económico al conductor.

Publicidad de tu restaurante en vehículos

Uso de tu vehículo para publicidad

Ahora bien, ¿existen limitaciones a la hora de pegar reclamos publicitarios en vehículos?

La mejor respuesta que te podemos dar es: ¡Sí y depende! Como suele pasar en España, cada Comunidad Autónoma tiene autonomía a la hora de proponer sus normativas respecto a las publicidades en las vías públicas. Principalmente porque las acciones publicitarios inapropiadas en estos espacios podrían llegar a impactar negativamente en el tráfico y en la seguridad vial.

A título de ejemplo, podemos mencionar la ciudad de Zaragoza, donde una Ordenanza municipal determina que queda prohibida:

“publicidad, incluida la relativa a su venta, en cualquier tipo de vehículo o remolque en circulación o estacionado, excepto la que se realice en los vehículos destinados al transporte público de viajeros. Se exceptúa de la prohibición aquellos vehículos afectos a la realización de actividades económicas en los que podrá figurar un elemento de identificación relativo a su producto o servicio y nombre o logotipo de la razón social de la empresa o de su titular”

Según estas determinaciones, no sería posible optar, por ejemplo, por la opción de promocionar  un negocio en coches particulares que no se dedican a actividades comerciales o al transporte de pasajeros.

Por todo ello, la mejor manera de asegurarte cumplir las leyes al hacer publicidad de tu restaurante en vehículos es consultar las Ordenanzas vigentes sobre esta materia en tu ciudad.

Además, si decides hacer publicidad en tu propio coche, recuerda consultar las normas de aprobación y rechazo en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). En líneas generales, no se permite que los materiales publicitarios entorpezcan la visibilidad de las matrículas, lunas y de los elementos de señalización del vehículo, como son las luces y los reflectantes.

Para finalizar, te queremos dejar un último consejo publicitario.  Antes de decidir invertir para hacer publicidad de tu restaurante en vehículos, asegúrate de transmitir una buena imagen y un mensaje relevante en el material publicitario que produces.

La ayuda de un diseñador profesional y/o de un especialista en marketing seguramente et ayudarán a sacar el máximo provecho de esta estrategia de vehículos con la publicidad de tu restaurante. ¡Suerte!