La máquina fermentadora es, sin lugar a dudas, la gran aliada de los obradores de pan; el secreto de un delicioso y fresco pan radica en la masa madre y, por supuesto, también en el proceso de fermentación. Por ello resulta casi indispensable para el negocio de las panaderías y restaurantes la adquisición de esta máquina.

Las ventajas de utilizar una máquina fermentadora

Pan de mayor calidad

Una de las grandes ventajas de utilizar una máquina fermentadora como aliada en el proceso de elaboración de panes es la calidad del producto final. Pese a que el proceso de fermentación puede resultar un poco lento, el hecho de evitar agregar levaduras artificiales hace que el resultado final sea extraordinario y la calidad del pan sea muy superior.

Aunque el pan es una de las razones de existir de esta maquinaria, también son una herramienta indispensable en la pastelería, para algunas elaboraciones de la cocina salada mediante masas fermentadas, etc.

Pan fresco

La máquina fermentadora tiene múltiples ventajas y beneficios. Entre estos está la posibilidad de tener el pan fresco todos los días; de esta forma, podrás ofrecer pan casero a los clientes de tu restaurante. Ello puede otorgarte una diferenciación extra, respecto de la competencia.

Más saludable

El proceso de la máquina fermentadora deriva en un pan más saludable. En este sentido, está comprobado que el mismo tiene un menor índice glicémico y también favorece la absorción de hierro, magnesio, zing, fósforo y vitamina B1.

Aunque es más rápido y cómodo adquirir productos de pastelería industrial, si cuentas en tu establecimiento con la posibilidad de elaborar los propios dulces y postres, los clientes lo recordarán.

Control del colesterol

Además de los beneficios que hemos visto, si la masa madre es elaborada con harina integral, también será posible controlar la absorción de grasas y azúcares. Por lo tanto, se generará un mayor control del colesterol.

¿Cómo funciona una máquina fermentadora?

La elaboración de pan, bollería y masas fermentadas, es todo un arte. Suele ser un proceso lento, pero sin duda alguna, el resultado final es delicioso y extraordinario.

Antes de utilizar la máquina fermentadora se comienza haciendo la masa con los diferentes ingredientes. Una vez que está hecha la masa, se le da la forma deseada y después pasa a la fermentadora.

La máquina fermentadora es la encargada de darle la humedad y temperatura adecuada a la masa. La misma funciona como una cámara fermentadora en donde la elaboración crece hasta que está lista para su amasado y segunda fermentación, para introducirla en el horno y posteriormente consumirla, etc.

Opciones de máquinas fermentadoras

Aunque las máquinas fermentadoras son grandes aliadas en la fabricación de pan y bollería, también es cierto que existen otras opciones para el proceso de fermentación de la masa madre y otras recetas con levadura.

Una de estas opciones es utilizar el horno, pero de tal manera que fermente la masa. ¿Cómo funciona? Se debe encender el horno durante dos o tres minutos a la temperatura mínima. Después debe apagarse e introducir un termómetro para saber cuándo descienda dos grados.

Cuando la temperatura haya bajado dos grados, debe introducirse la masa y cerrar la puerta del horno. Lo siguiente es estar muy pendiente de la masa para evitar que se pase de fermentación; si el proceso es excesivo, nuestros panes, dulces, empanadas y otras elaboraciones no tendrán el punto de jugosidad adecuado.

Como dato adicional, es importante recordar que la levadura trabaja a temperaturas que oscilen entre los 28 y 30 grados. Si la misma es superada los productos resultantes quedarán rígidos.

Por otra parte, si la levadura se encuentra a menos de 25 grados, se adormece y no actúa de la forma adecuada. Esta situación es menos mala que la anterior, puesto que de ocurrir, el único problema será que se requerirá de mucho más tiempo para que la masa doble su tamaño.

¿Necesitas una máquina fermentadora? La respuesta, sin duda alguna, depende de las necesidades y objetivos que se persigan. Si se tiene un local, panadería o restaurante, lo más recomendable es adquirir una de estas útiles máquinas que aligeran el trabajo y facilitan un resultado final de alta calidad.

 

Fuentes de imágenes: Webos Fritos        /   Twitter