Al pensar en comprar vajilla y menaje para el restaurante, hay que tener presente la opción de la melamina.  Es colorida, moderna y resistente, por lo que es un material muy noble para uso en negocios gastronómicos.

Se une a estas propiedades un coste accesible. Por esto,  la vajilla y menaje de melamina atraen la atención de quienes visitan  puntos de venta con intención de equipar su negocio.

Una atractiva diversidad de diseños y colores, lisos y estampados, facilita encontrar el estilo que más se ajuste al de tu restaurante. La melamina se ha vuelto una elección muy frecuente para muchos negocios gastronómicos. Si la idea es renovar, las piezas de melamina conseguirán que los cambios realmente se noten.

Propiedades y utilidad de la vajilla de melamina

Seguramente si llevas tiempo en el negocio de la hostelería, estarás acostumbrado a los materiales tradicionales. A la hora de comprar, tenemos tendencia a comprar lo de siempre, porque es lo que conocemos. Sin embargo, es interesante conocer las ventajas que los utensilios de melamina pueden ofrecernos. La información siempre ayuda a una buena elección.

¿Por qué considerar la melamina como una opción para equipar un restaurante?

  • Se trata de un material tipo plástico, compuesto por resinas, que se caracteriza por su dureza y resistencia al calor. Estas dos condiciones lo hacen de por sí apto para las necesidades de un restaurante.
  • Su aspecto se asemeja al de la cerámica o al de la porcelana fina. Además, tiene la ventaja sobre esos materiales en que es ligera y menos frágil. Hay juegos y piezas de melamina con gran variedad de formas, colores, dibujos y terminaciones.
  • La diversidad de modelos permite jugar con la creatividad, para que la vajilla no solo sea un soporte de alimentos, sino una pieza decorativa en la mesa del cliente. Los diseños de color único o estampados, formas clásicas o vanguardistas, se adaptan a todos los estilos y gustos. La melamina realmente puede vestir una mesa.
  • Es funcional tanto para interior como para exterior. Cómoda para transportar y manipular, la melamina es ideal para mesas en sala y en terrazas, piscinas y patios. Se ha vuelto una opción muy útil para servicios de catering. En el aspecto decorativo, aporta un toque especial a los ambientes informales, moderno y juvenil. 
  • Se evitan los accidentes de cortes derivados de cuando se utilizan cerámicas o porcelanas que se rompen en mil pedazos al caer.
  • Disponer de vajilla de melamina con motivos infantiles, es una atractiva idea. Esto hará que los padres sientan que los niños son bienvenidos y que el restaurante también los tiene en cuenta.

Entre los motivos de la vajilla para niños, los personajes de dibujos animados, sus superhéroes favoritos, atraparán su atención. Es importante considerar que los niños influyen en sus padres a la hora de elegir un restaurante.

  • La vajilla y menaje de melamina es muy usada en los hogares. Por tanto, al tenerlos presentes en el restaurante, las personas recordarán su casa y su familia. Y el afecto siempre es un buen ingrediente a la hora de disfrutar de una comida.
  • La resistencia al calor es otra de las virtudes de la melamina. Si bien no se cocina en recipientes de melamina, sí se puede usar en ellos alimentos recién cocinados y muy calientes. La fuente o el plato resisten, no pierden la forma ni se deterioran los diseños. Es muy estable.
  • El recipiente de melamina no se calienta demasiado, pues el material no es buen conductor del calor. Esto lo convierte en fácil de manipular. No hay riesgos de quemaduras al tocar un plato que contiene un alimento caliente.
  • Es un material inodoro. Por tanto, no afectará el aroma de los alimentos para los que se utilice.
  • Las piezas de melamina son a prueba de golpes. Resisten golpes sin quebrarse ni cacharse. Por ello son recomendables para los restaurantes en los que las prisas de cocineros y camareros ocasionan tropiezos y pequeños accidentes.
  • La corrosión no la afecta. Puede estar sometida durante largos períodos a ambientes húmedos, como lo es una cocina siempre expuesta al vapor.
  • Es fácil de limpiar. Su superficie lisa evita la retención de partículas y la formación de hongos y ácaros. Es apta para lavavajillas.
  • La melamina no se traspasa a los alimentos, por lo que estos mantienen su sabor de origen. Por tanto, estos productos no son tóxicos.
  • El uso de vajilla y menaje de melamina contribuye a la economía de la empresa. Esto se debe a su durabilidad y bajo coste de inversión. Su resistencia al calor y a los golpes hace que los restaurantes que los incluyan en su equipamiento tengan menos pérdidas por roturas. Se trata, por tanto, de una inteligente inversión.

Precauciones al usar vajilla y menaje de melamina

El mantenimiento y trato de los utensilios de melamina no tiene complicaciones ni demasiadas exigencias. No requiere de cuidados ni productos especiales. Sin embargo, es aconsejable tener presentes algunas precauciones que alargarán la vida útil de los productos.:

  • Para lavar recipientes y utensilios de melamina no debe utilizarse estropajo de acero ni elementos que lesionen la superficie del objeto. Se lava con agua y detergente común. Como hemos visto, es apta para lavado en lavavajillas.
  • No se debe exponer directamente al fuego. La melamina es un polímero, y se deteriora en contacto directo con fuentes de calor. Por tanto, no debe usarse sobre cocinas o fogones. 

¿Qué tipo de vajilla de melamina encontrarás en el mercado? 

La industria de objetos de melamina se ha perfeccionado y diversificado extraordinariamente. Es posible encontrar todo tipo de utensilios en este material; presentan formas y diseños que van desde lo más simple hasta lo muy sofisticado.

La oferta incluye desde cucharitas para degustación, pasando por cuencos, bandejas, placas, platos, tazas y vasos, jarras, tablas. Todo ello con increíbles diseños, formas, colores y tamaños.

Fuente de imágenes: Grupo CRISOL  /  es.made-in-china.com  /  Google Sites