El Candy bar está de moda. Es un detalle presente en fiestas de todo tipo. Romántica, colorida, osada, una divertida la mesa de dulces es un atractivo muy valorado.

Muchos restaurantes han adoptado la mesa de dulces en sus locales. Especialmente cuando se organizan eventos, presentar un Candy bar es una nota diferente que los clientes agradecerán.

La posibilidad de adaptar esta mesa a las características del momento, la vuelve un excelente recurso para acompañar la ornamentación del restaurante. Siempre ofrece un toque personal y colorido al local y al evento.

¿Cómo diseñar una mesa de dulces?

Una buena mesa de dulces requiere de planificación y de creatividad. Por tanto, no alcanza con comprar o elaborar dulces y golosinas de colores y disponerlas en recipientes sobre una mesa. Es preciso tener en cuenta varios factores que permitirán crear una mesa de dulces exitosa, que haga felices a los clientes.

Las posibilidades son ilimitadas. Solo hay que dejar volar la imaginación. La mesa debe captar la atención y sorprender a quienes van a disfrutarla. El impacto visual es fundamental, y la armonía con el entorno y con la gente es una condición imprescindible.

Al pensar en cómo organizar la mesa, es preciso considerar algunos aspectos que servirán como base para componerla.

  • La mesa de dulces se piensa con un color predominante. No quiere decir que sea monocromática, sino que el color elegido será el domine en la estructura. Los dulces que se van a disponer en ese espacio podrán tener diferentes matices del color que se ha definido. El blanco y el negro acompañan armoniosamente a la mayor parte de los colores.
  • El color va de la mano con el centro temático del momento. Generalmente, una mesa de dulces se compone para un motivo especial. Quizá el restaurante organice una fiesta por encargo para una boda, un cumpleaños, un evento de oficina. Si este es el caso, la mesa de definirá en conjunto con los protagonistas del evento.

candybar

Es posible también que el restaurante haya decidido instalar una mesa de dulces para un evento propio. Por ejemplo, buenas ocasiones son el Día de los Enamorados, el Día del Trabajo, la llegada de la primavera, etc.

Cualquier fecha que se quiera destacar será buena excusa para la mesa en el restaurante. En estos casos, el núcleo temático será la celebración de ese día. En torno a él se crearán las estructuras, formas de presentación y se elegirán los colores.

  • Existen diferentes estilos para componer una mesa de dulces. Si no hay motivo temático alguno, se puede optar por el que vaya mejor con el target de los clientes o con las características del local.

Se puede elegir un estilo vintage, campestre, tecno, romántico. Lo importante es no mezclar demasiado, para que el observador visualice una verdadera composición armónica.

¿Qué ofrecer en la mesa de dulces?

El concepto de mesa de dulces es amplio.  Incluye:

  • La mesa en la que se presentan solo golosinas (el verdadero Candy Bar).
  • La mesa en la que se ofrecen pasteles, tartas, macarons, cupcakes y productos de repostería, exclusivamente (Dessert table).
  • La integración de los dos modelos anteriores, que cuenta con golosinas, repostería y todo tipo de dulces (Sweet table).

El formato a elegir dependerá de la ocasión y de los asistentes. Es claro que los niños prefieren el Candy Bar, mientras que los adultos tienden a elegir la Dessert table.

Si el restaurante cuenta con clientes de diferentes edades, la opción más adecuada será la Sweet table. Es posible también definir dos mesas de dulces: una para público adulto y una, más pequeña quizás, para público infantil.

mesa de dulces

¿Hay bebidas en una mesa de dulces?

En realidad, no hay limitaciones en cuanto a qué poner en la mesa. Hay locales que incluyen frascos dispensadores con té frío y aguas aromatizadas. Es un detalle que no implica grandes costes y que queda muy bien.

En casos de mesas de lujo, junto a ellas se instalan grandes cubetas con hielo y botellas individuales de jugos y vino espumoso.  Es una opción costosa, pues la mesa es de servicio libre; todo depende de la ocasión.

¿Dónde ubicar la mesa de dulces?

La elección del sector del restaurante en el que se ubicará la mesa es fundamental.  Por un lado, tiene que estar dispuesta en un lugar bien visible, un espacio destacado, porque su misión es atraer la atención de todos.

Por otra parte, tiene que quedar espacio suficiente para el tránsito de clientes y empleados. Las personas circularán frente a ella, se detendrán para observarla y para servirse. Y este movimiento no debe obstaculizar la dinámica del local.

La estética es fundamental, por lo que el lugar elegido tiene que ser visualizado en conjunto con la mesa. Se debe planear la mesa visualizándola en el lugar en el que se ubicará. La elección  de la mesa- mueble, los recipientes, los niveles de altura y todos los aspectos estructurales deben pensarse en función de ese sector físico.

Elementos decorativos indispensables para armar una mesa de dulces

Están muy de moda los frascos grandes de vidrio en los que se pueden presentar las golosinas y los formatos pequeños y consistentes. Platos en altura, bandejas, pequeñas cajas de madera, cestos de mimbre de diversos tamaños y formas, darán un toque muy especial.

Hay que jugar un poco con los complementos.  Las flores naturales o pequeños atados de hierbas, son bienvenidas en todas las mesas. También son útiles los detalles que evoquen sentimientos, como cintas, tules, pequeñas jaulas con arreglos florales dentro.

Cualquier objeto puede volverse un complemento útil.  No hay que abusar de estos accesorios; debe evitarse sobrecargar la mesa de objetos diferentes.

Pequeños carteles indicadores de lo que se ofrece en cada recipiente complementan la mesa. Se confeccionarán siguiendo el estilo general de la composición.

La mesa de dulces es un interesante recurso que puede integrarse en tu restaurante. Quizás no se disponga de ella habitualmente, pero puede instalarse como rutina de ocasiones especiales o de algún día en la semana. Será un plus que los clientes valorarán y que puede marcar la diferencia con la competencia.