Las cocinas abiertas en restaurantes van a seguir siendo una de las grandes tendencias gastronómicas en 2020. Aunque exijan un buen esfuerzo de planificación y organización, pueden convertirse en excelentes aliadas para la captación de nuevos clientes, transmitiendo una imagen más atractiva, moderna y transparente de tu negocio.

En primer lugar, aclaremos una cuestión clave:

¿Realmente son beneficiosas las cocinas abiertas en restaurantes?

En la práctica, los beneficios de uno u otro estilo siempre dependerán de las particularidades de cada restaurante. Y cuando hablamos de particularidades, nos referimos no solo a la infraestructura y a la propuesta gastronómica, sino también al presupuesto que se maneja, al tipo de público que desea atraer y la imagen que necesita proyectar a los clientes.

No obstante, sí es cierto que las cocinas abiertas en restaurantes pueden ofrecer unas cuantas ventajas, siempre que estén bien diseñadas y cuenten con un buen mantenimiento. Por supuesto, su aporte más evidente es a la estética del establecimiento, quedando completamente a la vista de los comensales.

En este punto, es fundamental que entiendas que la estética de tu restaurante juega un rol clave en la proyección de tu propuesta gastronómica y en la imagen que los clientes crearán en su mente respecto de tu negocio. No se trata solo de cómo ellos perciben tu establecimiento al ingresar, sino – y sobre todo – de cómo viven la experiencia de estar ahí y cómo la recordarán cuando vuelvan a sus casas, para decidir si depositarán o no su confianza nuevamente en tus servicios.

Las cocinas abiertas en restaurantes no solo resultan extremadamente atractivas, invitando los comensales que pasan por las calles a entrar al establecimiento y conocer mejor sus instalaciones. Después de todo, podemos confesar que ya resultaba agobiante pasar los restaurantes y ver siempre el mismo panorama de mesas amontonadas y luces colgantes. Algo tan estandarizado que ya parecía completamente frío e impersonal.

Estética y experiencia del cliente: más que atraer, se trata de conquistar

Beneficios de las cocinas abiertas en restaurantes

Pero más allá de despertar esta chispa del interés inicial, abrir la cocina de tu restaurante también puede ser un gran as en la manga para transmitir una imagen más confiable a los comensales. Quizás ya hayas percibido que vivimos unos tiempos de profundas y aceleradas transformaciones, que también se reflejan en los hábitos de consumo y en los modelos de gestión de negocios.

En el sector gastronómico, queda evidente que los comensales se preocupan cada vez más por la calidad nutricional de los alimentos que incorporan en su nutrición. También por la procedencia y las formas de tratamiento de la materia prima de los platos que ordenan en los restaurantes. No es casualidad que empiezan a ser furor los restaurantes con propuestas que emplean únicamente alimentos locales y de temporada para la elaboración de sus recetas. 

Por más creativo, estéticamente perfecto y detallado que sea tu menú, una cocina abierta siempre resultará más eficaz e impactante para demostrar a tus clientes que el manejo de los alimentos en tu restaurante es transparente, seguro y confiable. Se trata de ganar su confianza, de decirles que no tienes nada que esconder y todo lo que haces, es pensando en su bienestar.

Pero también es más que eso… Las cocinas abiertas en restaurantes invitan los comensales a involucrarse, a sentirse parte del corazón de tu restaurante. De hecho, muchos emprendedores ya se animan a dar un paso más allá y apuestan por reconvertir su propuesta gastronómica en una gran experiencia sensorial, invitando los comensales a involucrarse directamente en el proceso de preparo de su refección.

Beneficios de las cocinas abiertas en restaurantes

¿Qué necesitas considerar antes de abrir la cocina de tu restaurante?

Como hemos visto en la introducción, las cocinas abiertas en restaurantes también conllevan a la necesidad de invertir en modificaciones estructurales y adoptar una óptima planificación, para garantizar que los clientes disfruten de este nuevo ambiente y los profesionales puedan trabajar en seguridad.

A continuación, resumimos algunos aspectos clave que debes considerar antes de abrir las puertas de tu cocina para el público:

  • Grado de exposición: para empezar a planificar el rediseño de tu restaurante y los costos de remodelación, necesitas pensar sobre cuánto de tu cocina deseas exponer a la clientela. Por supuesto, existen varios procedimientos que no resultan atractivos a la vista y hasta pueden ser peligrosos de realizarse en un ambiente con gran circulación de personas.
  • Disposición y participación de los clientes: también deberás reflexionar sobre el grado de interacción que los comensales podrán tener con tu cocina abierta. ¿Optarás por mantener la tradicional disposición de los clientes en las mesas, mientras la cocina será exclusiva del personal culinario? ¿Sumarás una barra sonde los clientes pueden observar la elaboración de los platos, mientras disfrutan unos cocktails y se sacan unas selfies? ¿O apostarás con todo a involucrarlos en una experiencia sensorial?
Beneficios de las cocinas abiertas en restaurantes
  • Capacitación del equipo y protocolo de acción: una cocina a la vista representa un desafío nuevo también para los profesionales que en ella trabajan. Dependiendo del grado de exposición e interacción con el público, será necesario trazar un protocolo de acción y conducta, que garantice la seguridad de todos que circulan y permanecen en el interior del restaurante. Una vez establecido el protocolo, deberás capacitar a tu personal para que lo asimilen como parte de su día a día cotidiano y conozcan exactamente cómo deben desempeñar sus funciones.  
  • Normas de seguridad, organización e higiene: más allá de cumplir las normativas relativas a la seguridad alimentaria en el manejo y comercialización de alimentos, tu restaurante deberá contar con parámetros estrictos de limpieza y organización, para que la nueva cocina abierta no se convierta en un caos desenfrenado.
  • Protocolo de vestimentas y presencia para el personal: si bien hoy los restaurantes sean bien más flexibles y modernos respecto a las vestimentas, es fundamental adoptar algunos parámetros mínimos para asegurar una estética armoniosa y una óptima atención al cliente. Además de diseñar un uniforme cómodo y funcional para tus funcionarios, recuerda la importancia que lleven bordados sus nombres o utilicen placas identificadoras.

Esperamos que estos consejos te hayan motivado a considerar la posibilidad de abrir las puertas de la cocina de tu restaurante. Por supuesto, recomendamos que cuentes con la orientación de un profesional experto para asegurar que el rediseño de tu establecimiento sea totalmente personalizado según el espacio disponible, las necesidades y la esencia de tu emprendimiento.