En el mundo se prepara el café de muy diferentes maneras. Tradiciones, modas, gustos, innovaciones, todo condiciona la forma de elaborarlo.  Por ello, es importante informarse bien a la hora de elegir una máquina de café para tu restaurante.

Existen diferentes tipos de cafeteras que responden a los diversos gustos de la gente al beber café; todas ellas poseen características que las diferencian de las demás. De esos rasgos distintivos especiales depende, en gran medida, el producto que se ofrece a los clientes.

Tips  para elegir la máquina de café para tu restaurante

Aunque no lo parezca, el mundo de las cafeteras es muy diverso y hasta puede resultar fascinante. La tecnología ha hecho de estas máquinas verdaderas expertas en el arte de preparar café. Resulta increíble que con poco trabajo humano y con solo  un botón, se pueda obtener un producto de excelente sabor y calidad.

¿Qué máquina comprar? ¿Cuál es la adecuada a las necesidades del negocio?

1- Para elegir la máquina de café para tu restaurante, es preciso conocer los gustos y costumbres de los clientes. ¿Se vende gran cantidad de café o solo unas pocas tazas al día? ¿Hay alguna preferencia en el tipo de café que piden los clientes? ¿El público es exigente a la hora de tomar café? ¿Se realiza venta masiva en algún momento del día o es de forma espaciada?

2- En base a esas preferencias de los consumidores, se definirán las necesidades del restaurante. Tener claro  qué se pretende de la máquina es un aspecto fundamental. Más adelante presentamos información detallada de los aspectos específicos más importantes de una cafetera industrial.

3- Si el negocio es pequeño o si vende poco café, puede que exista la tentación de comprar una cafetera doméstica. Esto es un error.  Aunque la calidad del café que elaboran estas máquinas sea buena, no están diseñadas para uso comercial. Seguramente tendrán muy poca durabilidad.

La regla general dice que una máquina industrial debe ser capaz de preparar mejor café que una cafetera doméstica, por ello hay que abandonar la idea de la cafetera que se usa en el hogar.

4- Es preciso pensar en los materiales de los que está hecha  la máquina. El acero inoxidable es un material noble y fácil de limpiar. Si la máquina está a la vista del público, se verá siempre reluciente y no lucirá envejecida.

Calidad de materiales, espacio y limpieza

5- Los mejores recipientes destinados al agua son los de acero inoxidable. Soportan bien la temperatura y la presión a la que se los somete; además, son higiénicos y muy resistentes.

6- Una opción interesante y útil es el calienta-tazas incorporado. El café servido en una taza fría llegará frío al cliente. Si se mantienen las tazas en el calienta-tazas de la máquina llegará perfecto a la mesa.

7- Tener en cuenta el lugar donde se colocará la cafetera. Esto determinará las dimensiones de la máquina a comprar; es un tema importante, ya que, si no se calculan las medidas, se obstaculizará su funcionamiento.

8- Considerar el servicio de postventa. Llegará el momento en que la máquina requerirá alguna reparación o cambio de repuesto.  La disponibilidad de técnicos que la reparen y de repuestos evitará dolores de cabeza en estos casos.

9– La facilidad de la limpieza es un tema fundamental. Elegir una cafetera que se desmonte fácilmente y que se pueda limpiar con comodidad permitirá tener un buen producto siempre.

10- La experiencia de otras personas es una referencia interesante. Buscar opiniones en internet o con colegas puede aportar datos sobre ventajas y desventajas que quizás no informen los vendedores.

¿Qué mirar en la cafetera antes de comprar?

Las opciones que ofrece el mercado son muchas, por eso es necesario conocer las posibilidades.  ¿Qué hay que saber a la hora de comprar una máquina de café para tu restaurante?

  • La máquina de café espresso es la básica para todo restaurante. Es la que permite brindar café con leche, capuchino, café americano, café moca, entre otras variantes.

La mayor parte de las máquinas que preparan este café son de bomba impulsada, funcionan con una bomba que crea presión; la bomba impulsa el agua para que moje el grano molido y se transforme en café bebible.

En general, estas cafeteras requieren la intervención de una persona para moler el grano, cargar el café molido, establecer el tiempo de preparado, determinar la presión del agua, etc. 

  • Máquina tradicional de café. Es una cafetera automática, muy segura, ideal para el autoservicio.
  • Máquina de café a la taza produce un café de mejor calidad. Requiere la presencia de una persona durante todo el proceso. Es considerada semiautomática, aunque la mayor parte de los momentos de la elaboración es controlada por el barista.
  • Cabezales. Los cabezales son las piezas de salida del café ya preparado. De los grupos de cabezales depende la cantidad de cafés que pueden prepararse simultáneamente.

La recomendación es que las cafeteras de un grupo de cabezales es adecuada para no más de cincuenta cafés por día. La mayoría de los restaurantes se deciden por la máquina de dos grupos.

  • El calentador de agua. Es el recipiente en el que se coloca el agua que luego pasará por el filtro con café. Es importante elegir el tamaño adecuado, que dependerá de la cantidad de café que se venda en el negocio.

Para una máquina de un grupo de cabezales, la capacidad mínima del calentador será de 6 litros. Una máquina de dos grupos de cabezales, exigirá un calentador de unos 10 litros. Se debe tener en cuenta que, a más capacidad, mayor exigencia de potencia. 

  • El descalcificador de agua es otro aspecto de la máquina por el que se debe preguntar. Se trata del dispositivo que elimina la cal del agua; si no lo tiene incorporado, las aguas duras del grifo, con cal, etc., arruinarán poco a poco la máquina.
  • Tubos o varillas de salida del vapor. Algunas máquinas tienen una, otras dos varillas de salida del vapor. La elección dependerá de las personas que trabajen con la máquina al mismo tiempo.

Un detalle interesante: las puntas de las varillas de vapor tienen agujeros por los que sale el vapor. Las de 4 agujeros, vaporearán la leche más rápidamente, pero el vapor puede resultar demasiado intenso para cantidades pequeñas.

  • La potencia requerida por las máquinas industriales de café oscilan entre 20 y 32 amperios. Es necesario asesorarse antes para saber qué potencia admite la instalación del local.

Después de comprada…

  • Una vez decidida la compra e instalada la máquina, habrá que atender al entrenamiento de quien la usará. Será necesario ponerla a punto en cuanto a presión y temperatura y limpiarla para que los aceites de fábrica no afecten la calidad.
  • El mantenimiento periódico también es fundamental. La máquina debe quedar totalmente libre de residuos de café; ello es imprescindible para la buena calidad del producto.
  • No se puede perder de vista que la elección del grano será determinante del sabor del café.

El café une a personas, atempera problemas, alienta romances, impulsa negocios, es decir, está muy presente en los momentos importantes de las personas. Por eso, atender bien el servicio del café es contribuir con el bienestar de la gente.

 

 

Fuentes de imágenes: Hosteleria10   /  YouTube  /  Variedades de Colombia