La terraza de tu restaurante atrae muchos clientes y asegura mayores ingresos, sobre todo en las épocas de buen tiempo; sin embargo, conlleva también ciertos riesgos y algunos gastos.

Por estas razones, para montar una terraza en un restaurante o para mantenerla, es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones. A continuación, veremos algunos tips para sacar el máximo partido a este espacio.

La terraza de tu restaurante es el escaparate exterior del local

La terraza generalmente es la primera imagen de un bar o restaurante. Es la carta de presentación para que los potenciales clientes decidan entrar o pasar de largo. Es indispensable cuidarla y mantenerla en perfecto estado.

La limpieza y el cuidado son factores muy importantes. En la terraza pueden acumularse hojas o polvo, por lo que el mantenimiento debe ser permanente y meticuloso. El mobiliario debe estar también en perfectas condiciones.

No olvides que unos toldos viejos y desgastados, o unas mesas descoloridas por el sol, serán factores muy negativos para la imagen del negocio.

Es necesario tener en cuenta que la terraza de un restaurante es la expansión del establecimiento. La temática, la decoración y el ambiente deben ser coherentes con los que ya existen en el interior. Aunque el mobiliario puede no ser el mismo y el ambiente de la terraza suele ser más relajado, es importante conservar un hilo conductor del relato del negocio.

Elegir bien el mobiliario

El principal problema de las terrazas de los restaurantes es el clima. Es fundamental contar con una buena protección para el exceso de sol, lluvia, viento, etc. Las pérgolas y pequeñas carpas son una excelente opción, pero el costo puede ser alto.

Existen muchos tipos de pérgolas. Se pueden fabricar a la medida y hay incluso algunas que tienen techos motorizados, que se adaptan a las necesidades del clima. Si el presupuesto no lo permite, se puede también poner parasoles, toldos y sombrillas con muy buenos resultados.

Para poder aprovechar este espacio durante el mayor tiempo posible, en cualquier momento del año, es necesario controlar de la mejor manera la temperatura. Para ello es necesario instalar estufas o un sistema de climatización.

Los muebles auxiliares son de gran utilidad en la terraza de un restaurante. En ellos se puede colocar utensilios como cubiertos, servilletas, vasos, saleros, etc. Esto ayudará a que el servicio sea más rápido.

En cuanto a las mesas y sillas, deben ser cómodas y de excelente calidad. Estarán fabricadas con materiales resistentes a las inclemencias del exterior y permanecerán siempre en perfectas condiciones.

Para crear un ambiente más relajado, una gran idea es diseñar un rincón con unos sillones, un sofá o unos puffs. Será todo un éxito y los clientes disfrutarán de la comodidad, principalmente en las noches cálidas.

Elementos decorativos

La decoración de la terraza de tu restaurante puede marcar la diferencia y atraer a un mayor número de clientes. Tienes que dar la importancia debida a estos factores:

  • La iluminación desempeña un rol fundamental a la hora de crear un ambiente acogedor. Utilizándola de manera inteligente, se puede resaltar algún rincón particular o algún detalle arquitectónico especial. También se pueden usar velas para crear un ambiente más romántico.
  • Las plantas son grandes aliadas a la hora de decorar la terraza de un restaurante. Es mucho mejor utilizar plantas reales, que darán colorido y vida a este espacio; es probable que requieran más cuidados, pero los clientes lo apreciarán. Además de limpiar el aire, proporcionarán un ambiente natural de bienestar.
  • Las pizarras informativas pueden ser también un elemento decorativo. Se pueden utilizar para comunicar a las personas sobre una promoción especial, horarios o cualquier dato relevante relacionado con la terraza o el restaurante en general.
  • La música es protagonista para crear un ambiente acogedor y una sensación de relax. Es importante tener un buen sistema de sonido, elegir la música apropiada y mantener el volumen a niveles moderados. Los clientes deben poder conversar sin tener que gritar.

La atención al cliente

La atención al cliente en la terraza de un restaurante es más exigente que en el salón interior. Es aconsejable tener personal que atienda exclusivamente a este espacio; de esa forma, la atención será más rápida y eficiente.

Si el mismo personal que atiende en el interior del restaurante, debe encargarse del exterior, la atención puede volverse muy lenta y la experiencia para el cliente no será nada agradable.

El espacio de la terraza puede ser aprovechado para ampliar la oferta de un establecimiento y proponer nuevos servicios. Se puede por ejemplo ofrecer un menú especial, acorde con ese ambiente más relajado. Además de ser atractivo, es importante que el menú sea claro, fácil de leer, y que esté actualizado.

También se puede instalar una barra de cócteles o aperitivos e inventar nuevas mezclas de refrescantes y atractivos cócteles de verano. La posibilidad de disfrutar relajados del espacio exterior evoca un ambiente de vacaciones, muy propicio para el consumo de este tipo de bebidas.

Los costos extras

Los costos extras de tener una terraza pueden representar un gasto importante para un negocio. El mantenimiento de ese espacio exterior requiere muchos cuidados especiales; al estar a la intemperie, el mobiliario se ensucia y se desgasta con mayor facilidad.

La necesidad de contratar personal adicional también se debe considerar en el incremento de gastos. Por lo general, durante el verano se contratan empleados extra, por lo que hay que considerar también su capacitación.

Una oportunidad para aumentar los ingresos

A pesar de los costos extras que puede generar la instalación o el mantenimiento de una terraza en un restaurante, la inversión vale la pena, ya que los beneficios son muchos. Puede ser una oportunidad para darle un plus al negocio y ofrecer una zona alternativa, con un ambiente más relajado.

Si se cuidan todos los detalles y se le saca el máximo partido, este espacio será muy atractivo y se volverá el protagonista indiscutible del negocio. Los clientes disfrutarán de gratos momentos y no dudarán en volver. Y esto se traducirá en mayores ingresos para tu restaurante.

 

Fuentes de imágenes: Atrapalo.com  /