El arroz es uno de los alimentos de mayor consumo a nivel mundial. De hecho, hay pueblos cuya gastronomía gira alrededor de este cereal. Es el segundo de los cereales cultivados en el mundo y la segunda planta de mayor rendimiento. Por todo ello, conseguir el punto perfecto del arroz es un tema fundamental en la cocina mundial.

El arroz es un cereal que forma parte del consumo habitual de más de 3000 millones de personas en todo el mundo. Alrededor de un 92% del total de cultivo de arroz se encuentra en Asia, sólo por citar un ejemplo de un lugar en el que es relevante. Este cereal viene siendo cultivado en aquellas zonas desde hace miles de años.

Origen

Respecto al origen del arroz hay varias referencias y versiones. Sin embargo, hay indicios consistentes de su presencia entre China y la India hace más de 6000 años. Posteriormente se extendió por todo el continente asiático a lugares como Japón, Vietnam y Corea.

El consumo o tenencia de arroz daba, en la antigua China, una señal del estatus de determinada persona. Una persona que consumiera arroz tenía algún nivel sobresaliente en la sociedad. De hecho, al momento de la muerte, muchas veces los difuntos eran enterrados con vasijas con arroz. Esto bajo la creencia de que en la otra vida le haría falta.

En lugares como Japón, China o Perú tener arroz es sinónimo de tener comida. Además, es parte del consumo diario. También se asocia a la abundancia y a la buena fortuna.

punto perfecto del arroz

La palabra arroz

El nombre “arroz” proviene de la antigua Grecia. El vocablo usado era oriza. Sin embargo, según otras versiones, para la lengua española, la palabra arroz proviene del vocablo árabe ruzz. Aunque su etimología no es segura, esta segunda versión es la más probable.

Beneficios del arroz

Los beneficios del arroz son múltiples y su consumo es masivo en buena parte porque constituye una fuente calórica muy importante. De igual modo porque todo su proceso de siembra, cuidado, cosecha y transporte es relativamente sencillo y no es tan costoso.

El arroz como fuente de energía

Cuando se encuentra el punto perfecto del arroz, resulta un plato delicioso. Pero, además, es un alimento que otorga calorías que son indispensables para las actividades cotidianas.  Los deportistas, por ejemplo, consumen arroz en sus dietas.

No contiene colesterol

Gracias a que proviene del reino vegetal, el arroz no cuenta con colesterol y, por si fuese poco, ayuda a combatirlo. De todos modos, siempre es importante hacer ejercicio para que este alimento sea aprovechado de forma saludable.

Mejora la digestión

Si se tiene en cuenta que el arroz posee un contenido fibroso, se entiende que tiene beneficios para la digestión. Por esto también es un alimento necesario para regular las funciones estomacales de aquellas personas que practican habitualmente deportes.

El punto perfecto del arroz: Cómo lograrlo

Lograr el punto perfecto del arroz ha sido una búsqueda constante a través del tiempo. Ni tan poco que no se cocine, ni mucho para que no salga como una masa desagradable.

No existe una sola fórmula ni una sola técnica para lograr el punto perfecto del arroz, pues hay arroces de varios tipos. Esto dependerá, en buena medida, del tipo de arroz que se desee preparar. La proporción de agua varía incluso dependiendo de la marca que se esté utilizando.

Con el paso del tiempo y la experiencia se han ido determinando algunos hitos fundamentales para la cocción precisa de cada uno de los tipos y preparaciones más comunes.

Tipos de arroz y forma de cocción

Arroz largo:

Este tipo de arroz es uno de los más consumidos en el mundo. Es sobre este tipo de arroz que se estableció la proporción clásica del 2 por 1. Es decir, dos partes de agua por cada parte de arroz. El tiempo de cocción se estima que va entre los 12 y 15 minutos, después de que la mayor parte del agua se ha evaporado.

Arroz redondo:

Para lograr el punto perfecto del arroz redondo se recomienda someterlo a un proceso de “nacarado”. El nacarado es el procedimiento que consiste en sofreír ligeramente el arroz. Posterior a ello, la proporción es agregar 2 partes y media por cada parte de arroz. El tiempo de cocción es de 15 minutos.

Integral:

Este tipo de arroz tiene la fama de ser un arroz muy saludable. Sus fibras y la cáscara que lo recubre poseen excelentes nutrientes. Sin embargo, este arroz requiere de mucho mayor cuidado y tiempo de cocción. Son necesarias 4 tazas de agua por cada una de arroz. El tiempo de cocción, siempre a fuego lento, es de 40 minutos.

Basmati:

Muy popular en la cocina asiática.  Su forma de preparación no es distinta a la del arroz largo. Dos porciones de agua por una de arroz y 12 minutos de cocción a fuego muy bajo y tapado.

Arroz seco:

Para que un arroz quede seco se debe usar un arroz redondo o largo. La proporción de agua es 2 x1 y su tiempo de cocción es de 15 a 17 minutos.  Durante la preparación, una vez puesto a cocinar, no debe removerse para no activar el almidón que contiene.  Luego debe permanecer tapado 10 minutos y a servir.

Arroz meloso:

Es un intermedio entre el arroz seco y el caldoso. Para prepararlo es ideal utilizar arroces ricos en almidón. El arroz meloso no llega a absorber todo el líquido, lo cual le otorga consistencia. El tiempo de cocción es de 17 minutos y debe moverse mientras se cocina.

El arroz caldoso:

Debe quedar con una consistencia parecida a una sopa no muy espesa. Los arroces para risotto son de este tipo. Requieren 4 o 5 partes de agua por cada una de arroz. Se debe mover constantemente; esto activará el almidón y le dará la textura que le es característica. Su tiempo de cocción es de 18 minutos.

Después de conocer la técnica apropiada para lograr el punto perfecto del arroz, deben comenzar a conocerse los ingredientes y las medidas para llegar al sabor deseado.

 

Fuentes de imágenes: la cocina de la nena – blogger  /