El aceite Zero Acre es una innovación en la producción de consumos gastronómicos. Multiuso y con excelentes propiedades organolépticas, este aceite atiende a la tendencia a la alimentación saludable. Y dado que el uso del aceite tiene una especial relevancia en la cocina del restaurante, el aceite Zero Acre llega para ocupar en el futuro un espacio muy importante para restauradores y consumidores.  

Las grasas poliinsaturadas son un poderoso enemigo de la salud. A ellas se atribuyen gran parte de los problemas cardiovasculares que son la principal causa de muerte en el mundo. Reducir el uso de productos alimentarios que las contengan sin sacrificar el proceso de elaboración y el resultado, es un gran desafío para el chef.

En este sentido, una de las virtudes del aceite Zero Acre es un muy reducido contenido en estas grasas perjudiciales. Por lo tanto, el restaurante tendrá a disposición del cliente un producto que aporta a la propuesta de platos saludables.

Esta es solo una de las ventajas de usar el aceite Zero Acre en el restaurante, pero no es la única.

¿Cómo se produce el aceite Zero Acre?

La diferencia del aceite Zero Acre con los aceites tradicionales es el origen. Habitualmente se habla del “origen” del aceite para referirse al vegetal con el que se produce. Pero en el caso de Zero Acre, el término “origen” tiene un significado más profundo.

Zero Acre Farms es la empresa estadounidense responsable de este aceite que pone en el escenario gastronómico un producto muy superior a todos los aceites conocidos. Superior en cuanto a las condiciones para los consumidores y superior también  para  el medioambiente.

En primer término, el aceite Zero Acre se produce a partir de la fermentación. Es un aceite cultivado.  No se cultivan olivos, girasol, soja u otros vegetales para luego elaborar el aceite, como en los aceites  tradicionales. En el caso del Zero Acre se cultiva directamente el aceite.

La materia prima son microorganismos que fermentan. Se compone de  levaduras y microalgas que producen en forma natural grasas monoinsaturadas. Este proceso de fermentación se realiza en depósitos especializados, en ambientes que aseguran las condiciones adecuadas para que esos microorganismos actúen.

Aceite cocina

Beneficios del uso y consumo del aceite Zero Acre

Beneficios para la salud, para el ambiente y para el cocinero. Esta es la síntesis del por qué el aceite Zero Acre se visualiza como el aceite del futuro.

Algunos puntos a favor del uso del aceite Zero Acre en el restaurante:

Es muy estable cuando se lo expone al calor

Cuando un aceite se expone a cierta temperatura, los ácidos grasos comienzan a alterarse, se oxidan y generan compuestos nocivos. Los ácidos grasos insaturados son los más inestables y fácilmente oxidables.Precisamente, una de las características del Zero Acre es que nada de esto ocurre cuando se lo somete a temperaturas. Su composición de grasas monoinsaturadas evita este problema. De ahí su condición de favorecedor de la salud.

Tiene menos ácido linoleico

El ácido linoleico es un ácido graso de la serie omega 6. Es una fuente energética importante que el cuerpo no produce, sino que se incorpora con la dieta. Cuando se lo expone al calor durante mucho tiempo, el ácido linoleico produce humos y adquiere un sabor desagradable. Esto es lo que pasa frecuentemente con aceites comunes que se “queman” por el uso.

El aceite Zero Acre tiene ácido linoleico, pero en proporción reducida con respecto a los aceites vegetales tradicionales. Por lo tanto, el punto de humeo por sobrecalentamiento se produce más tardíamente, cuando el aceite alcanza los 251ºC, lo que le otorga una estabilidad mayor que la del resto de los aceites.

Libera menos aldehídos tóxicos

Los aldehídos con sustancias que se producen por la degradación de los aceites. Algunos permanecen en los alimentos, por lo tanto llegan al consumidor y son perjudiciales para el organismo. Las pruebas de laboratorio han demostrado que el Zero Acre aventaja al resto de los aceites en esta condición.

Es un aceite multifunción

El aceite Zero Acre puede ser empleado en cualquier preparación que exija aceite. Es multipropósito. Un rasgo distintivo es su sabor, que muchos consideran un inconveniente. Es un aceite neutro, limpio, insípido, lo que puede resultar un inconveniente para algunas preparaciones y una ventaja para el estilo de muchos cocineros.

Beneficios ambientales

En el impacto en el ambiente se encuentra otra gran diferencia entre el aceite Zero Acre y los aceites tradicionales. Hay que tener en cuenta que se producen más aceites vegetales a nivel mundial que toda la carne de res, pollo, calamar  y queso combinados.

  • Se estima que el cultivo de oleaginosas es  uno de los principales motivos de la deforestación mundial. El aceite Zero Acre, en cambio,  necesita de un 85% menos de tierra en comparación con otros aceite vegetales. 
  • La fabricación de aceite Zero Acre emite un 86% menos de CO2 que la producción de aceite de soja, por ejemplo, y requiere de aproximadamente 99% menos de agua. Por tanto, se reduce la huella ambiental en su producción.

La empresa se ha marcado tres premisas claves para la comercialización del aceite Zero Acre: su perfil graso saludable, el respeto al planeta y las ventajas en la cocina.  Por el momento solo está disponible en los Estados Unidos, y una botella de medio litro cuesta  29,5 euros. Es de esperar que cuando la producción se masifique, el precio se reduzca y el mundo lo tenga a disposición.

Comparte