Si eres aficionado a la cocina asiática, sabrás que los dumplings están de moda. Pero, ¿qué son estos pequeños y deliciosos bocados?, ¿de qué están hechos?, ¿cómo es la forma correcta de tomarlos?

¿Qué son los dumplings?

Se trata de porciones de masa cocidas, a partir de una base de harina, pan y patatas, y con un relleno que puede ser salado (carne, verdura o pescado), y también dulce. Su cocinado suele ser en agua hirviendo, como si de pasta se tratara. También pueden hacerse al vapor o fritos.

En la cocina oriental, los dumplings son frecuentes entre los entrantes. La composición original lleva masa de arroz o de tapioca, está rellena y luego cocida al vapor.

La polémica con los dumplings

En diferentes foros y redes sociales han ido apareciendo comentarios de muchas personas de origen asiático, acerca de la forma en que se toman los dumplings en occidente. Hay muchas imágenes en las que se recomienda explotar o extraer el relleno de los dumplings en el plato, y después llevarlos a la boca. Pero esta no es la forma ideal.

dumpligns

Algunos lectores afirman que esa forma de tomar los dumplings sería como si cogiésemos una tostada de mermelada y quitáramos la mermelada en el plato, tomándola después a trozos.

La manera adecuada de tomar los dumplings es introducirlos en la boca enteros y explotar la sopa o su relleno ya en nuestro paladar, saboreando el conjunto y experimentando una sensación de alto placer gastronómico. Según aseguran algunos expertos, estaría permitido mordisquear levemente la parte de arriba de los dumplings, para que se enfríen en caso de estar muy calientes.

¿Cuál es el origen de los dumplings?

En la cocina china, estos pequeños bocados a los que se denomina “dim”, son similares a nuestras tapas. El significado literal de “dim sum” es “bocado pequeño que toca el corazón”. Los dumplings se toman para desayunar, almorzar o merendar y pueden adoptar muchas formas diferentes. En todos los casos, se trata de masas rellenas, con apariencia de paquetitos, pequeño hatillo, rollitos, empanadillas, raviolis, etc.

El origen de los dumplings está vinculado al sur de China. Su consumo se ha extendido a grandes ciudades como Nueva York y Londres. En la cocina japonesa encontramos una clase de dumpling llamada “gyoza”.

Los dumplings básicos

  • El Jiao Zi es el dumpling más básico. Su receta tradicional era una masa de trigo a la que se rellenaba de carne de ternera, jengibre y calabacín, y se cocían. Esta es la modalidad que se utiliza en Japón bajo el término “gyoza”.
  • Los wanton también son dumplings que parten de una masa de trigo. Se rellenan de carne o de gambas.
  • Ha Gao. Son hatillos elaborados con harina de tapioca, rellenos de gambas y luego cocidos al vapor. Parecen simples, pero su elaboración perfecta requiere de pericia.
  • Nem. Son dumplings más típicos de la zona de Vietnam, y se comen en forma de rollo. Una oblea de arroz se rellena de carne de cerdo, hojas de lechuga o gambas. Son exquisitos.
  • Xiao Long Bao. Tienen la forma del fruto del opio y se presentan en forma de hatillo. En su receta tradicional, sorprenden por su relleno líquido, junto a panceta y cangrejo. La masa era de trigo.
  • Siu Mai. Tiene la forma de una pequeña vasija. La masa es de trigo y se rellenan de cerdo y gambas.
  • Una de sus variedades, los Tangyuan, se elaboran con harina de arroz y se rellenan con sésamo dulce.

Una receta sencilla de dumplings

dumplings

Ingredientes

Un vaso de harina, dos cucharadas de levadura en polvo, una cucharadita de azúcar, un pellizco de sal, una nuez de mantequilla o margarina y un chorro de leche.

Elaboración

Comenzaremos mezclando en un bol la harina y la levadura. Una vez estén bien mezcladas, agregamos la sal y el azúcar y lo unimos todo.

A continuación, iremos incorporando la margarina a la mezcla a “punto de pomada”, es decir, deshecha y blanda para que se integre bien con los demás ingredientes, y se forme una masa homogénea.

Lo último será ir añadiendo la leche, poco a poco y removiendo para una perfecta mezcla. La masa final debe ser suave.

Para su cocinado, podemos elegir entre rellenarlos y cocerlos rellenos, o bien utilizar un guiso o caldo hirviendo en el que iremos echando cucharadas de la masa. Se cuecen tapados a fuego lento, en torno a los 15 o 20 minutos.

Algunas variaciones en el mundo

En Gran Bretaña, los dumplings son un típico aperitivo salado, muy usado a nivel local. Normalmente los utilizan en sus guisos, estofados y sopas, cuando están hirviendo y para integrarlos con el resto de ingredientes.

En España podemos ver una variación de los dumplings en la cocina gallega. Se preparan con harina de maíz y caldo, a lo que se añade cebolla, panceta y chorizo.

En la actualidad se cocinan también los dumplings como dulce, en diferentes postres. Se los puede rellenar de cremas pasteleras, manzanas, frutos secos, etc. Su cocción puede realizarse al horno. Para terminar y dar un sabor y acabado especial, se prepara un almíbar, elaborado con azúcar moreno y se rocían los dumplings al presentarse en el plato.  El resultado es delicioso.

 

Fuente imágenes: Pinterest  /  A mis 30 por Boston