Los vinos de crianza españoles despiertan en sus barricas después de su paciente letargo para satisfacer a los paladares más exigentes. En el contexto mundial, la calidad de los vinos de crianza producidos en España trasciende fronteras.

La diversidad de territorios, los terroirs, permiten una producción vitivinícola exquisita y variada. Se agregan a esta condición las técnicas, la paciencia y la sabiduría de los viñateros. Como resultado, nacen esos vinos espectaculares que enorgullecen a España.

España se caracteriza por producir una enorme variedad de vinos tintos de excelente calidad, apreciados en todos los rincones del mundo por su potencia. A la hora de elegir uno para disfrutar en casa, crece la confusión si no se tiene conocimiento vinícola.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los vinos españoles no se clasifican por el tipo de uva con el que está hecho, sino por el lugar de donde proviene. Conocer la denominación de origen, es el punto inicial para hacer una selección de los mejores vinos tintos crianza 2019.

El hecho de escoger un vino puede llegar a ser una cuestión compleja si no se sabe demasiado sobre el tema. Para simplificar la tarea, la siguiente lista con la selección de los mejores vinos tintos crianza 2019 nos ayudará en ello.

el vino

Los mejores vinos de crianza en España

Las guías internacionales de vinos son una referencia interesante para valorar estos vinos. Estas guías son elaboradas por expertos.  En este año, la crítica responsable de estas guías, ha puesto en valor varios vinos de crianza producidos en España. Pero la elección definitiva dependerá del paladar de quien lo disfruta.

Veamos algunos destacados:

Amontillado Napoleón

(Bodegas Hidalgo La Gitana SA). La crianza tiene lugar en roble americano. Se trata de una crianza biológica en la que el vino queda cubierto por el velo de flor. Es una capa de levadura, que lo aísla en la barrica.

Es un vino color topacio ambarino, que tiene un aroma delicado. Al degustarlo se perciben aromas de frutos secos y de hierbas aromáticas. Es especial para el aperitivo. También es aliado perfecto de carnes blancas, pescado y quesos azules, ensaladas y para la sobremesa.

Borsao Bole

(Bodegas Borsao)

Reúne notas del garnacha y del syrah. Se trata de un vino de leve crianza que mantiene su frescura y aparenta juventud.  El Borsao Bole llega a la boca y la inunda de principios frutales, por lo que satisface a la mayoría de los consumidores.

Marida muy bien con embutidos, carnes rojas y blancas, estofados, legumbres. Igualmente se puede servir con quesos semicurados.

vinos 2019

Cumal 2015

(Bodega Dominio Dostares).

Típico de la tierra de León, es uno de los vinos españoles más premiados. Se elabora con la uva Prieto Picudo. Crece envuelto en su propia levadura natural durante nueve a 12 meses, en barricas de roble francés y americano.

Un color rubí intenso y el aroma a frutos rojos y negros confitados, sorprende con su equilibrio. Es muy adecuado para acompañar carnes asadas y guisadas y arroces.

Lorea tinto crianza 2012

(Bodega CVNE).

Es un tinto de crianza en barricas de roble. Forma parte de una serie limitada de la bodega. Combina uvas tempranillo, garnacha y mazuelo. La cata destaca su sabor frutal y su cuerpo equilibrado de taninos maduros.

Es un vino exquisito que marida con todo, pues él mismo es el centro del sabor.

ANTIGVA Crianza

(D.O. Ribera del Duero).

Durante la crianza, evoluciona en barricas de roble francés y americano, en las que permanece 12 meses. Una base frutal se ensambla con los matices que le confiere la madera. Toques de vainilla, regaliz y clavo completan su sabor.  En boca resulta estructurado y aterciopelado. Si el bolsillo es generoso, es uno de los más elegidos.

Vinos de La Rioja

Es Denominación de Origen.  No pueden faltar en una nómina de los mejores vinos españoles de todos los años. Reconocidos en todo el mundo, recogen la historia y la tradición de la vitivinicultura española.

El Vivanco, por ejemplo, vive durante 16 meses en pequeñas barricas de roble, con periódicos trasiegos. Rojo brillante, con aromas frescos y espaciados, es un vino elegante y muy equilibrado.  Es especial para acompañar todo tipo de tapas y para platos de la cocina mediterránea.

Otras opciones entre los mejores vinos tintos crianza 2019

  • Vino de Montsant, recomendado para consumir enseguida. Se produce con la mezcla de dos variedades de uva roja, provenientes de antiguas viñas de Montsant.
  • Vino de Jumilla, popular por su precio accesible y su sabor agradable. Indicado para abrir el mismo día de su compra.
  • Vino de Valdepeñas, fusiona la variedad de uva Tempranillo con otras internacionales.
  • Vino de Bierzo, es el indicado si se quiere acompañar una buena carne asada. Aunque todavía no es muy conocido, su sabor sutilmente terroso comienza a adquirir relevancia en el mercado.
  • Vinos de Toro, es otro de los vinos populares por su profundidad y potencia, que va ganando terreno a nivel internacional.
  • Vino del Duero, reconocido mundialmente por su altísima calidad e intenso sabor. Recomendado para reservar y sacar solo en ocasiones especiales.
  • Vino de Priorato de Cataluña, es otro vino para añejar durante un par de años. Potente y rico, se produce en una de las regiones vitivinícolas españolas más importantes.
  • Vino del Pago, es un vino bastante joven en el mercado que está ganado reputación por su estupenda calidad.
  • Vino Rioja Gran Reserva, de fama mundial por su sabor amaderado gracias a la maduración de cinco años. Es uno de los mejores vinos españoles, digno de eventos especiales.

La producción de vinos de crianza es un rasgo distintivo de la vitivinicultura española. Decenas de denominaciones de origen garantizan una excelente calidad en todos los vinos que se producen en España. Con esta lista en mente, la selección de los mejores vinos tintos crianza 2019 resulta más simple. Hay de todo un poco, vinos para beber enseguida y otros para servir en momentos únicos.