Afortunadamente, los fabricantes de muebles se han esmerado en la fabricación de sillas para restaurantes. Generalmente, las sillas ocupan mucho espacio y esto complica el amueblamiento del local. Mucho espacio ocupado por pocas sillas equivale a pocos clientes. Y esto atenta contra la economía de la empresa.

La disposición de muebles en un restaurante pequeño siempre es tema de conversaciones y de búsqueda de opciones. Los espacios reducidos obligan a planificar muy bien qué se pondrá y dónde. Planos, búsquedas, intercambios de opiniones, son instancias necesarias, previas a las decisiones.

¿Qué hay que tener en cuenta para elegir las sillas para restaurantes?

sillas

El espacio disponible siempre tiene que ser valorado a la hora de las compras. Esto no solo tiene que ver con las sillas, sino con todo el equipamiento del restaurante.

Es necesario concebir las sillas visualizándolas en la imagen completa del restaurante. Por lo tanto, a la hora de elegirlas, no hay que dejarse seducir simplemente con las más bonitas o las más económicas del catálogo.  ¿En qué pensar al elegirlas?

  • Las sillas no funcionan solas. Forman una unidad con la mesa o con la Esta consideración es importante, porque es necesario pensar en esta integración. Por lo tanto, una cuestión muy importante para elegir las sillas para restaurantes, es atender al conjunto.
  • El estilo del restaurante también es un tema a considerar. Las sillas deben estar en consonancia con el ambiente y la decoración. Vintage, moderno, industrial, rústico o clásico, el estilo del restaurante determinará el de las sillas.
  • Pero sobre todas las cosas, las sillas para restaurantes tienen que ser confortables. Si no lo son, los clientes no disfrutarán de su estancia en el local y no volverán.
  • La resistencia es también una cuestión muy importante. Las sillas son muebles de uso intensivo. Muchas veces sostienen grandes pesos; por lo tanto, hay que elegir sillas sólidas, porque serán más duraderas.
  • Todos estos rasgos deben combinarse con el tamaño de la silla para que el espacio sea aprovechado. Esta condición puede parecer muy difícil, pero no lo es tanto. Los fabricantes atienden a las necesidades de los restaurantes de estos tiempos.
  • En sus catálogos, los fabricantes ofrecen sillas muy variadas que reúnen las condiciones que el empresario busca. La idea es, por ello, buscar sillas que ocupen poco espacio, que sean resistentes, confortables y adecuadas al estilo del local.

sillas para restaurante

Algunos tips para elegir y disponer las sillas para restaurantes pequeños

  • Las sillas apilables son muy prácticas. En estos tiempos de poco espacio, los fabricantes están ofreciendo diversos modelos de sillas que permiten ser apiladas. De este modo, se tendrán en reserva ocupando poco lugar.
  • En momentos de necesidad, estas sillas apilables se dispondrán en el salón. Pero si la afluencia de público es reducida, casi no ocuparán espacio; permanecerán apiladas en un sector que no esté visible para el público.
  • Una buena opción es sustituir las sillas por bancos dobles con respaldo. Es un modelo de asiento que está siendo muy utilizado. Se disponen dos bancos enfrentados con la mesa en medio. El respaldo de un banco con asiento hacia un lado es también respaldo del otro con asiento hacia el lado opuesto.
  • Con este sistema se conforman filas de bloques, que pueden adherirse a una pared por un costado.  Los clientes que ocupan diferentes mesas quedan separados por el respaldo que comparten. Cada uno mira hacia lados opuestos.

Taburetes y otras combinaciones

  • Los taburetes ocupan menos espacio que las sillas. Existen modernos taburetes con y sin respaldo que son prácticos y cómodos. Se adecuan mejor a la barra que a las mesas.
  • Si se elige esta opción, hay que estimar la altura de la barra para que los usuarios permanezcan confortablemente.  Es conveniente también que se ofrezca la posibilidad de que el cliente apoye los pies a cierta altura de las patas.
  • Hay combinaciones de mesas y sillas que son especialmente útiles para espacios reducidos. Jugar con mesas y sillas permite ganar espacio.  Algunos locales han optado por incluir tablas de mesas rectangulares, sin patas, que  se pueden plegar sobre la pared. Se instalan con mecanismos tipo bisagras y se bajan y suben de acuerdo a las necesidades.
  • Pueden tener capacidad para diferente número de clientes.  Las más convenientes son las que admiten cuatro personas, También se pueden aprovechar pequeños espacios con mesas plegables para dos.
  • Según la altura en la que se instalen, se pueden utilizar sillas bajas normales, de las apilables, o taburetes altos.
  • Si la intención es aprovechar el espacio, hay que evitar las sillas con brazos amplios y con patas demasiado abiertas.  Observar las patas de las sillas permite valorar en su justa medida el espacio que ocupa. Hay sillas que no son muy grandes arriba pero sí en el suelo, por sus patas.  Si las patas exigen más lugar, ocupan más espacio.
  • Las sillas a medida son muy útiles cuando no hay otra opción.  Es cierto que en el mercado existe una extraordinaria variedad de sillas de diferentes estilos, materiales y  estructuras. Pero también es cierto que hay ocasiones en las que ninguna parece adecuarse al local.

Para estos casos, una buena opción es buscar quién fabrique las sillas a medida.  Hay técnicos que se especializan en diseño de mobiliario adecuado para un lugar específico. Este es un camino seguro para optimizar el espacio, aunque encarecerá bastante los costes.

Siempre hay una posibilidad de equipar un restaurante de la forma más conveniente posible.  Es cuestión de pensar, de buscar y de intercambiar opiniones con los profesionales del sector.