Ana Ros es una de las mejores y más reconocidas chefs de la actualidad. De hecho, se le considera como la chef que inventó la alta cocina eslovena. Ha ganado numerosos premios en su haber, destacándose como la mejor cocinera del mundo en el 2017. Por si fuera poco, logró revolucionar la gastronomía rural y ha aprendido a ser una de las mejores de forma autodidacta. A continuación, veremos algunos datos importantes sobre la carrera de esta importante chef y cómo ha logrado que su cocine traspase fronteras.

La cocina de Ana Ros

Ana Ros es una chef que aprendió de forma autodidacta los secretos de la cocina, los cuales presenta como algunos de los mejores platos de comida eslovena rural del mundo. Es bailarina profesional y esquiadora olímpica, fue por casualidad que poco a poco fue aprendiendo sobre esta gran pasión que es la cocina. Ese salto ocurrió cuando sus suegros hosteleros decidieron retirarse y ella tomó el control del restaurante Hiša Franko.

Desde que Ana tomó las riendas del lugar, el crecimiento del restaurante ha sido creciente. Pese a que el mismo se encuentra en un área remota en donde tan solo hay 200 habitantes, recibe muchos clientes extranjeros que viajan hasta Kovarid para probar su exquisita e inigualable comida. De hecho, más de 90% de la clientela son turistas, por lo que Hiša Franko se ha convertido en uno de los destinos gastronómicos más cotizados. No en vano, su restaurante se encuentra en la lista de los mejores del mundo.

Pero, ¿cómo es la cocina de Ana Ros? La cocina de Anna resulta muy interesante porque logra fusionar un estilo rural con la alta cocina. Para ello siempre utiliza ingredientes típicos de su país y busca crear platos que sencillos que recuerden a su infancia, a los vecinos. Durante cada estación cambia el menú, aunque los alimentos que nunca elimina son la deliciosa e inigualable mantequilla casera y los panes tradicionales, los cuales son hechos a base de manzana fermentada.

El estilo de Ros es sencillo pero logra capturar la esencia de los sabores y olores típicos de Eslovenia. Como ella misma lo ha comentado en varias ocasiones, no busca hacer un plato estrella sino creaciones inspiradas en sus propias experiencias y ocurrencias.

Una cocina que rompe fronteras

Los sabores rurales de Eslovenia llegarán a España de la mano de su chef Ana Ross, quien trasladará a su equipo del restaurante Hiša Franko para deleitar a los paladares más exigentes de España. Este evento tan especial es una nueva edición del In Residence, un pop-up gastronómico que ocurrirá entre el 19 de noviembre al 7 de diciembre.

Esta iniciativa In Residence tiene por objetivo cada año llevar a la ciudad a algunos de los mejores chefs y cocineros del mundo. En este caso, Ros busca, además, compartir una experiencia y filosofía gastronómica que es muy diferente a la oferta gastronómica que se encuentra en España.

El hotel NH Eurobuilding es el que será el hogar temporal del restaurante de Ross. ¿Cómo funcionará? De martes a sábado, específicamente en el horario de la cena, la chef ofrecerá los mismos platos que en su restaurante. En esta aventura también la acompaña Valter Kramar, quien es experto en vinos de origen natural, sumiller del restaurante en Eslovenia y esposo de Ana.

Tal y como lo explica el matrimonio, la meta es dar a conocer algunos de los sabores y fantásticos productos que tiene Eslovenia y que lamentablemente no han salido de allí. Los quesos, por ejemplo y los vinos, son dos de los productos que enamorarán a los clientes más exigentes.

Una cena especial

Otro de los aspectos más interesantes es que el ambiente será completamente adecuado para dar la sensación de que los clientes están cenando en Eslovenia. El equipo encargado de lograr esta transformación es Proyecto Singular, quienes buscarán crear un espacio orgánico muy similar al que rodea al famoso restaurante.

Ana Ros cocinando

Por otra parte, la chef contará con productos y equipos de altísima calidad. En esta oportunidad, la empresa Kitchen Consult será la que proporcione los implementos y equipos para la elaboración de los más deliciosos platos. Además de utilizar una de las cocinas del hotel, Kitchen Consult también montará una impresionante cocina en el medio de la sala, logrando así que la experiencia vaya mucho más allá del paladar y logre impresionar a todos los sentidos.

Reserva y precio

Para poder degustar de esta increíble experiencia culinaria y disfrutar de los sabores típicos de la cocina eslovena, es necesario reservar con anticipación a través de la página web http://inresidence.es/. El costo del menú oscilará entre 200 y 275 euros por persona. El precio más elevado incluye el maridaje.

Este grandioso evento se ha llevado a cabo desde el año 2016. Desde entonces han visitado a la capital española algunos de los chefs más importantes del mundo, como es el caso del argentino Mauro Colagreco, cuyo restaurante francés tiene dos estrellas Michelin o el chef Gran Achatz, cuyo restaurante ubicado en Chicago ha ganado en tres oportunidades la famosa estrella.

Ana Ros, sin duda alguna, es una de las grandes chefs del momento. Su éxito probablemente viene de su gran pasión por la cocina y por la extraordinaria fusión de sabores tradicionales y rurales pero llevados a los más altos estándares de la cocina internacional. Tenerla en Madrid es una gran oportunidad para disfrutar de los sabores y productos de Eslovenia.