¿Has oído hablar del Basque Culinary Center? Se trata de un Centro de formación para cocineros, que está ganando prestigio en el mundo de la hostelería profesional.

El Basque Culinary Center nace en el año 2009 y tiene su sede en San Sebastián. Se trata de un proyecto que combina varias acciones: la formación, investigación e innovación, todo ello dentro del ámbito gastronómico, con vocación de carácter internacional.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=PiKJO5M2BAg[/embedyt]

La finalidad principal que se persigue con el BCC es la interacción entre la cocina, la gestión empresarial, la ciencia más avanzada, y otras diferentes disciplinas. Además, entre sus objetivos diarios están la investigación, la formación más especializada, la innovación permanente y la promoción en todo lo relativo a la alimentación y la gastronomía.

El apoyo y patrocinio

El Basque Culinary Center toma su apoyo de una doble organización: la Facultad de Ciencias Gastronómicas, que está adscrita a la Mondragonn Univertsitatea, cuya apuesta se dirige a conseguir profesionales de cocina altamente cualificados, y un Centro de Investigación e Innovación del sector de la alimentación y la gastronomía.

BCC2

Como miembros del Basque Culinary Center están siete de los chefs vascos más conocidos y con mayor nivel, algunas empresas de alimentación líderes y también algunas compañías tecnológicas. Además, cuenta en su Consejo Internacional con el asesoramiento y la implicación de once de los cocineros con más influencia de todo el mundo.

El origen de un gran proyecto

Cuando se puso en marcha el Basque Culinary Center se abordaban varias necesidades. En primer lugar, se trataba de potenciar la cocina como una de las principales innovaciones para el futuro. Además, se buscaba la generación de contenidos de conocimiento al máximo nivel que derivara en la formación de los mejores profesionales, con la mejor cualificación.

La investigación permanente en comunicación con otros sectores empresariales ha sido continua a lo largo de estos años. Con ello se ha podido generar un flujo de transferencias y conocimientos tecnológicos e innovadores, así como poner en marcha nuevas iniciativas y desarrollar proyectos ilusionantes.

BCC

Una vocación de ámbito internacional

En la formación del Basque Culinary Center, sus alumnos interactúan diariamente con estudiantes de diferentes nacionalidades, para conseguir una mayor riqueza multicultural. Entre los países de origen de muchos alumnos están China, Bélgica, Italia, México, Colombia, Canadá, Brasil, etc.

Nombres muy importantes rodean al Basque Culinary Center

Como hemos visto, en el patronado de la Fundación Basque Culinary Center participan los mejores cocineros de Euskadi, los más laureados. Entre ellos están Martín Berasategui, Pedro Subijana, Karlos Arguiñano, Juan Mari Arzak, Eneko Atxa, Hilario Arbelaitz y Andoni Luis Aduriz.

El Consejo Asesor del centro tiene carácter internacional, y está presidido por Ferrán Adriá. Entre los cocineros que participan en este Consejo están: Yukkio Hattori (Japón), Massimo Bottura (Italia), Michel Bras (Francia), Dan Barber (Estados Unidos), Gastón Acurio (Perú), Alex Atala (Brasil), Heston Blumenthal (Reino Unido), Joan Roca (España), Enrique Olvera (México) y René Redzepi (Dinamarca).

Una idea renovadora

La integración de la Facultad de Ciencias Gastronómicas del Basque Culinary Center como centro adscrito a Mondragon Unibertsitatea, ha supuesto un concepto revolucionario y realmente innovador: la integración entre el entorno universitario y la formación culinaria más cualificada.

BCC4

Hasta el nacimiento del Basque Culinary Center, en España no había una oferta formativa similar en el ámbito de la gastronomía, que tuviese un nivel universitario. La formación de los cocineros en el BCC se plantea como integrada en el ámbito universitario.

Centro de Investigación e Innovación en Alimentación y gastronomía

Además de la Facultad de Ciencias Gastronómicas, el Basque Culinary Center ha creado el Centro de Investigación e Innovación en Alimentación y Gastronomía.

La finalidad de este centro es la generación de nuevos conocimientos científicos, el análisis de nuevas técnicas y productos innovadores para la cocina.  Con ello se pretende descubrir un triple objetivo: nuevos servicios, nuevos productos y nuevas empresas.

Este Centro de Investigación e Innovación va mucho más allá de una colaboración formativa. Con él se pretende tener una influencia importante en la estructura empresarial y económica de Euskadi, y también del resto de España.

Su concepto no es estático, sino de dinamismo y adaptación a situaciones que vayan surgiendo, ajustándose a las nuevas tendencias y necesidades del sector culinario y gastronómico.

¿En qué ámbitos se trabaja en este Centro? Podemos destacar tres:

  • I+D+I. Se trata de conseguir un mayor valor para los servicios y productos actuales, diferenciarlos en el mercado y potenciar la creación de nuevos conceptos de negocio. Y ello no solo en el sector alimenticio, también en la sanidad, nutrición, turismo, etc.
  • Controles de calidad. La importancia de la autenticidad y el control de la máxima calidad son dos claves importantes para este centro. Solo así se puede conseguir un desarrollo óptimo del sector y unos resultados favorables. Además, se potencia la prevención de riesgos sanitarios.
  • Colaboraciones. Entre las sinergias y colaboraciones con otros centros de desarrollo tecnológico está el Azti-Tecnalia y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), así como con otros centros y universidades europeas. A estos organismos hay que unir diferentes proveedores y bodegas, con la creación de espacios nuevos de trabajo e investigación.
Comparte