Conocer al público objetivo es esencial en cualquier negocio. Quiénes son, cuáles son necesidades y gustos y hasta cómo piensan. Preguntas que pueden encontrar respuesta, si es que aún no se tiene, a través del uso correcto del correo electrónico.

La comida entra por los ojos

Es una ecuación simple: si la comida entra por los ojos, los comensales necesitan verla. Además, tiene que verse apetitosa y provocativa y debe ser una invitación a probar algo nuevo. O un recordatorio para traer de vuelta un sabor ya probado y aprobado.

En líneas generales, cualquier publicista que necesite publicitar a un restaurante o una oferta gastronómica, desarrollará su estrategia partiendo de estas ideas. En este sentido, el email marketing es de las herramientas más sencillas disponibles. Adicionalmente, aporta el beneficio de que su coste es considerablemente menor que el de cualquier otra estrategia comunicacional.

Pero la mayor ventaja que ofrece el uso correcto del correo electrónico, es que, con casi absoluta certeza, se estará alcanzando al target específico; son los visitantes de un restaurante quienes recibirán información (publicidad) de primera mano. También tiene alcance para aquellas personas que por los motivos que sean, buscan descubrir nuevos espacios.

clientes

Lo primero: contar con una base de datos actualizada

Para el uso correcto del correo electrónico, el paso número uno es contar con una base de datos amplia y actualizada. Un archivo en donde reposen las direcciones electrónicas del mayor número de clientes; un fichero digital desde donde también se atienda a aquellos comensales que, eventualmente, pudiesen convertirse en visitantes circunstanciales o frecuentes.

Si ya existe este recurso, es imprescindible hacerlo crecer y siempre mantenerlo actualizado. En caso de que deba desarrollarse desde cero, se debe diseñar un plan de acción para obtener el mayor número de correos personales posible. En uno u otro escenario, los pasos a seguir son básicamente los mismos.

Cómo crear o hacer crecer una base de datos de clientes

  • La dirección de correo electrónico de un restaurante debe estar visible en puntos clave. A manera de ejemplo: en los lavabos se puede invitar a los visitantes a que respondan, vía email, preguntas cómo “¿Está limpio?”.
  • Aprovechar las redes sociales. Incluso a través de campañas de marketing. Invitando a los internautas a que se registren, aportando una dirección de correo electrónico, a cambio de recibir cupones de descuento. Este tipo de ofertas también pueden incluir beneficios por invitar a otras personas a suscribirse.
  • Ofrecer a los visitantes la opción de recibir de forma digital, una copia de la factura o del menú. También invitarlos a realizar una próxima reserva a través de este canal digital y a colocar todos sus comentarios y sugerencias.

Normas básicas para el uso correcto del correo electrónico

correo electrónico

El email marketing es una herramienta sumamente potente, siempre y cuando se use correctamente. En caso contrario, los efectos pueden ser no solo contraproducentes, sino devastadores.

Cada persona que decida registrarse, debe saber que esperar, y debe recibir justo eso; se debe dejar constancia que la dirección de correo electrónico no será compartida con terceros. También hay que cuidar que a través de ese canal solo se enviarán cupones de descuentos, noticias de interés, innovaciones en el menú o cualquier otra información de interés relativa única y exclusivamente con el restaurante.

En ningún momento se debe caer en el acoso y en la insistencia desorbitada. La premisa es mantenerse presente en la mete de las personas, no saturar y terminar en la lista de Spam. Pocas veces es necesario enviar un correo al día. La frecuencia variará de acuerdo a la temporada y a las necesidades de cada campaña, pero siempre de forma moderada.

Comunicación personalizada

Quien recibe y lee un correo electrónico es un ser humano de carne y hueso, con nombre y apellido. Por ello, para ganar en confianza y disminuir las cuotas de rechazo, es importante que quienes lean una comunicación digital, sientan que se les está hablando directamente a ellos.

Hay un buen número de proveedores de servicios de correos electrónicos que facilitan esta personalización. Su uso además suele ser sencillo e intuitivo, ideal para aquellos dueños y gerentes de locales con conocimientos no avanzados en informática y programación.

Cómo conseguir que los remitidos lean el correo

Una vez constituida la base de datos y contratado un proveedor de servicios de correo electrónico, lo importante es conseguir que la información enviada sea efectivamente recibida. Que el mayor número de remitidos hagan clip y “abran el sobre”. Para conseguir este objetivo, hay algunas recomendaciones a seguir:

  • El título del correo, o lo que es lo mismo, el asunto, debe ser lo más llamativo posible y al mismo tiempo, concreto. Son pocos caracteres los que se necesitan para impactar y generar curiosidad.
  • El sentido de urgencia es una de las estrategias más utilizadas en el email marketing. Propuestas como “Reserva hoy y recibe 20% de descuento en todas las bebidas durante 30 días”. Es vital que la persona que reciba el correo lo lea al momento; de lo contrario, es muy poco probable que alguna vez lo haga.
  • También es muy útil incluir números entre los caracteres alfabéticos. En medio de lecturas rápidas, el ojo suele detenerse para analizar y procesar la información que se le ofrece mediante cifras.

El cliente tiene el poder

El uso correcto del correo electrónico también pasa por dar a los clientes el poder de decidir. Inicialmente, a registrarse y entregar su dirección email; más adelante y en cualquier oportunidad, la facilidad para “darse de baja”.

En estos casos puntuales, se puede incluir un brevísimo cuestionario invitando a los internautas a exponer las causales de su “abandono”. No hay que olvidar que la posibilidad de acceder o no responder debe seguir siendo una opción.

Fuentes de imágenes: ActionCOACH Sureste  /  LUZ MARIA PAREDES