Google se ha convertido en un enlace que une el restaurante y el entorno exterior.  Es como un puente hacia la calle. Sus múltiples aplicaciones hacen visible al restaurante en ese mundo paralelo y muy poblado que es internet. En este universo virtual, Google maps pone al restaurante en un escaparate inteligente. Y en estos tiempos, de la virtualidad se nutre la realidad.

Todas las herramientas google,  entre las que se encuentran Google maps, están diseñadas para ser usadas desde cualquier dispositivo digital. Se puede acceder a ellas desde un ordenador, tablet o Smartphone. Admiten distintos sistemas operativos, se adaptan a Android y a iOS.

Estas aplicaciones son tan versátiles y cómodas que no requieren de instalaciones ni de softwares especiales. Se han convertido en un recurso imprescindible para la vida tanto del comerciante como del usuario. Se consolidan cada vez más como un punto de encuentro. Permiten que el ciudadano común que tiene una necesidad se vincule con el comercio  que dispone del servicio para satisfacerla.

Efectivamente, en todas sus aplicaciones, de una forma u otra, Google pone en contacto a la empresa con el cliente, y ambos se benefician. La empresa porque vende u obtiene datos para la mejora. El usuario porque tiene en un clic lo que desea cuando lo desea.

maps

Google maps: una puerta abierta al restaurante

Eso es Google maps. Mantiene una puerta permanentemente abierta a todo potencial cliente, conozca o no físicamente el restaurante.  ¿Qué información le ofrece al cliente de restaurante? Le muestra el local y el menú. Le permite llamar por teléfono con un clic, le ofrece opiniones y valoraciones que otros clientes ha hecho del servicio. Le guía paso a paso para que localice el restaurante.  Y hasta le permite coordinar con otras personas un encuentro para comer. ¿Se puede pedir algo más?

¿Por qué el cliente usa el Google maps? He aquí un escenario muy frecuente. Una persona circula en su automóvil por la ciudad. Los trámites y el trabajo lo han mantenido conduciendo mucho tiempo. La hora del almuerzo lo encuentra lejos de su casa y de los lugares en los que habitualmente come.

¿Cuál será su primera reacción? Tomar su Smartphone y acceder al Google maps. Sabe que de una forma rápida y sin complicaciones, podrá encontrar en la aplicación varios restaurantes que estén cercanos a su localización.

En un instante podrá elegir dónde y qué comer entre una variedad de propuestas. Llamará para hacer su reserva y hasta podrá invitar a amigos, socios o clientes a compartir el almuerzo. Todo sentado en su automóvil con el celular en sus manos.

El protagonista puede cambiar. Puede tratarse de una familia, grupo de amigos, compañeros de trabajo, turistas y un enorme etcétera. Pero la esencia será la misma: necesidad de comer y búsqueda rápida de un lugar cercano.

Esta realidad cotidiana en cualquier lugar, muestra que el restaurante no puede quedar afuera del sistema Google maps. Si la aplicación no lo muestra, miles de oportunidades de captar clientes se pierden.

web restaurante

¿Cómo hacer que tu restaurante aparezca en Google maps?

El procedimiento es sencillo. Google ha sido muy cuidadoso para lograr que cualquier persona pueda utilizar el servicio. No se necesitan técnicos ni conocimientos especiales.

1- El primer paso es el registro en Google My Business. Este servicio que el gigante de internet pone a disposición de todos, es la puerta de ingreso a Google maps. Es el que hace posible también que el restaurante aparezca cuando alguien busca ‘restaurantes en Barcelona’, por ejemplo.

De ese registro toma los datos Google maps. Asocia la información registrada en Google My Business con la geolocalización del restaurante.  De esta manera, el negocio aparecerá cuando alguien busca locales similares.

Es un servicio totalmente gratis. El único requisito es registrarse. Para ello, hay que entrar en la web de Google My Business…y allí empieza la magia. Es importante completar todos los detalles que aparecen en el formulario.  Si el restaurante tiene local físico, se registrará exactamente la dirección.

Si se trata de un restaurante exclusivamente con delivery, la app tiene la opción para que no aparezca una dirección física. Existe un ítem en el que se puede marcar “Entrego productos y ofrezco servicios en la ubicación de mis clientes”. Y, por supuesto, también se pueden señalar las dos posibilidades, en local y a domicilio.

Una vez que se ha cumplido este requisito, el titular de la cuenta recibirá una carta en su domicilio con un código de verificación.  Este código es imprescindible para dar de alta al restaurante en Google maps.

2- Después de recibir el código, se procederá a verificar la cuenta. Al ingresar a Google My Business el software exigirá esta verificación. La cuenta se verifica ingresando el código recibido en la carta.  Misión cumplida. El restaurante aparecerá entonces en Google maps.

Sugerencias para el registro del restaurante

Es necesario tener presente que lo que el potencial cliente ve y lee es lo que fue registrado en el formulario. Por lo tanto, las precisiones son importantes.  Hay que evitar sobrecargar los textos; casi nadie lee textos largos y rebuscados cuando busca un restaurante. Enunciados cortos y de lectura fácil son los indicados.

Google My Business permite incorporar fotografías. Imágenes del local y de platos sugeridos de la carta aparecerán en Google maps. En las búsquedas, el restaurante tiene que entrar por los ojos y tentar a quien observe las imágenes. Por lo tanto, deben ser de calidad.

Google maps no inventa nada, simplemente recoge y difunde lo que se ha cargado en el sistema. Dedicar tiempo a organizar la propuesta, es fundamental si se quiere que la app contribuya a los buenos resultados.

Día a día Google maps crece y expande sus prestaciones. Recientemente ha puesto en marcha una moderna metodología de puntuación. Los usuarios con distinta localización en la ciudad, disponen de  la posibilidad de decidir comidas conjuntas. Los filtros de las búsquedas son cada vez más precisos, hecho útil especialmente para necesidades diferenciales: veganos, mascotas, grupos numerosos, por ejemplo.

Ya es hora de ingresar al sistema. Quedarse fuera de Google maps es quedarse fuera del mundo.