La competitividad en esta realidad marcada por la pandemia y la crisis, exige invertir en marketing para situarse en un lugar visible en el mercado. Se trata de abrir el restaurante a la mirada de los potenciales clientes, adaptándose a los nuevos hábitos, expectativas y exigencias que caracterizan al 2022. ¿Tienes planificados los recursos que invertirás en el marketing de tu restaurante en 2022?

Las personas se han implicado de tal manera con los ambientes digitales que los han integrado totalmente a sus vidas.   Se ha reducido la tolerancia a los defectos en la navegación y en las publicaciones. Es necesario ser muy creativo para destacarse del montón y llamar la atención del potencial cliente.  Si todo es igual, nada se ve. En el mundo de internet todo debe ser perfecto, atractivo  y funcionar a las mil maravillas.

Los parámetros del marketing digital

Ese mundo virtual se ha vuelto tan significativo como el real. La virtualidad y la realidad se tocan, de tal modo que la realidad virtual influye en las decisiones que afectan a la realidad tangible.  Conocer, aprender, informarse, vincularse, elegir, comprar, vender, todo es posible gracias a la conectividad.

La cercanía ya no es el límite, pues se desdibujan las fronteras.  La gente no solo conoce los restaurantes del barrio o de las zonas céntricas de las ciudades.  Internet hace posible que independientemente de la zona del local, cualquier restaurante con buenas estrategias de marketing llegue a un público numeroso.

Ese espacio virtual creado para una multitud ávida de vivir, de salir, de divertirse, tiene que ser ágil, dinámico, eficiente y, especialmente, perfecto. Las demoras en la navegación en una web o en las respuestas en una red social implican la desaparición del interés del usuario.

Estrategias

¿Por qué es necesario invertir en marketing en este contexto que caracteriza al  2022?

El marketing bien implementado es el vehículo por el cual el restaurante se integra a la vida del público. En cualquier negocio, no solo hay que saber hacer, sino que es imprescindible saber vender. Y el marketing es una herramienta para vender.

El marketing digital va ocupando el espacio del marketing tradicional, que emplea soportes físicos. Las vallas publicitarias, los flyers, los avisos televisivos van perdiendo vigencia, aunque todavía tienen fuerza cuando han sido bien planeados.

Pero el protagonista de estos tiempos es el marketing digital.  El uso de redes sociales, sitios web, newsletter, blogs, publicidad en buscadores, pone al restaurante a cada momento en el horizonte del cliente.

Cada vez que el cliente toma su teléfono móvil y entra en webs o redes sociales, allí estará el restaurante, acercándose a él y ofreciéndole la mejor experiencia.  En el momento en que busque un restaurante para almorzar o cenar, allí, en su Smartphone visualizará al restaurante que intenta tentarlo.  No es exagerado decir que un restaurante que se resiste a invertir en marketing está destinado a desaparecer.

¿Qué recursos se deben invertir en marketing para obtener buenos resultados?

Es cierto que  la creatividad y el ingenio compensan, en parte,  la falta de recursos para invertir.  Aquello de ‘menos puede ser más’ es muy real en el ámbito del marketing para restaurantes.  No se trata de gastar inmensas sumas de dinero en campañas que saturan a la gente. Lo importante es planificar una buena estrategia con los recursos disponibles.

Al planificar los recursos para invertir en marketing del restaurante hay que pensar en varios aspectos. 

  • El marketing exige atención permanente e inmediatez de las respuestas. Esto equivale a disponer de personal dedicado a mantener vivas las publicaciones. Las preguntas en las redes deben responderse inmediatamente.  Las observaciones tienen que atenderse.
Plan de marketing

Una publicación no es un cartel que se colgó y allí quedó. En el marketing digital es fundamental mantener el ida y vuelta, la interconexión con el público. Es un camino para mantenerse cerca, conocer sus preferencias, ofrecerle lo que busca.  

  • Contratar a un community manager es una excelente inversión, por lo menos hasta consolidar un camino de marketing. Su misión es construir y administrar la comunidad online, gestionar la identidad y la imagen del restaurante. También se ocupará de mantener relaciones estables y duraderas con los potenciales clientes.

Pero si no existen recursos disponibles para esta contratación, hay que identificar en el personal a algún empleado al que le entusiasme la tarea.  Proponerle destinar algunas horas de su tiempo a esa función es una opción que puede ser conveniente tanto para el empleado como para el restaurante.

  • La calidad en cada elemento que forma parte del marketing es condición imprescindible. Imágenes, vídeos, textos tienen que ser perfectos para cumplir con su función: conquistar al cliente.

No sirve cualquier fotografía tomada al pasar ni un texto saturado de palabras. Es importante conocer la estructura de los mensajes escritos, orales o visuales adecuada al medio en el que se publicarán.  Probablemente sea necesario contratar a un profesional para marcar el rumbo. Disponer de una buena cámara también es una buena opción.

  • La voz de un experto en marketing será fundamental para orientar el plan.  Será él quien guíe al restaurador en las líneas que mejor le convienen para que las publicaciones sean efectivas. El marketing es un área profesional de alta especialización que exige actualización permanente para estar al tanto de las tendencias.

¿Cuánto debería invertir en marketing un restaurante?

El presupuesto para invertir en marketing del restaurante depende de cada empresa y de cada gestor.  Existen encuestas que muestran ciertas tendencias.  En lo que respecta a los negocios de restauración, los datos marcan una inversión de entre 7% y 12% de los ingresos de la empresa, con tendencia al alza. Las investigaciones muestran que los pequeños negocios gastan más que los grandes.

Sin embargo, la eficacia de la inversión en marketing no depende solamente del porcentaje de dinero que en él se invierta. La estrategia y un plan adecuado a la realidad del local es clave para el éxito.

Ahora bien, esto no quiere decir que escatimando recursos se logren los mismos resultados que con la inversión necesaria. El marketing exige profesionalidad, y esto cuesta dinero.

Son tantas las necesidades de actualización permanente en un restaurante, que a veces el marketing se posterga para realzar otras áreas de la gestión.  Pero este es un camino equivocado. El marketing es la vidriera del restaurante, y, por lo tanto, merece toda la atención y la necesaria inversión.

Comparte