El marketing es una herramienta imprescindible para el éxito de cualquier negocio. La restauración no escapa a este principio. Los restaurantes tienen que atraer a los clientes y captar su interés en un contexto de alta competitividad. 

Sin marketing no es posible lograr esa difusión imprescindible para el posicionamiento de la marca.  Una buena estrategia de marketing lleva al restaurante a esos espacios en los que están los potenciales clientes, a los sitios en los que ellos se mueven para buscar dónde almorzar o cenar.

Aunque se habla de “el marketing” en singular, como si fuera uno, en realidad el concepto encierra una diversidad infinita.  Y así debe ser. Su versatilidad le permite ajustarse a diferentes identidades de los restaurantes y a los perfiles de clientes esperados.

Por esta razón, cada restaurante debe planificar su estrategia en función de sus características.  Es cierto que hay rasgos que  se repiten, pero es importante marcar la diferencia. De esta manera se logra sobresalir y atrapar las miradas de las personas. Y esa primera mirada, ese momento en que el potencial cliente se detiene y atiende al restaurante, es clave para conquistarlo.

Ejemplos de estrategias de marketing de los restaurantes exitosos

Los restaurantes reconocidos son ejemplo de uso de estrategias de marketing personalizadas. Esa personalización tiene que ver con el restaurante y con la segmentación de clientes.

El conocimiento del perfil de clientes, de su forma de ver el mundo, de sus expectativas, de sus preferencias gastronómicas y de los medios que usa para elegir el restaurante son claves.

Pero la innovación y la originalidad tienen un gran peso. Es imposible destacarse en un entorno saturado de acciones de marketing si no se acude a lo nuevo, a lo sorprendente, a lo diferente.

Marketing restaurantes

A continuación, vemos estrategias de marketing y los principios inspiradores.

Potenciar un rasgo destacado del menú

En todo restaurante, independientemente de su identidad y del público al que están dirigidos sus menús, hay características que se repiten en todos los platosy que responden a los gustos de los clientes. Conforman un estilo propio del local. Los comensales disfrutan de esa condición, que se vuelve parte esencial del menú. Lo cierto es que ese toque especial puede ser un excelente punto en el que apoyar el marketing.

Ejemplo de esta estrategia es la cadena de hamburgueserías Goiko. La mayor parte de sus mensajes hablan de “el chorreo”. Se describe ese chorreo como el momento en que el queso se derrama, la yema de huevo explota y se mezcla con los jugos y con todos los ingredientes.  Lo que siempre ocurre y que no se puede evitar.

El chorreo naturaliza esa condición. No es un pecado ni de mala educación chorrearse. Al contrario, chorrearse, mancharse, chuparse los dedos, todo esto es natural y permitido en Goiko. Esa es la imagen que el restaurante quiere potenciar.

Ese chorreo es representado en cada una de las imágenes de las hamburguesas del menú. Y con solo imaginarlo, viene a la mente de los hamburgueseros la deliciosa experiencia que viven con esas hamburguesas que los representa.

Atender al SEO

El posicionamiento en las búsquedas es clave a la hora del marketing. Los restaurantes exitosos lo tienen muy en cuenta.  Estar en los primeros lugares en Google implica que el restaurante es uno de los primeros que verán  los clientes que buscan dónde comer.

La realidad muestra que los primeros lugares están ocupados por Tripadvisor y  TheFork. Así que, un camino para ser visible y elegido por los restaurantes reconocidos  es participar en estas redes.

Pero fundamentalmente muchos restaurantes exitosos  han apuntado a diseñar un plan de SEO local. El propósito del SEO local es que el restaurante aparezca en los primeros lugares cuando un usuario restringe su búsqueda a una zona geográfica.  Es una estrategia muy útil para todo tipo de restaurantes.

Ser parte de Google My Business

Google My Business instala el restaurante en el escenario geo referencial. El buscador Google da prioridad a los negocios que tienen registro en esta aplicación.

Los restaurantes exitosos entienden que es importante facilitar la información para que el interesado pueda llegar al local. Google My Business ofrece la ruta en Google Maps, horarios, menús, links al sitio web. Es decir, reúne todos los datos que el potencial cliente requiere sin tener que buscarlos uno por uno.

Experiencias extraordinarias

La permanencia en un restaurante no es solo comer.  La comida es parte de una experiencia más amplia marcada por cada momento que el cliente vive en el local.

Los restaurantes reconocidos conocen esta condición. Saben que ofrecer excelentes propuestas gastronómicas es fundamental. Pero no es la única condición para el éxito.

Esto es válido también en el marketing. Un ejemplo muy significativo es la estrategia empleada por la cadena de cafeterías Tim Hortons. Para promocionar su  Dark Roast, su nuevo café negro, utilizó un autobús todo decorado en negro. Invitaba a los transeúntes a subir al autobús y, mientras los llevaba de paseo por la ciudad les ofrecía este nuevo café.  Sin dudas, una experiencia inolvidable para esas personas. Una estrategia de marketing innovadora y muy original.

Aprovechar la potencialidad que ofrece la tecnología

El público se mueve a partir de internet. La tecnología es un recurso que los restaurantes exitosos valoran y utilizan en todo su potencial.

Participar en las redes sociales acerca  a la gente. Permiten al cliente tener una visión del restaurante, conocer opiniones de otros visitantes, realizar preguntas. Instagram es la de mayor potencial y se presta muy bien para la gastronomía.  Imágenes de calidad, que impacten en la emocionalidad, que sugieran la experiencia de disfrutar del plato son herramientas muy efectivas.

Proponer desafíos y concursos con base en el consumo en el restaurante, resulta divertido para los clientes. Con estas propuestas y el uso de hashtags, los contenidos se viralizan y expanden por toda la red social. Los influencers son un recurso muy poderoso.

Una condición que los restaurantes que tienen éxito conocen muy bien: a las redes sociales hay que atenderlas. Es decir, hay que responder a las preguntas, agradecer los elogios, convocar a la gente, participar en conversaciones.

Trabajar el marketing para la fidelización

Al cliente hay que atraerlo y lograr que se sienta satisfecho esa primera vez que visita el restaurante. Pero después hay que fidelizarlo, hacer que vuelva. Los exitosos lo logran y crean una cartera de clientes seguros que periódicamente regresan.

La lealtad de los clientes se logra con un excelente servicio que satisfaga sus expectativas con respecto a la comida, al servicio, al ambiente, al precio. Las promociones y planes de recompensa son útiles en los planes de fidelización. Es el caso de los descuentos y regalos de cumpleaños y premios en días especiales son acciones que siempre han resultado exitosas para que el cliente vuelva.

Es fundamental tener en cuenta que una estrategia de marketing no dura para siempre. El público cambia sus hábitos y, por lo tanto, la estrategia tiene que mantenerse siempre actualizada. Para ello es imprescindible estar permanentemente atento al movimiento de los potenciales clientes y actuar inmediatamente.

Comparte