El marketing hiperpersonalizado es el resultado de una evolución de los vínculos de la empresa con el cliente.  Atrás quedaron los tiempos en los que las campañas o estrategias de marketing enfatizaban el producto y sus bondades.  Los clientes han cambiado y  su comportamiento es diferente. Por otra parte,  la competitividad del mercado que expande sus fronteras hace más difícil conquistar a los compradores. Existen muy pocos productos exclusivos, y las empresas compiten por imponer los suyos apelando al bienestar de los clientes.

De eso se trata el marketing actual. El foco está en satisfacer a ese cliente, mostrarle que el producto o servicio que se vente es el que mejor atiende sus expectativas, el que mejores resultados le proporcionará. 

Personalizar la atención, tanto del marketing como de la empresa en general, es el camino para llegar al corazón de ese potencial cliente para convertirlo en cliente real. Pero para lograrlo, es necesario conocer a ese potencial cliente, saber cómo piensa, qué siente, qué está dispuesto a comprar. 

¿En qué se diferencia el marketing hiperpersonalizado de la personalización?

El marketing hiperpersonalizado avanza en la profundidad de la personalización. Es un paso de acercamiento al público que permite mirarlo como con una lupa, uno a uno, cada quien en su contexto y con sus condiciones.

Ya no es suficiente con la segmentación de clientes por tipos y o grupos de interés, propia del marketing personalizado tradicional.  La tecnología permite un avance. La inteligencia artificial combinada con la facilidad de obtener datos en tiempo real permite el ‘ahora’, ‘en este momento’.

Ya no se encara la estrategia pensando en el futuro, sino en lo que el cliente siente y quiere en el presente. De esta manera consigue identificar los intereses del momento y enviar la información que se adecua a ellos.  De esto se trata el marketing hiperpersonalizado.  Las campañas con más complejas y requieren de velocidad en las acciones. Pero son mucho más efectivas que las tradicionales.

Los estímulos publicitarios en los diferentes canales, especialmente en internet, abruman a la gente. Ya nadie quiere perder tiempo en leer mensajes para enterarse de si es eso lo que busca.  Las personas quieren que se les muestre exactamente lo que están buscando.  Y ese es el corazón del marketing hiperpersonalizado.

La anticipación es el camino al éxito

La competencia en el mercado es feroz, sea cual sea el producto o servicio comercializado.  Las personas disponen de un amplio mercado internacional para elegir qué comprar. Por lo tanto, el marketing es uno de los puntos de apoyo del éxito.

La estrategia pasa por anticiparse, por adelantarse a la competencia para liderar la relación con los clientes. Hay que consolidar los vínculos porque de eso depende la fidelización. Es preciso mostrarle al cliente lo que quiere encontrar en ese preciso momento en el que lo busca.  Una personalización aumentada del marketing que abre la puerta al paso del cliente que por fin encuentra lo que desea.

Marketing

¿Cuáles son las condiciones para desarrollar una estrategia de hiperpersonalización exitosa?

No hay duda de que el 2022 es el año del marketing hiperpersonalizado. Y probablemente este modelo seguirá existiendo y perfeccionándose, aunque el año termine.  Las condiciones de los avances de la tecnología aplicada a la información permitirán profundizar cada vez más  este acercamiento al cliente. 

Del otro lado, las personas se han acostumbrado a la instantaneidad, y quieren encontrar lo que buscan en el preciso momento en que lo buscan. Sin esperas, sin demoras. Y es indudable que quien logre anticiparse a la evolución de esas búsquedas será el que sobreviva en  este mercado hipercompetitivo.

Los investigadores reconocen que el marketing hiperpersonalizado se sostiene en cuatro componentes a partir de los cuales no deja de crecer. A partir de la evolución de cada uno de estos factores,  se irá transformando en una estrategia cada vez más efectiva.

Disposición de datos

Disponer de los datos adecuados en el momento preciso es clave para una estrategia de marketing hiperpersonalizado. La calidad de los datos es una base de la identificación de los intereses y necesidades del potencial cliente que la información debe satisfacer. 

Cuanto mayor sea el número de datos, más minuciosa será la segmentación de los clientes y, por lo tanto, más se acercará la estrategia a atraerlos. La inteligencia artificial es una herramienta protagonista de este tipo de marketing.

Conocimiento de los clientes

El marketing hiperpersonalizado se sostiene en el conocimiento del cliente. Si la fuerza de la estrategia está en acercarse al cliente e impactarlo con la respuesta a lo que necesita, es imprescindible conocer lo que quiere. 

Hace falta escucharlo, observar sus costumbres, conocer sus desafíos y sus problemas, tener claramente identificados los factores que inciden en su decisión de compra.

El análisis de los datos que se obtienen de internet es una acción que tiende a este fin. En sus búsquedas en la red, las personas dejan sus huellas. Precisamente, esas huellas, transformadas en datos, son las que permitirán a la empresa focalizar el marketing. 

¿Qué datos son básicos para este conocimiento del cliente? Su comportamiento de compra, los beneficios que busca en el mercado, qué productos o servicios consume, en qué momento está más propenso a la compra de los productos o servicios. A estos aspectos de base se suman otros, como la lealtad del cliente y su nivel de compromiso.

Marketing hiperpersonalizado omnicanal

En tiempos en los que los clientes circulan por diversos canales de internet, la estrategia de marketing tiene que marcar presencia en la mayoría. Es importante que el cliente encuentre a la empresa allí donde navegue. De esta manera se generarán vínculos más estrechos con el cliente al que se quiere conquistar.

Cuando se tienen datos de qué tipo de canal usa más el cliente (redes sociales, email, web, SMS, llamada, chat), se puede reforzar la estrategia en ese medio. Comunicarse con el cliente por su medio preferido es un aspecto más de la hiperpersonalización. Pero es conveniente no dejar afuera a los demás canales de comunicación.

Unidad de la estrategia

El marketing hiperpersonalizado no se consigue solo con una suma de acciones aisladas. Es preciso diseñar una estrategia global, unificada, coherente. El cliente percibirá esa unidad que inspira confianza.

Hay encuestas que muestran que aproximadamente un 80% de las personas estaría dispuesta a comprar en una empresa que ofrece una experiencia personalizada. Y este dato vale también para el marketing.

Sin embargo, se estima que solo un 10% de expertos en marketing han desarrollado una estrategia completa con este formato. El camino parece lento, pero el marketing hiperpersonalizado va ganando terreno.

Es momento de que los restauradores impulsen este avance en sus empresas para no perderse en la selva de la competencia comercial.

Comparte