¿Por qué es necesario un descalcificador en la cocina del restaurante? Porque el agua corriente que sale del gripo tiene un alto contenido de cal que se acumula en los electrodomésticos y los perjudica.  No solo daña las máquinas, sino que el consumo de energía es mayor. ¿Tienes integrado en la cocina de tu restaurante un descalcificador de agua? Si estás interesado, lo que sigue a continuación es para ti.

La cal del agua se acumula en los conductos y en los recipientes de cafeteras, máquinas lavadoras, calderas, calentadores y de todo aparato que trabaje con agua. Se queda adherida a  ellos y termina obstruyendo el paso fluido del agua.

Además, esta sustancia se pega en platos, vasos y hasta se traslada al café. Puede afectar la salud de los comensales. También perjudica las tuberías, pues con el tiempo la cal acumulada obstruye el flujo del agua y el caudal se disminuye. 

Los descalcificadores no eliminan toda la cal del agua, ya que si así fuera el ph sería muy ácido y el agua se volvería oxidante. Por lo tanto, se deja el calcio que se estima necesario y que no daña ni a aparatos ni a personas.

¿Cómo funciona un descalcificador de agua?

El proceso de descalcificación del agua tiene tres fases, que son:

1. Intercambio iónico. En esta etapa del proceso se emplean resinas que capturan los iones de calcio y magnesio del agua y los elimina de forma segura.  Al mismo tiempo, se desprenden iones de sodio que evitan las incrustaciones de minerales ocasionadas por la dureza del agua. La resina está ubicada en un recipiente en el interior del descalcificador.

El agua ingresa al aparato, pasa por el lecho de resinas y luego sale descalcificada por la conexión a la tubería.

2. Regeneración. Otro momento importante del proceso de trabajo del descalcificador es el de la regeneración. Las resinas tienen un poder limitado de retención de cal. Por eso cuando el volumen de agua tratada alcanza ese límite, se debe realizar la regeneración. Es un proceso que libera la resina de los iones de calcio y magnesio  retenidos durante el proceso de descalcificación.

Generalmente, los descalcificadores cuentan con un medidor de volumen de agua que permite saber cuándo hace falta iniciar la regeneración.  Al mismo tiempo que libera las resinas de la cal,  la máquina realiza un proceso de  autolavado que la pone en condiciones de funcionar nuevamente en condiciones óptimas.

Tipos y modelos de descalcificadores de agua adecuados para un restaurante

En el mercado se ofrecen diferentes tipos de descalcificadores que difieren en el punto de  instalación,  en el sistema de regeneración y en el volumen de agua tratada por hora. Todos tienen en común que se instalan en un punto en el que se realiza la descalcificación y desde allí se distribuye.  Por lo tanto, toda el agua que fluya después del descalcificador estará libre del exceso de  cal.  Este dato es importante al decidir dónde instalarlo.

Descalcificador integral vs. descalcificador específico

A la hora de comprar un descalcificador para el restaurante, es necesario decidir si optar por uno integral o uno específico.

  • El descalcificador integral se instala en la tubería de entrada de agua al local. De este modo se protege toda el agua que fluya por cualquier ambiente. Estará tratada el agua de la cocina, la de los baños, la de la terraza. Es un muy buen sistema,  especialmente práctico.  El agua de todos los grifos saldrá descalcificada.
  • Otra opción es comprar un descalcificador específico. Es útil para proteger una máquina o sistema concreto de los daños provocados por la cal, por ejemplo en un lavavajillas o en la cafetera.

Descalcificador manual vs. descalcificador automático

Esta diferenciación tiene que ver con el proceso de recuperación del descalcificador.  

  • En el descalcificador manual, el proceso de recuperación de las resinas se activa manualmente, accionando la llave que pone el mecanismo en marcha.
  • En el automático, todo el proceso se inicia cuando es el momento sin intervención humana.  La máquina mide el volumen de agua descalcificada y el estado de las resinas y procede sin que sea necesario inducir la recuperación.  

Descalcificador convencional vs. descalcificador de alto flujo

La diferencia entre ambos tipos de descalcificador es las características de las resinas.

  • Los convencionales utilizan resinas catiónicas fuertes.
  • Los de alto flujo disponen de copolímeros más pequeños y, por tanto, aumentan la superficie de contacto con el agua.  Son capaces de descalcificar el doble del volumen de agua en el mismo tiempo que los convencionales.

¿Cómo elegir el descalcificador de agua para el restaurante?

Cuando se elige un descalcificador de agua para el restaurante es necesario tener en cuenta varios factores. Las características específicas de  la máquina descriptas antes son aspectos a considerar. En general, tienen que ver con el coste, y los recursos disponibles tendrán su peso.

Pero además, hay que considerar la presión de agua y el caudal del punto en el que se piensa instalar el descalcificador. La altura del suelo es importante, así como también el diámetro de las tuberías.

Un cálculo del volumen de agua que se consume por día servirá para orientar acerca de la cantidad de resina que el descalcificador debería tener para funcionar satisfactoria y eficientemente.

Y un dato muy importante es la dureza del agua de la zona.  Si el agua tiene muy alta concentración de minerales, especialmente de calcio y de magnesio, el agua es más dura.  Esta información será determinante también del volumen de resina necesario.

La instalación del descalcificador debe ser realizada por un profesional que conozca del tema. Aunque parezca una herramienta superflua, en realidad no lo es. Es una buena inversión que alarga la vida útil de las máquinas, protege las tuberías y mejora la calidad del servicio al cliente.

Comparte