En la elección de materiales de cocina y analizando la capacidad para transmitir calor, resistencia y durabilidad, limpieza, etc., son muchas las opciones para hornos, ollas de cocción, sartenes, y menaje en general.

¿Qué materiales son los más interesantes para tu cocina?
Hay que distinguir entre:
El vidrio no es el material adecuado, principalmente por su carácter frágil.

El cobre es un excelente trasmisor de calor, pero debes pulirlo cada cierto tiempo. Además, reacciona ante el contacto con algunos alimentos, y puede ser tóxico.

El hierro colado también es un material que retiene el calor y lo transmite con facilidad. El mayor inconveniente del hierro colado es su carácter quebradizo. Con un uso diario se puede rayar, oxidar y corroer.

El acero inoxidable no tiene la misma facilidad del cobre y del hierro colado para conducir el calor. Sin embargo, su limpieza y mantenimiento es sencillo, y no produce reacción con los alimentos. Seguro que es el material que prefieres para tu cocina profesional. El acero inoxidable se desgasta con el uso de forma uniforme, y tiene una larga durabilidad.

El acero pavonado pierde el color con facilidad. Lo habrás visto en muchas sartenes. Una de sus ventajas es la de ser un buen transmisor de calor.

Sartenes antiadherentes. Para cocinar con poca grasa hay en el mercado sartenes, ollas y otros productos de menaje con modernos revestimientos. Hasta ahora era difícil mantener que las sartenes, tras mucho uso, pudieran seguir siendo antiadherentes. Cada vez el revestimiento que tienen es más duradero y hoy en día pueden aguantar el día a día de una cocina profesional. No obstante, tienes que cuidar su limpieza especial y su mantenimiento.

El aluminio es otro material para cocina que se usa desde siempre. Es el más económico. En la actualidad hay tratamientos que evitan que el aluminio reacciones con determinados alimentos. Entre sus ventajas está la buena transmisión de calor y su fácil limpieza y mantenimiento. Como inconvenientes está su blandura, se deforma y desgasta fácilmente.

El suelo de una cocina profesional
A la hora de diseñar cómo será el suelo de la cocina de tu restaurante, además de cuestiones estéticas o prácticas, debes tener en cuenta la normativa.
En líneas generales, el suelo que pongas en tu cocina tiene que tener un material resistente, no absorbente, y duradero. Además, es importante que sea sencillo de limpiar y además que esté instalado con la inclinación suficiente hacia los sumideros, para evacuar correctamente agua y otros líquidos.

No siempre es fácil elegir los materiales de cocina para los suelos. La rugosidad de un suelo antideslizante, ideal para trabajar en el día a día del restaurante, suelen contradecirse con la limpieza sencilla. Otro aspecto favorable del material para cocina profesional en el suelo es que no suele haber juntas, por lo que no se acumula la suciedad.
Cuando pienses en el color, la mejor idea es un color claro. Los tonos claros hacen posible que se detecte mejor la suciedad, y que haya mayor luminosidad en la cocina.

Tipos de suelo
Los suelos de cerámica son tradicionales, pero no son los ideales. No son demasiado caros, tienen una buena durabilidad y una baja absorción de humedad. Pero este gres tradicional suele ser de pequeño tamaño, hay más juntas y eso dificulta su limpieza.

El material llamado porcelánico rectificado tiene mucha dureza y baja porosidad. Es aconsejable formatos de gran tamaño, que genera la sensación de un suelo continuo, sin juntas.

Los suelos de vinilo son anti bacterias, impermeables al agua y sencillos de limpiar. Si es necesario que cuente con uniones, el instalador las procede a sellar con una soldadura en caliente del mismo color que la pieza entera. Los acabados son resistentes al desgaste, higiénicos, de un sencillo mantenimiento, sin juntas, fáciles para limpiar.

Microcemento. Desarrollado de forma química a partir del cemento tradicional, tiene buena dureza y resistencia. Es ideal para renovar los suelos de tu restaurante, por su rápida instalación y no generar escombros. No hay juntas, y puedes aplicarlo también a las paredes. Además, te ofrece la posibilidad de elegir el color y personalizar el diseño de tu cocina.

El llamado pavimento resina epoxi tiene una gran resistencia y un buen rendimiento. Es económico, de fácil limpieza y con mucha adherencia.

Las uniones
Todas las uniones entre paredes y suelos, esquinas, etc., de la cocina de tu restaurante, tienen que estar bien selladas, para facilitar las labores de limpieza y evitar que se acumule la suciedad.

Cocinas de PVC
Es frecuente integrar en las cocinas profesionales paneles sanitarios de PVC. Están diseñados para cumplir la normativa exigida por Sanidad, y pueden revestir espacios para la manipulación de alimentos.
Estos panes son fáciles de instalar, tienen una gran durabilidad, no absorben humedad, y son estéticos.