Comprar la plancha para tu restaurante puede parecer a simple vista una tarea sencilla de llevar a cabo.  Quizás se tenga la falsa impresión de que basta ir a un negocio del sector, comprarla y listo. Pero si el objetivo es comprar la plancha para tu restaurante más adecuada y eficiente, la tarea no es tan sencilla.

Los encargados de cocina de restaurantes, bares y servicios de catering, saben que la plancha es uno de los equipos más versátiles y útiles.

Vivimos una época en las que la cocina a la plancha es una opción muy elegida por los clientes. Además, a la hora del servicio y con el comedor lleno de clientes, es una opción que otorga mucha rapidez y practicidad. Pero, para que este equipo rinda lo necesario, es importante elegirlo bien.

¿Qué mirar al elegir la plancha para tu restaurante?

El tamaño

Es un aspecto importante a considerar al elegir la plancha para tu restaurante, que estará determinado por las dimensiones del lugar en el que se ubicará. La sugerencia es, por ello, elegir primero exactamente el espacio físico donde estará ubicada la plancha.

Para qué se va a utilizar

Existen diferentes materiales y grosores de la placa superior del equipo. La elección de una más delgada o más gruesa dependerá del tipo de alimentos que en ella se cocinen. Una plancha delgada será útil para bacón o huevos. Las carnes exigen una más gruesa.

El grosor de la plancha también dependerá de la frecuencia del uso. Si se usará continuamente, se requiere una de mayor grosor, con mayor resistencia y durabilidad.

¿Eléctrica o de gas?

Además de las preferencias del cocinero, la elección dependerá de las instalaciones del local y del uso. Normalmente, si la cocina funciona a gas, entonces la plancha también usará esa energía; si tendrá un uso móvil, si se ofrecen servicios a domicilio o en salones de fiestas, por ejemplo, será más útil una eléctrica.

Por otra parte, es preciso no olvidar que el gas sigue siendo más barato que la electricidad. Es otro factor a considerar en este balance de costos y utilidades necesario, antes de comprar una plancha para tu restaurante.

Limpieza

La plancha recién comprada estará reluciente, pero ese brillo no debe dominar la elección. Entre otras cosas, porque con el tiempo es posible que el aspecto de la plancha cambie. Todo cocinero sabe que la higiene es un factor que puede complicarle la vida si no se elige bien a la hora de comprar el equipamiento.

En especial, hay que fijarse bien en que no tenga ranuras o espacios que acumulen suciedad y que dificulten la limpieza. Las planchas con bandeja y sistemas de eliminación de la grasa excedente, facilitan el mantenimiento.

Mantenimiento y servicio técnico

Seguramente en algún momento la plancha requerirá arreglos o cambio de alguna pieza. Antes de elegir marca y modelo, hay asegurarse que existan repuestos para el modelo y servicios técnicos que la reparen.

Tipos plancha para tu restaurante que ofrece el mercado

Plancha de cromo duro

Si la idea es comprar una plancha para tu restaurante de alta gama, esta será la indicada. Es la que tiene más larga duración; el cromo recubre el acero con el que está construida.

La plancha de cromo es fácil de limpiar, y mantiene su apariencia de brillo y luminosidad durante mucho tiempo. Se recomienda usar espátulas especiales para que no se raye.

Existen planchas de cromo duro que tienen diferente grosor de la placa superior. En general, oscilan entre 1,5 y 2 cm. El cromo no puede superar una determinada temperatura, por lo que esta clase de planchas tiene incorporada una válvula termostática.

Existen planchas de cromo duro de gas y eléctricas. Se las encuentra también de diferentes tamaños de la estructura. Por estas razones se puede encontrar la que se adapte mejor a la fuente de energía y al espacio disponible.

Plancha de acero rectificado

Es una maquinaria de gama media. En este tipo de planchas, el acero ha sido tratado para mejorar su calidad. Es más resistente a altas temperaturas que el acero común.  El espesor de la placa superior es de 1,2 cm.; se la considera especialmente apta para cocinar carnes, por lo que es muy elegida para restaurantes.

El acero rectificado corre riesgo de oxidarse, por lo que se debe prestar atención a la higiene. Es fácil de limpiar, pero lo fundamental es que permanezca bien seca cuando no se la está usando.

Plancha de acero laminado

Se trata de una plancha de gama media-baja, una opción muy utilizada especialmente por bares y cocinas de no demasiado uso. Su coste accesible y su eficacia la hacen muy elegida.

También es una opción muy útil para traslados, por lo que es una buena opción en determinados casos, como las empresas de catering. Existen diferentes espesores de placa superior. Es recomendable que no sea menor a 6 mm.

Se debe ser cuidadoso con la limpieza y mantenimiento de estos modelos, pues se oxidan fácilmente.

Más cuestiones a considerar

Además de las diferencias en los materiales, existen otras variables a las que atender. Entre ellas, si dispone o no de tapa, la capacidad, las opciones de control de temperatura, la potencia disponible, etc.  Conocer las opiniones de otros usuarios y colegas profesionales siempre es una información muy útil.

 

Fuentes imágenes: TripAdvisor  / Climator Ibiza