La empresa Tecvino ha presentado un innovador dispositivo para la conservación de vinos y para poder servirlos en perfectas condiciones durante un tiempo estimado en 25 días. El nuevo sistema tiene dos productos: el que se ha diseñado para cavas y espumosos lleva el nombre de PCONSCAVA, y el de vinos PCONSWINE.

En ambos casos, se trata de artículos de tecnología española, pensados para el sector HORECA, es decir, de HOteles, REstaurantes y CAfés.

En funcionamiento del sistema para vinos se basa en el gas inerte Argón, que no requiere suministro enérgico, y tiene un coste muy bajo. En el caso de los cavas y espumosos, el sistema PCONSCAVA introduce CO2.

Características de esta técnica de conservación de vinos

  • El vino no pierde propiedades, y se evitan desperdicios.
  • Las cápsulas son adaptables, para cualquier tamaño y altura de botella.
  • Con estos dispositivos, se pueden abrir y cerrar las botellas las veces que sea preciso.
  • Las estaciones de recarga de gas, puedes personalizarlas con la imagen corporativa o logos de tu establecimiento.

PCONSCAVA

El sistema comercializado por Tecvino consiste en una máquina que va introduciendo CO2, el gas de los refrescos, cavas, etc., en las botellas una vez abiertas. Para ello se cuenta con un tapón específico, fabricado para garantizar el suministro adecuado de gas. No se requiere electricidad para su funcionamiento, simplemente cualquier fuente de suministro de gas (cañeros de cerveza, bombonas de gas, etc.).

Cava

El coste de gas por cada botella de espumoso es inferior a 0.01 €.

Sistema PCONSWINE

El funcionamiento de este sistema es similar al utilizado para los cavas, y la duración de la botella abierta también. Hay dos diferencias principales, respecto de los dispositivos PCONSCAVA:

  • El gas que se usa en este caso es Argón, el único que no interfiere en el sabor y el aroma del vino.
  • Los tapones son más sencillos, pues no es preciso que se configuren para soportar una presión parecida a la de los vinos espumosos.

Cada bombona de gas Argón puede dar servicio a unas 330 botellas de vino. El coste calculado de gas Argón por copa de vino es de 3 céntimos aproximadamente.

 

Las cargas de gas, el proceso de conservación de vinos

Una vez que el tapón dispositivo está colocado en la botella, se introduce el conjunto en la estación de carga, que a su vez estará conectada a bombonas de gas, o al gas de los cañeros de cerveza. Se mantendrá hasta que el indicador indique que ya se ha obtenido la presión adecuada. En ese momento, se retira la botella de la máquina/estación de carga, sin quitar el tapón-cierre, y ya puede guardarse la botella en la nevera o cámara de refrigeración que se elija.

Cuando se quiera usar de nuevo la botella, hay que retirar el tapón, servir la bebida y volver a tapar. En el caso del espumoso, lo ideal es volver a llevar a cabo la carga cada vez que se sirva bebida, para una óptima conservación de vinos.

Como hemos visto, utilizando cualquiera de estos dos sistemas, el cava o vino permanecerá en un estado ideal para ser tomado, durante un periodo mínimo de 25 días. En ese tiempo se pueden servir las copas que se desee.

 
Fuentes imágenes: Contenido  /  Diario de Gastronomia