Un restaurante debe evolucionar para adaptarse a las tendencias que marcan los clientes.  Es como una obra que nunca está acabada. Cuando parece que todo está bien, surgen necesidades nuevas que hay que atender.

La gestión de tu restaurante debe ser sensible a las exigencias de los usuarios; si no lo hace, el restaurante sufrirá un retroceso y los ingresos no serán los debidos.

Por un lado, el público del sector gastronómico se vuelve cada vez más exigente. Por otro, la competencia en el sector es muy intensa. Esto hace que la gestión de tu restaurante deba ser lo suficientemente flexible para renovarse rápidamente; estar actualizados sobre las innovaciones del mercado, de modas y tendencias, es fundamental para sobrevivir.

Esta realidad es también fuente de oportunidades. La tecnología y el desarrollo de la comunicación permiten conocer las tendencias internacionales en el momento en que surgen. Incorporarlas en la gestión de tu restaurante, mantendrá el negocio vivo y exitoso.

A continuación, te ofrecemos unos sencillos tips sobre tendencias en la gestión de restaurantes profesionales, durante este año 2019.

COMEDOR DE TU RESTAURANTE

Tendencias 2019 a tener en cuenta en la gestión de tu restaurante

1- El trabajo en equipo 

Es esta una realidad que se vive en todas las empresas, independientemente del sector al que se dediquen. Comprende también, por tanto, a la restauración.

Ya no son tiempos de organizaciones verticales y jerárquicas, en las que el jefe ordena y los empleados cumplen.  Un sistema horizontal en el que hay un líder que facilita la dinámica del trabajo en el que todos participan, es mucho más efectivo.

En esta horizontalidad es fundamental la involucración de todos. Cada persona que integra el equipo del restaurante debe estar comprometida con las metas de la empresa. Para ello es necesario trabajar con los empleados, promover reuniones en las que se ponga en común el proyecto del restaurante.

El hecho de compartir la misión, la visión, la filosofía del negocio los objetivos, puede marcar la diferencia en la gestión del negocio. Para involucrar a los empleados en la gestión de tu restaurante, es bueno consultarlos para la toma de decisiones y escuchar sus opiniones.

2- El líder, el gerente

El líder será uno más del equipo, solo que tendrá la responsabilidad de las decisiones finales. Atrás queda el modelo de liderazgo en la que el gerente se encierra en su despacho. Es necesario contar con un liderazgo natural, que hará que todos lo sigan por su experiencia y personalidad.

La tendencia es lograr un liderazgo en movimiento. Se necesita un gerente que se mueva por el restaurante, que hable con los empleados, que conozca de primera mano lo que en él ocurre. Hace falta un lider que conozca al personal, a cada empleado, que sepa cuáles son sus fortalezas y sus debilidades.  El estímulo y el reconocimiento son la base de los vínculos.

3- La carta y la identidad

Se va instalando en los restaurantes la carta especializada. Ya están obsoletas las cartas infinitas, en las que el comensal se perdía en un mar de platos; la tendencia es a ofrecer un menú que sea marca de identidad.

Esta es una tendencia que responde a la realidad; es casi imposible satisfacer a todo el mundo y por ello lo mejor es segmentar para definir la propuesta. En estos tiempos, los comensales piensan primero qué quieren comer y luego eligen el restaurante. 

La carta especializada es la que responde mejor a esta tendencia. Esto no implica borrar completamente del menú otras ofertas; la idea es que el restaurante sea identificado por su especialidad.

marketing

4– La inclusión alimentaria

Una tendencia creciente que se debe tener en cuenta en la gestión de tu restaurante es la inclusión alimentaria. Independientemente de las especializaciones, el restaurante debe ofrecer algún menú para quienes hayan optado por dietas especiales, como veganos y vegetarianos, por ejemplo.

Asimismo, es importante disponer de platos para celíacos e intolerantes al gluten.  La flexibilidad para adaptar algunos platos a personas alérgicas o que deben llevar dietas especiales es una tendencia que debe atenderse.

5-  Vivencias y experiencias, más que comida

El cliente que visita el restaurante, consciente o inconscientemente, espera disfrutar de algo más que buena comida.  La cuestión pasa por generar situaciones y entornos en los que el cliente viva experiencias especiales.  ¿Cómo se logra? Todo en el restaurante debe apuntar a este objetivo.

Además de los platos en sí mismos, el local físico es parte de esa experiencia. La personalización desde el momento en que pasa la puerta apunta también a este fin. Y, por supuesto, la atención del personal; la amabilidad y los detalles cuidados contribuyen a una experiencia para recordar.

Comer en un restaurante implica disfrutar de un momento integralmente agradable y distendido. Para lograr este objetivo, es importante conocer las preferencias de los clientes.  Los registros y el análisis de los datos son valiosas fuentes de información.

6- El restaurante multifunción

La polifuncionalidad es otra tendencia destacada en la gestión del restaurante en 2019; se trata de aprovechar al máximo los recursos del local. Por ejemplo, por la tarde puede transformarse en salón de té. Si se incorporan entretenimientos a esos momentos seguramente la clientela crecerá.

Transformar el local en un bailable después de la hora de la cena, también entusiasma a la gente. Las bebidas y buena música extenderán la permanencia de los clientes, y por tanto el consumo. La idea es fusionar comida y ocio, estrategia que está dando muy buenos resultados.

La instalación de modalidades convenientes para los turistas es otra buena opción. Una propuesta de brunch entre las 9 y las 11 de la mañana, atraerá clientes que prefieren comidas fugaces.

7- La digitalización

Útil para la gestión de tu restaurante, la digitalización se ha transformado en una necesidad.  La digitalización tiene dos aspectos a considerar:

  • Por un lado, abarca el concepto de presencia en los medios digitales, en las redes sociales, en internet. Es imprescindible posicionarse en los entornos digitales para permanecer en el mercado. Esta tendencia obliga a perfeccionar cada vez más el marketing digital y todos los recursos que este necesita; los textos y fotografías de calidad, actualización permanente, interacción constante con los clientes, son algunos de los requerimientos.
  • Por otro lado, la digitalización supone la informatización del restaurante. La investigación de cómo evoluciona el restaurante a través del tiempo solo es posible si existe una base de datos actualizada. Un sistema que permita disponer de datos de clientes, que muestre sus preferencias y que permita el análisis, es un recurso que aparece como muy necesario en estos tiempos.

8- La cocina

Además del aspecto central de la comida, la cocina también sigue tendencias en otras áreas. La máxima ocupación del espacio, la organización de insumos y la reducción de los desperdicios son tendencias de gestión que se imponen en el 2019.

Lo estático nunca es bueno en tu restaurante. Su vida es dinámica, siempre innovadora, permanentemente atenta a un público exigente y con aspiraciones renovadas. De una buena gestión que visualice el conjunto, depende gran porcentaje del éxito.