El sistema ‘food truck’ puebla calles y parques del mundo. Y España no es la excepción.  Integrarse a esta modalidad gastronómica es una opción interesante; esta opción se vislumbra como una buena oportunidad para incrementar las ganancias del restaurante. ¿Te gusta la idea? Solo tienes que seguir leyendo y te diremos cómo hacerlo.

El inicio de este negocio no requiere de excesiva inversión. El costo mayor es el del vehículo. Muchos emprendimientos de ‘food truck’ se han iniciado con caravanas, camiones o furgonetas antiguas, tipo vintage,  a las que se han hecho algunas adaptaciones.  El resto del equipamiento que se necesitará dependerá del tipo de alimentos que se ofrezcan.

¿Qué se vende en los vehículos de ‘food truck’?

Los tradicionales ofrecen hamburguesas, perros calientes, sándwiches, tacos, patatas fritas; estos son los menús más frecuentes. Sin embargo, las opciones se van diversificando y los platos más elaborados se integran al sistema de comida rápida ambulante.

Las opciones son muchas y variadas: comida para vegetarianos y veganos, comida asiática, pizas, brochetas, barbacoa, crepes tienen muy buena aceptación.  La cocina internacional se ha instalado también en el planeta ‘food truck’.

No hay límites en el menú. Todo es cuestión de astucia, imaginación e iniciativa, como ocurre en toda actividad comercial.  El entorno en el que se instale y el conocimiento del público que allí se encuentre son dos factores claves a la hora de pensar el menú. El potencial cliente siempre debe estar en la mira del empresario; esta consigna es válida también para el negocio de ‘food truck’.

montar un food truck

Si la meta es instalarse en ferias y fiestas populares,  para que el negocio resulte rentable es imprescindible conocer a la competencia. Habrá decenas de vehículos ofreciendo sus productos, por lo que  buscar un punto de diferenciación es la clave del éxito. Esta diferencia puede estar en el producto o en el precio.

Hay vehículos de ‘food truck’ que son utilizados por los restaurantes como sistema de publicidad ambulante. Es una buena estrategia, y para que sea efectiva, en el vehículo deberá verse el restaurante. Y esto se aplica tanto a la estética como a la carta; si el vehículo no da buena imagen, el impacto en el restaurante será negativo.

¿Qué equipamiento necesita el vehículo para dedicarlo al ‘food truck’?

Es importante elegir el tipo de alimentos que se venderá. De ello depende el equipamiento, los utensilios y demás enseres que será necesario adquirir. Si el ‘food truck’ es un apéndice de un restaurante, podrán utilizarse máquinas y elementos de la cocina del local.  La ventaja en este caso es que ya se pueden llevar listas algunas preparaciones que luego serán utilizadas en el carro.

  • Sea cual sea el modelo de vehículo y de negocio, se debe contar con muebles y revestimiento de paredes de material fácilmente lavable. El acero inoxidable es una excelente opción.
  • El vehículo tiene que disponer de instalación de agua fría y caliente y de un lavabo.
  • También se necesita una zona de frío, con refrigerador o mesas de frío que aseguren la conservación de los productos.
  • En el reducido espacio del interior del vehículo, se deben delimitar zonas, tal como se hace en la cocina del restaurante. El mobiliario adecuado para almacenamiento, preparación y conservación contribuye a esa delimitación.
  • Las máquinas de cocción o calentamiento deben asegurar la cocción rápida y eficiente. Freidoras, hornos, planchas y demás aparatos tendrán una ubicación fija en el vehículo.
  • La gestión de residuos debe estar prevista también.

food truck

¿Qué dispone la legislación para ‘food truck’ en España?

Es necesario informarse sobre lo que dicen las normas acerca de este modelo gastronómico. Es un aspecto de la instalación que lleva tiempo, visitas a diferentes oficinas y múltiples trámites, por lo que es preciso asumir todo eso con tiempo y paciencia. También se incurrirá en algunos gastos, que se incluirán en el presupuesto.

Aunque hay algunas reglamentaciones generales que rigen para todo el país, hay otras que son propias de cada comunidad autónoma. Algunas consideraciones a tener en cuenta:

  • Uno de los primeros pasos es solicitar la autorización sanitaria para funcionar.
  • Se exige el carnet de manipulador de alimentos. Toda persona que trabaje en el carro debe poseerlo.
  • Si el vehículo pesa más de 3500 kg, el conductor necesitará carnet profesional de camiones.
  • Hay que tener muy presente el reglamento Nº852/2004 del parlamento europeo que rige la higiene de productos alimenticios. Es el mismo que se aplica a los restaurantes.
  • Un tema importante es negociar los puntos en los que se puede instalar el vehículo. Los municipios tienen sus propias reglas acerca de este aspecto; es preciso solicitar autorización para trabajar en el lugar que se haya elegido.
  • El Real Decreto 199/2010 establece que: “corresponderá a los ayuntamientos determinar la zona de emplazamiento para el ejercicio de la venta de ambulante o no sedentaria, fuera de la cual no podrá ejercerse la actividad comercial.” Con el auge de la gastronomía ambulante, los ayuntamientos ajustan la regulación para no perjudicar a la vida en las ciudades.

¿Es rentable el ‘food truck’?

Para ser verdaderamente rentable, el vehículo tiene que moverse y estar activo la mayor parte de los días. Si permanece parado durante la semana y solo trabaja unos pocos días, los gastos superarán a las ganancias.

Muchos restaurantes que se han apuntado a la fórmulal del ‘food truck’ han optado por gestionar acuerdos con empresas de eventos.  No es un camino fácil, porque la competencia es grande, pero es un comienzo para dinamizar el negocio.

Hay que planificar muy bien para lograr el equilibrio de costes.  La calidad de los productos y los precios de venta accesibles serán metas siempre; las personas con experiencia en este sistema opinan que es un negocio de escala. Para que sea efectivo, se necesitan muchos días de venta.

Antes de lanzarse a la aventura del ‘food truck’ es una buena estrategia ponerse en contacto con quienes tienen experiencia en el negocio. Visitar ferias, observar la dinámica, valorar opiniones, siempre será de gran ayuda.

 

Fuente de imágenes: Wikipedia