Una manera cada vez más atractiva para los empleados de un restaurante es el pago de una remuneración en especie.  Esto ocurre debido a que de este modo el trabajador con un nivel de ingresos medio, puede ver incrementado su sueldo de forma importante.  Y la valoración de la remuneración en especie es neta, fuera de descuentos tributarios ni de repercusiones para impuestos.

Los altibajos de la economía han llevado a las empresas a buscar mecanismos que posibiliten generar mayor bienestar entre sus trabajadores. De este modo logran evitar la desmotivación, acercar al trabajador a la empresa y finalmente evitar que se vaya.

La remuneración en especie aparece como un medio atractivo en un período en que una empresa está imposibilitada económicamente para subir sueldos. De esta manera surge la alternativa de los vales de comida o los cheques de guardería.

Remuneración en especie: Primeros pasos

beneficios sociales

Este tipo de remuneración no siempre fue la preferida por las empresas. Sin embargo, los cambios que a los que obligan los nuevos ciclos económicos la hacen muy oportuna.

La retribución flexible avanza y tiene causas justificadas para ello. Inicialmente aparecieron los beneficios sociales del tipo guardería (dentro de la empresa). Otra manera fue el servicio de transporte al personal, con una línea de autobús constante para hacer el traslado hacia la empresa.

Todo esto trajo como consecuencia mejoras evidentes en la vida de los trabajadores. Estos, junto con la compañía, lograron optimizar algunos recursos, que además la empresa podía hacer deducibles de impuestos con estos servicios. No obstante, la retribución flexible le permite al trabajador elegir el tipo de beneficio que mejor le convenga o adecúe a sus intereses.

¿Cómo se desarrolla una retribución flexible?

Lo común es que la empresa ponga a disposición del trabajador un conjunto de beneficios y que sea el propio trabajador el que elija los de su agrado. También es bueno resaltar que el pago en especie no puede ser superior al 30% del salario total.

Después de que estos beneficios son incorporados a la contabilidad de la empresa por medio de la nómina, pasan a ser descontados del salario bruto. Esto trae como consecuencia beneficiosa que se reduzca la base imponible al momento de hacer la declaración de la renta. De esa forma, se puede generar un efecto de reducción de impuestos.

Con todo ello, la retribución flexible puede resultar atractiva para el trabajador por encima, incluso, de un aumento de sueldo.

¿Qué beneficios tiene la remuneración en especie?

Poder adquisitivo:

El trabajador observa una mejora en su economía por medio de un aumento en su poder adquisitivo. Y además sin generar costos agregados a la empresa.

Condición Laboral:

Las condiciones laborales del trabajador se ven mejoradas sustancialmente. Esto genera un clima de trabajo mucho más distendido, con menos estrés y mayor calor humano. Y esto sin contar los beneficios económicos y tributarios.

Motivación e identificación con la empresa:

Al mejorar las condiciones, la productividad aumenta. Y se beneficia al conjunto de la empresa. Se establece una relación de “ganar-ganar”.

Calidad de vida:

Las personas buscan estabilidad, factores que lo ayuden a tener una vida más equilibrada. Al tener servicios óptimos de salud, transporte, etc. se armoniza la conciliación entre la vida personal y laboral. La vida se hace más amable y llevadera.

Algunos ejemplos de pago en especie

Un buen seguro de salud y vales de alimentación son los pagos en especie más reconocidos. En cifras, los tickets de restaurante no pueden ser superiores a los 1980 euros al año.

Si tomamos en cuenta la póliza de salud, el ahorro es importante, también. La tarjeta de transporte es otra forma de pago en especie, que puede financiar la economía del trabajador en cantidades entre los 100 y los 150 euros al mes aproximadamente.

La guardería es un servicio de suma utilidad y que genera mucha calma a los padres de familia. Este pago en especie no tiene monto límite, pero se fija tomando en cuenta los otros servicios requeridos.

Beneficios para el trabajador y para la empresa

Las remuneraciones de las empresas logran otorgar beneficios a la medida de las necesidades del trabajador de menores ingresos. Lo que se busca es no solo retener sino atraer nuevo talento a las empresas.  Este tipo de empresas, ofreciendo sueldos de un nivel estándar, se distinguen por el paquete de remuneración flexible que ofrecen.

Los estudios no se han hecho esperar, e indican ya la atracción por esta forma de beneficio que la empresa propone a los trabajadores.

De esta mutua relación de beneficios surge un trabajador con más estabilidad y con más empeño para realizar con eficiencia su trabajo. Esto repercute en la productividad y disminuye la rotación de personal.

Los planes se han ido expandiendo. Forma parte de la consolidación de las empresas más serias y de las que aparecen con aspiraciones de crecer. Sin embargo, son las empresas relativamente pequeñas y medianas las que se ven más beneficiadas con este modo de retribución.

Temas como la flexibilidad en el horario, cuidado de personas mayores van apareciendo gradualmente como parte de lo ofrecido al trabajador. Pero lo nuevo parece apuntar hacia la atención del hogar. Como ejemplos, atender los jardines, mantener el orden y la limpieza del hogar, etc.

El universo de beneficios es muy grande. Este tipo de ayudas laborales se está expandiendo y desarrollándose como una manera de propiciar la armonía entre empresa y trabajador.

 

Fuentes de imágenes: Diego Coquillat  /  Legálitas  /  En Naranja