La tecnología evoluciona permanentemente, y esta evolución permite aplicaciones en las más diversas áreas de la actividad humana. Es así que una innovación que ha sido creada con un fin específico, experimenta cambios y adaptaciones que la hacen apta para otros usos. El uso de los drones en Hostelería es un ejemplo claro de esta evolución.

Los drones, vehículos  que vuelan sin tripulación, fueron creados con fines bélicos y de espionaje. Pero el ingenio humano percibió en ellos posibilidades de usos que nada tenían que ver con la guerra.

Estas múltiples aplicaciones fueron causa y efecto de la evolución de estos aparatos. La inteligencia artificial, los sensores de alto poder y sistemas electrónicos de última generación, han hecho de los drones un auxiliar muy versátil.

Es así que actualmente los drones son instrumentos muy valorados.  Los usan los fotógrafos para lograr imágenes imposibles por otros medios, las empresas de seguridad para control y vigilancia, los niños para jugar.  Y  la Hostelería también ha visto en los drones una innovadora posibilidad de mejorar el servicio a sus clientes.

Uso de los drones en reparto de comida

Reducción de contacto humano, espacio de circulación  que no afecta el tránsito vehicular o de personas, control centralizado, son algunos de los beneficios del uso de los drones en hostelería.

Si bien ya se venían haciendo ensayos de usos de drones para delivery, en 2021 comenzaron a concretarse aplicaciones en diferentes contextos. La pandemia y la necesidad de evitar la circulación de personas, quizás fue un factor que aceleró  los procesos.

Una iniciativa muy significativa fue el servicio para una asociación de dos empresas. Una de ellas, la empresa española Aerocamaras es fabricante de drones. La otra, GEIC, es especializada en asesoramiento y gestión de infraestructuras portuarias. Trabajando en conjunto, ambas empresas han logrado un delivery con destino a los yates  anclados en costas españolas. El servicio también se ha extendido a resorts de lujo.

Drones

Drones  entregan comida a yates anclados en el mar

Esta increíble innovación se hizo posible  gracias al trabajo cooperativo de Aerocamaras y GEIC. El servicio Premium de delivery de comida a yates fondeados en el mar fue presentado por Aerocamaras en el Congreso Nacional de Drones UNVEX, celebrado en julio de 2021 en Santiago de Compostela.

En el evento, la empresa líder en diseño y fabricación de aeronaves sin tripulación realizó demostraciones en vivo. En un espacio en las costas de Pontevedra, tuvo lugar la demostración de drones marítimos, que son los utilizados para el servicio a yates.

Ibiza fue el escenario elegido para probar la innovación del uso de drones para delivery. Una zona de gran volumen de embarcaciones de recreo y de un estándar alto de visitantes, fue considerado el lugar perfecto para probar el sistema.  La empresa que gestiona el servicio es Drone to Yacht.

¿Cómo funciona? El usuario realiza su pedido desde su yate por medio de su celular.  Puede instalar la app o utilizar la web de DroneToYacht para elegir el restaurante y lo que desea comer.  A continuación, espera y recibe un drone con su paquete.

Por su parte, el restaurante recibe el pedido, prepara los platos y los empaqueta. Los entrega a la empresa operadora de los drones. Se cargan en el aeronavegador, se programa la entrega  y  despega. Aterriza con precisión en donde el cliente espera.

El dron es eléctrico y ofrece un servicio silencioso a una velocidad máxima de 32 nudos. Tiene un sistema de carga y de suelta de carga que hace posible el transporte. Además, la empresa fabricante sostiene su compromiso con el medioambiente.

El objetivo de la empresa es extender su radio de acción. La idea es poder desembarcar en las costas italianas y hasta en el Caribe.  Los restaurantes que adhieran a este sistema estarán llegando a sitios distantes en mucho menos tiempo que con lanchas. El sistema se muestra también como más económico que los existentes para el mismo servicio.

La experiencia del uso de drones para repartir comida en el autocine

El Autocine Madrid Race y la app de pedidos de delivery Gopick también están incursionando en las entregas con drones.  Participan las aeronaves de Net2fly, una empresa dedicada al rubro de drones. Esta empresa gestiona la documentación de los pilotos y la flota de los drones, así como la logística para que no existan interferencias.

Los dueños de la iniciativa entienden que con el uso de drones se reduce en más de un 70% el tiempo de espera.  El cliente realiza su pedido en su Smartphone y lo recibe en su automóvil, sin contacto con persona alguna.

Las aeronaves estarán comandadas por pilotos profesionales. Pueden trasladar hasta dos pedidos en simultáneo de hasta cuatro comensales.

¿Puede llegar un dron con un pedido de comida a una casa en la ciudad?

La tecnología ya lo permite, pero este tipo de servicio de delivery requiere de una legislación nacional que lo regule.  La normativa de uso del espacio aéreo no contempla a los drones, y se ha generado polémica en cuanto a los riesgos de su uso en ciudades.

Por otra parte,  cabe preguntarse si vale la pena el  transporte de delivery con drones.  Requiere de un ecosistema para que este medio de transporte sea posible, eficiente y, especialmente rentable. Hasta ahora, cualquier sistema de reparto es más económico que el uso de los drones.  Una opción que se está previendo es la de establecer puntos de recogida para este transporte que realizará la entrega en el último tramo, no mayor a una milla.

Todo es posible y realizable. El uso de drones en hostelería se va abriendo camino y encuentra innovadoras utilidades.

Comparte