Cuando entramos en un restaurante, podemos tener dos tipos de reacciones muy diferentes. Una de ellas sería la de sentirnos como en casa o mejor, por una decoración y un espacio atractivos, acogedores. En otros casos, abandonamos el local al momento de haber entrado: algo nos dice que no nos sentimos bien en su interior, que no es atractivo para nosotros.

Si vas a montar o reformar tu restaurante y elegir su decoración para que futuros clientes tengan la sensación de estar en un lugar con encanto, hay una serie de consejos que puedes tener en cuenta.

A la medida del cliente

El primer paso para decidir el estilo que tendrá tu establecimiento es conocer bien el perfil de tus clientes. ¿Cómo son los clientes más habituales?, ¿qué gustos y preferencias tienen? No es lo mismo diseñar un lugar para ejecutivos, para una familia, para reuniones de amigos y celebraciones, etc.

También hay que tener en cuenta el tipo de comida que vas a ofrecer. La decoración siempre debería estar a tono con los platos, con los ingredientes que los componen, incluso con la técnica utilizada en las distintas elaboraciones.

restaurante

El mobiliario y elementos, un aspecto reluciente

Los materiales, mobiliarios y elementos elegidos tienen que estar en las mejores condiciones, deben brillar y tener una apariencia de nuevos. Siguiendo el tópico de que “la comida entra por la vista”, esto puede suceder ya desde la misma entrada al local.

La elección de los materiales puede ser de aquellos que tengan una larga durabilidad. Los de tipo natural u orgánico son una buena elección.

La comodidad

Los muebles (sobre todo las sillas y las mesas) tienen que ser cómodos para los clientes. Modernos o estilo “vintage”, urbanas o rurales. Pero cómodos. Si no son confortables para el cliente, la idea no está funcionando bien. Cada comensal debe sentirse como en casa.

La luz natural

Está demostrado. Podemos imaginar muchas clases de luz artificial, dando distintos toques al comedor de nuestro restaurante. Pero la iluminación natural sigue siendo la que ofrece mayor sensación relajante.

En este punto es importante el análisis del perfil de cliente, del estilo que se ofrece, diferentes zonas con distintas iluminaciones, etc.

La banda sonora del comensal

La música importa en el interior del restaurante. Comer en silencio no es cómodo, de forma general. Los sonidos adecuados constituyen otro de los factores de entretenimiento en el local.

¿Qué tipo de música elegir? Mejor seleccionar canciones sin letra y de estilos suaves, como el Jazz, la clásica, música Zen, etc.

La temperatura

La temperatura tiene que ofrecer un entorno cómodo. Aunque suele ser una cuestión subjetiva para cada cliente, hay que buscar aquella temperatura que ofrece un entorno más cómodo a la mayoría de los visitantes.

restaurante con encanto

Diferentes ideas decorativas para distintos restaurantes

Locales pequeños

En el caso de los comedores pequeños, la decoración es un factor muy importante. Muchas veces estos pequeños tamaños son los que mejor resultado ofrecen, entre otras cosas porque el entorno íntimo y acogedor que aportan. También influye que el trato por parte del personal de sala y cocina suele ser más personalizado, e incluso más rápido y eficiente, al existir un menor número de mesas que atender.

Restaurantes temáticos

No siempre la decoración de un restaurante irá ligada al lujo más exquisito. Una buena idea puede ser diseñar el aspecto decorativo según la comida que se sirva. Imaginemos que hemos elegido la comida asiática, especialidades italianas, menús árabes, dieta vegetariana, comida mexicana, etc. Son muchas las ideas y en todos los casos podremos crear un entorno que acompañe. Incluso con elementos de bajo coste. La creatividad puede sustituir perfectamente a elementos de decoración o mobiliario muy lujosos.

Ejemplos de restaurantes con decoración temática especial en España

Imprebistró

La idea que rodea a Imprebistró es la de ofrecer una puesta en escena espectacular al cliente, sin que se pueda saber nada a priori. Los comensales reservan a través de su página Web y no saben ni dónde se servirá su cena, ni cómo.

Bharma

Este establecimiento de Barcelona rinde tributo a la serie televisiva de “Perdidos”, con un detalle del avión que se estrelló incluido. Además, siempre se pueden encontrar propuestas relacionadas con el cine, maratones sobre series, etc.

Cueva La Martina

cueva martina

Este local es uno de los más peculiares en toda la geografía española, porque está integrado en el interior de una cueva real, excavado en la roca. Todavía conserva el encanto de su construcción original, en el siglo XVI. Las estancias, el mobiliario y los elementos decorativos han sido decorados.

Peggy Sue’s

El ambiente del restaurante Peggy Sue´s es el de los años 50 en Estados Unidos. Cada uno de los detalles de decoración y elementos está cuidado, los cuadros, lámparas, colores, uniformes del personal, etc. Hay 44 establecimientos repartidos en toda España.

Restaurante Submarino

El restaurante Submarino está situado en el impresionante Oceanográfic de Valencia. Su lujosa decoración nos seduce desde el momento en que entramos, sobre todo si somos amantes del mar. Una luz tenue, el fondo azul y el paso constante de los peces, hacen de la visita al Submarino una experiencia marina inigualable. La iluminación viene de una enorme lámpara central que simula un banco de medusas.

Castillo de las Tinieblas

Si nos gustan las emociones fuertes y pasar un poco de miedo mientras comemos, en Castelldefels podemos comer o cenar rodeados de telas de araña, personajes tenebrosos que aparecen y desaparecen, ataúdes, candelabros, calaveras y muchos más objetos decorativos siniestros.

Creperie Bretonne

La característica principal de esta cadena de restaurantes es que tiene, en cada uno de sus locales, un autobús como cocina. Son autobuses antiguos restaurados con el mobiliario del restaurante montado con materiales de anticuarios o incluso de desguaces de automóviles.

Fuentes imágenes: Guía Repsol  /  Vigo – Guachy  /  Fotos – Habitissimo /  Momondo