A la hora de comprar suministros de hostelería, comienzan las dudas. La oferta es inmensa y las publicidades abruman. El encargado de compras va y viene intentando elegir proveedor, tratando de identificar al que más le conviene.  No es una tarea fácil. El marketing de cada empresa que vende estos productos hace lo suyo e intenta convencer de que es el mejor proveedor.  Y, en definitiva, llega un momento en que no se sabe bien en base a qué criterio elegir. ¿Sabes elegir proveedor para tu restaurante?

Los suministros de hostelería cumplen una función importante en el restaurante, porque configuran la identidad del local. Al elegir proveedor, se está eligiendo servicio, calidad, estética, usabilidad, funcionalidad. Se está enganchando un eslabón a la cadena que permite que el sistema del restaurante funcione fluidamente. Y todo esto influye en la satisfacción del cliente.

Condiciones a tener en cuenta al elegir proveedor de suministros de hostelería

Hay cualidades básicas que debe tener el proveedor de suministros de restaurantes, que contribuyen a caracterizarlo como un buen proveedor. El precio es un factor, probablemente el primero que el encargado de la elección mira. Pero no debe ser el único. El precio tienta, y los vendedores lo saben bien. Por eso cada uno suele hacer hincapié en la conveniencia de los que él propone.

Pero hay que tener en cuenta que, a precios similares, existen rasgos diferenciales que definen la categoría de un proveedor de suministros.  Por lo tanto, hay que mirar más allá de esos precios.

Experiencia, trayectoria y reputación

Es un buen punto para empezar a investigar cuando hay que elegir proveedor de suministros.  Las referencias de colegas, las opiniones de otros restaurantes que trabajen con ese proveedor, serán aspectos claves para tener en cuenta. Un proveedor que se ha sostenido en el mercado durante mucho tiempo y del que todos hablan bien, seguramente es un proveedor confiable y que sirve al restaurante.

De la misma manera, si en las valoraciones de sus clientes aparecen muchos “pero”, quizás sea mejor dejarlo y seguir buscando.  Cuando se comienzan los contactos, es conveniente pedir teléfonos para consultar referencias e investigar en la web y en las redes sociales sus interacciones.

Calidad de los productos que se vende

La calidad de los suministros irá en consonancia con las características del restaurante.  El estilo, la estética, las características del material, hablarán del restaurante, y por tanto, son importantes para la imagen de la marca.  Es aquí donde la relación con el precio es bien directa. Seguramente los suministros de calidad superior tendrán un costo mayor que los de calidad inferior.  En la opción, el encargado de las compras valorará cuál se adapta más al restaurante.

Un catálogo amplio y abarcador

La mayoría de los proveedores ofrecen varios productos. Con un buen abanico de posibilidades se puede elegir cada insumo de acuerdo al lugar que ocupa en el local y, especialmente, a su vinculación con el cliente. 

Asegurarse que el proveedor realmente disponga de diversidad en cuanto a calidad y clase de productos, hará más efectiva la compra.  La observación del catálogo es buena fuente de información. Si un proveedor vende la mayor parte de los suministros que el restaurante necesita, se facilita la gestión del restaurador.

Actualización e innovación

En los suministros ocurre lo mismo que en otros aspectos de la vida del restaurante. Cambian las modas, aparecen innovaciones y productos nuevos que marcan tendencia en el sector. Un buen proveedor de suministros debe mantenerse al tanto de las novedades y de las innovaciones para presentarlas a sus clientes.

Close-up image of woman paying with credit card in cafe

Asesoramiento

Un proveedor que favorecerá al restaurante, no solo vende sino que también asesora. Periódicamente visita el restaurante para averiguar cómo han resultado los productos que ha entregado. Asimismo, estará siempre atento a las necesidades de sus clientes y realizará sugerencias de insumos que las satisfagan.

Se integrará al restaurante, para valorar de primera mano cómo funcionan los productos que ha vendido y qué puede ofrecer para mejorar.  Es necesario averiguar si ese en el que el gestor está pensando tiene en cuenta esta condición. 

Calidad del servicio

Es una consideración muy importante que impacta en el funcionamiento general del restaurante. La puntualidad en las entregas, que lo entregado sea realmente lo solicitado, las garantías de los suministros, deben ser muy tenidos en cuenta.  Si no se cumplen las fechas pactadas, algún sector del restaurante tendrá problemas, y el gestor un dolor de cabeza.

Condiciones del servicio

La mayoría de los proveedores de suministros tiene ya establecidas sus condiciones de trabajo.  Marca tiempos de anticipación de los pedidos, plazos de entrega, formas de pago.

Sin embargo, un buen proveedor debe ser capaz de escuchar y de atender a las necesidades de su cliente en estos aspectos.  Al elegir proveedor, es importante que el restaurante le plantee su plan de trabajo con él.

Por lo tanto, el primer paso es tener bien claro todo este sistema. Incluye la frecuencia de pedidos y de entregas, los horarios de las mismas, si trabaja fines de semana en temporada alta. También si está dispuesto a pedidos de emergencia fuera de plazo.

Los pagos

Un asunto clave a negociar y acordar es la forma de pago. Hay proveedores que varían los precios de los productos que venden según la forma de pago escogida por su cliente. 

El mejor sistema siempre es el pago contado en el momento de la entrega. Si el restaurante está en condiciones de hacerlo de esta manera, podrá negociar algunos beneficios y descuentos. Pero a veces esto no es posible, por lo que tendrá que trabajar con el proveedor para que los precios no se eleven demasiado por pagos a largo plazo.

Cuando el restaurante presenta claramente una propuesta bien ordenada, es muy probable que el proveedor la acepte, aunque la misma no coincida totalmente con lo que ya tiene establecido. O, por lo menos, se prestará a una negociación de la que surjan resultados convenientes para las dos partes.

Un sistema útil para elegir proveedor es preparar una plantilla de registro en la que se realizarán anotaciones acerca de cada candidato analizado.  De esta manera, se podrán comparar objetivamente las condiciones de trabajo de cada uno y elegir el más conveniente.

Comparte