Para la restauración y la hostelería diciembre es uno de los meses con más oportunidades de buena rentabilidad.  Pero  para aprovechar este momento, es necesario preparar el restaurante para la Navidad. Es importante  mostrar al público de siempre y a los nuevos clientes que el restaurante los espera con ánimo de fiesta, para celebrar este encuentro tan especial. ¿Has preparado bien tu restaurante y sus propuestas para estos días?

La gente tiene ganas de encontrarse con amigos, de reunir a la familia, de celebrar con los compañeros de trabajo con los que se comparte todo el año.  Después de las restricciones del año pasado, las personas están ávidas de salir de casa, de compartir festejos y de respirar alegría.

Por su parte, los restauradores intentan captar a este público, y esperan una buena zafra navideña, que contribuya a su recuperación luego de la inercia de los tiempos de restricciones.

Esta necesidad de las personas debe ser el foco de los planes para poner a punto el restaurante para la Navidad. De nada vale que el local se vista de luces, brillos y colores si el ambiente humano no acompaña el momento.

Las propuestas se multiplican y los restaurantes compiten ferozmente para conquistar el mercado.  La clave está en cómo se prepara el restaurante para esta temporada de fiestas y en qué se apoya para tentar a los potenciales clientes.

¿Qué esperan los potenciales clientes de un restaurante para las fiestas navideñas?

Las personas se vuelven un poco más exigentes cuando eligen un restaurante para Navidad.  Es una celebración que se vive de manera muy especial y que simboliza mucho para la mayor parte de las personas. La Navidad es como un enorme paquete que encierra muchas condiciones.

Cuando se piensa en festejar la Navidad se aspira a disfrutar de  buena comida y bebida, en un ambiente acogedor y cómodo,  colorido y luminoso en la estética. También se piensa calidez y buen ánimo en las personas y, especialmente, está en el espíritu de todos los afectos, la amistad, el amor.  Todo eso es la Navidad para los clientes de restaurantes y a todo eso debe dedicarse el equipo de gestión cuando prepara el restaurante para Navidad.

No se debe olvidar que mucha gente ha quedado marcada por el miedo a los contagios de COVID.  Las medidas de reducción de riesgos pesan en las decisiones. Y, por supuesto, los precios también inciden. La crisis afectó a la mayor parte del país, y aunque en las fiestas de fin de año siempre se gasta un poco más, hay muchos  otros gastos a lo que atender.

Este es el diagnóstico sobre el que el restaurante comenzará a pensar en qué puede hacer para atender a este público 2021 que es bastante diferente al de otras épocas.

Algunas sugerencias para preparar el restaurante para la Navidad

La preparación del restaurante abarcará todas las áreas del restaurante.  La cocina, la sala, el equipo humano, cada sector debe imbuirse del espíritu navideño.

¿Cómo encarar la preparación del restaurante para la Navidad? El mejor sistema es reunirse con las personas que se ocupan de cada área de trabajo. De esta manera el gestor propondrá sus ideas y los demás también aportarán las suyas. Se debe lograr que la Navidad se meta en la cabeza de todos, y que se entienda  que es una gran oportunidad para el restaurante.

El personal

Determinar cuántos empleados se necesitan es un asunto importantísimo para preparar el restaurante para la Navidad.  Importante y bastante difícil  de gestionar.  El tema pasa por definir cuántos empleados deben funcionar en  la cocina, en la atención de la sala, en la limpieza, en la gestión de las reservas y las consultas. El objetivo será ofrecer un excelente servicio en todos los aspectos.

Aumentar el personal implica aumentar costes, y será necesario hacer buenos cálculos. Estimar los clientes es difícil. Hay restaurantes que optan por definir un número razonable de clientes, prepararse para ese número y limitar las reservas.  Es una opción interesante, pero quizás se pierdan oportunidades.

El menú

La propuesta gastronómica es fundamental. El perfil del restaurante y el del público al que apunta tienen que mantenerse en el menú de navidad. Pero hay que  innovar.  Componer un menú atractivo con algunas opciones entre las que los clientes puedan elegir es una buena estrategia.  No se requiere una carta muy amplia, sino unas pocas propuestas diferentes que permitan alternativas.

Al elaborar este menú navideño se debe pensar bien en la relación costes-rentabilidad. Es decir, se pueden integrar platos de menor coste que dejen buenas ganancias.  Este es un tema en el que  la opinión del cocinero tendrá un gran valor.

Muy importante es que haya platos en el menú que atiendan a la diversidad alimentaria. Vegetarianos, veganos, intolerantes  al gluten, diabéticos y todas las opciones de alimentación tienen que estar cubiertas con el menú. No es tan difícil, hay platos que atienden a varias al mismo tiempo.

Una propuesta interesante que suele resultar muy aceptada en fiestas de tipo empresarial son los menús de tipo cerrado con precio fijo all inclusive. Es un modelo que resulta cómodo para quien organiza un almuerzo o cena con los compañeros de trabajo.

Si el restaurante está dirigido a un público joven, hay que tener presente que los estudiantes siempre tienen recursos muy limitados. Un menú básico, con buena barra de bebidas,  platos para compartir y un poco de música seguramente atraerá a la juventud.

En el caso de que se pretenda conquistar a las familias, es conveniente disponer de un menú en el que los niños encuentren lo que les gusta.  Quizás se pueda preparar una opción especial para los pequeños. Y, si es posible, habilitar algún espacio de entretenimiento para ellos.  Si los padres pueden disfrutar de una velada tranquila mientras los niños están entretenidos, se llevarán la mejor impresión del restaurante.

Decoración navideña

La decoración

Un rasgo distintivo especial en la Navidad es la decoración. El espíritu navideño exige brillo, rojo, dorado, blanco, verde. Con una mirada general, tiene que percibirse la Navidad en el local. Pensar en detalles que marquen la diferencia sin sobrecargar el ambiente, permitirá crear un agradable ambiente navideño. Un detalle en el uniforme del personal también dará un toque especial en esas fechas.

El marketing

Crear una estrategia de marketing especial para estos días es clave para conquistar al público.  La presencia en las redes sociales tiene que ser intensa y variada. Es necesario responder a las consultas y estar muy atento al intercambio con los interesados.

Las imágenes y los textos deben sugerir una experiencia festiva y muy navideña, adecuada al perfil del público esperado.  Pocas publicaciones pero frecuentes, textos cortos e imágenes que sugieran mucho son los consejos para la campaña de marketing.

Para preparar el restaurante para Navidad  hay que planificar. Es importante diseñar todo el proyecto para que tenga unidad y no queden olvidados detalles importantes.

Comparte