La idea de gestionar distintos restaurantes a la vez puede parecer descabellada e imposible de llevar a cabo. Pero es perfectamente factible.  Existen muchos ejemplos de múltiples emprendimientos de restauración gestionados por la misma persona. Y nadie se ha vuelto loco por eso, es cuestión de desarrollar estrategias y, sobre todo, de planificar una organización eficaz.

Todos estos gestores han encontrado el equilibrio que les permite que los restaurantes a su cargo tengan el éxito esperado. Una vez que se encuentra el camino, fluye la sinergia que permite atender a los distintos restaurantes a la vez. 

¿Por qué aparece la idea de abrir distintos restaurantes a la vez?

Son tiempos de competencia extrema. El sector de la restauración es uno de los que más se elige a la hora de emprendimientos personales. Muchas personas anhelan un negocio propio y el pequeño restaurante parece ser una idea frecuente. Esto hace que los restaurantes que llevan tiempo en el mercado, tengan que agudizar el ingenio para sobrevivir.

Por un lado, en su misma avenida, en la calle de en frente, en todas partes ven surgir otros locales con iguales o diferentes ofertas, público objetivo y precios. Y los viven como amenazas.  Por lo tanto, sienten la necesidad de cubrir esos espacios. La empresa decide, entonces, establecer otros locales para captar a esos clientes.

Por otro lado, en el país y el mundo se desdibujan fronteras. Si la propuesta del restaurante es innovadora y tiene buena acogida, se aprovechan las fortalezas. Es una buena oportunidad de mercado trasladar el modelo a otro barrio, ciudad o hasta otro país.

gestión restaurantes

La decisión de expandirse, de multiplicarse, no es sencilla. Se necesita inversión, y toda inversión es riesgo. Pero el riesgo es parte del éxito en los negocios y cuando las condiciones están dadas, hay que vivirlo.

La empresa comienza con un nuevo establecimiento. Poco a poco ve que los dos, el de antes y el recientemente inaugurado, funcionan perfectamente. Entonces busca nuevos nichos, zonas, ciudades donde existe la posibilidad de establecerse. Así comienza la cadena o la franquicia.

¿Hay condiciones para gestionar distintos restaurantes a la misma vez?  

Las únicas condiciones son las que el gestor se imponga. Los restaurantes a cargo del mismo gestor o administrador pueden ser emprendimientos iguales o diferentes.  A veces se trata de varios clones del modelo inicial.

Si se ha decidido abrir restaurantes iguales en diferentes lugares, seguramente ha habido previamente un estudio de mercado que ha avalado la decisión. Se conoce que existen clientes potenciales a los que la propuesta satisfará. Generalmente, en este caso, lo que vale para uno vale para todos, con pequeños ajustes de detalles.

Pero en muchas ocasiones, los emprendimientos son diferentes.  Distintas propuestas, otro público objetivo, diferente nivel de cocina, se pueden integrar perfectamente en la gestión.  Solo es preciso investigar, conocer y luego pensar y crear.

Para quien conoce el negocio de la restauración, gestionar distintos restaurantes a la vez es como generar canales que le proveen de beneficios. Canales a los que hay que cuidar.

Estrategias para la gestión de distintos restaurantes a la vez

Una buena gestión es resultado de la suma de intuición y de conocimiento. Estos son dos importantes ingredientes para generar la estrategia.

  • Lo primero es investigar y conocer. ¿Cuál es el público objetivo de cada emprendimiento?, ¿qué características debe tener cada local para satisfacer las necesidades de esos potenciales clientes?, ¿qué condiciones tienen los lugares donde funcionan cada uno de los restaurantes?

De esta investigación surgirá una especie de mapa de situación.  Se tendrá clara idea de las semejanzas y diferencias.  Y este será un buen punto de partida para las acciones adecuadas para cada uno.

  • Los diferentes restaurantes no pueden surgir por el solo capricho del empresario o del chef. Cada uno nacerá movido por un motivo. Existirá un momento especial, el descubrimiento de una nueva necesidad del público, un nicho de mercado. Multiplicar locales sin fundamento es un error.
  • Eneko Atxa, destacado chef que gestiona cadenas de restaurantes, aporta sus consejos. Afirma que es importante mantener en todos, las señas de identidad del que se considera ‘el buque insignia’, el principal.  Todas las personas involucradas en sus emprendimientos, empleados y proveedores, están inmersas en la cultura empresarial que ha desarrollado en sus restaurantes.  Se trata de lograr el trabajo al unísono, en sintonía, en un sistema que mantiene la sinergia.
  • Se puede emprender la gestión de distintos restaurantes como si fueran diferentes sectores del mismo. En este caso, no se trata de replicar la misma propuesta en todos, sino, precisamente, de establecer estilos distintos, especialidades propias en cada uno. De esta manera se incrementan las posibilidades de la diversidad de público que se puede atraer.
  • Una idea central es que todos los restaurantes son igualmente importantes. Este es un punto clave de la gestión, es necesario evitar priorizar unos sobre otros. Desde el más alto nivel hasta el más informal y popular, todos deben ser tratados con la misma atención.
  • Para gestionar diferentes restaurantes es imprescindible delegar tareas. Para delegar, es necesario integrar un equipo involucrado con la empresa, compenetrado con el sistema de trabajo. Sin un buen equipo es imposible el éxito.
  • Hay tareas que pueden unificarse. En la diversidad, hay asuntos comunes. Es conveniente centralizar los temas contables, las gestiones administrativas y las compras.

La idea básica de la gestión de restaurantes es igual para uno o para muchos: el proyecto debe estar orientado al cliente.  Las diferencias no deben interferir con este principio.